Artemia salina, eclosión y alimentación

Share on twitter
Comparte

inicio > Alimentación peces de acuario > Artemia salina, Brine shrimps

Venimos hablando de forma repetida de la artemia como fuente de alimento, tanto los crustáceos adultos como su forma recien eclosionada del huevo denomindo nauplio.

En la bibliografía acuarista reciben el nombre de Brine shrimps o monos de mar y tienen una gran fama por su valor nutricional cuando eclosionan para emplear como alimento de alevines de peces tanto de agua dulce como marina. Se emplea también en acuicultura para alimentación de marisco.

Sus formas de empleo puede ser viva, congelada o liofilizada.

El valor nutricional de la Artemia salina varía entre las diferentes especies y entre diferentes poblaciones. Cubre la mayoría de requerimientos de macro y micronutrientes de la mayoría de crustáceos tanto de agua dulce como de agua saldada.

El quiste, el huevo, de la Artemia está formado básicamente de proteína. La composición del quiste en inicio de proteínas y grasas se va reduciendo según evoluciona el nauplio, que es el primer estadio tras su eclosión. Tanto el quiste decapsulado, elimindo del huevo la capa exterior dura, y el nauplio recién eclosionado presentan un valor nutricional similar con alta digestibilidad.

Artemia salina, eclosión y alimentación

Tras la eclosión del huevo el nauplio presenta un alto valor nutricional con una alta tasa de grasas Omega3. Tras las tres o cuatro primeras horas comienza a perder estos valores. Para poder mantenerlos es necesario la alimentación constante con microalgas o compuestos comerciales ricos en aminoácidos, lípidos y ácidos grasos. Es lo que conocemos por enriquecimiento del nauplio aumentando su valor nutricional. Este enriquecimiento es totalmente necesario para muchas especies de larvas de crustáceos y peces que de otra forma perecerían al no contender el alimento los compuestos necesarios suficientes.

La Artemia no regula su ingesta de aliento sino que la realiza de forma permanente. Si se quiere mantener los índices de grasas es necesario realizar un enriquecimiento permanente ya que el crustáceo los degrada y transforma en otros compuestos muy rápidamente.

La Artemia salina, eclosión, estadios y alimentación

La Atemia, cuya denominación engloba un gran número de especies diferentes, está presente en todos los continentes con la excepción de la Antártida siempre en entornos salinos. Son capaces de adaptarse a condiciones del medio muy extremas tanto en aguas con muy poca concentración de oxígeno, entornos con una salinidad disparada e incluso en agua dulce.

Su gran distribución es consecuencia de la acción del viento y las aves pero también de la acción del hombre que la ha introducido en diversas localizaciones.

Artemia salina, eclosión y alimentación

En el caso de poblaciones bixesuales la artemia adulta alcanza tallas de 10 mm. En poblaciones reproducidas de forma asexual, donde el óvulo tiene la capacidad de desarrollarse sin haber sido fecundado, pueden alcanzar los 20 mm. El útero de la hembra puede contener hasta 200 huevos.

La Artemia nunca descansa o duerme porque tiene que estar en permanente movimiento tanto para respirar como para alimentarse.

Presenta un claro dimorfismo sexual siendo las hembras siempre más grandes. Los machos a su vez presentan las antenas de la cabeza, que son órganos sensibles, de mayor tamaño y modificadas en forma de pinza que son empleadas durante la reproducción.

Cuando los nauplios eclosionan presentan un solo ojo de gran tamaño y configuración simple para transformarse en dos más complejos según se desarrolla el pequeño crustáceo.

A su primer estadio larval, tras la eclosión, se le denomina nauplio y tiene un tamaño de entre 400 y 500 micras.

En este primer estadio todavía no se alimenta al no tener operativo el aparato digestivo. Las condiciones de salinidad y temperatura condicionan cuando se produce la primera muda que suele rondar las primeras 24 horas. El segundo estadio larvario tras la primera muda se denomina Metanuplio y es cuando comienza a alimentarse de pequeñas partículas de entre 1 y 40 micras, normalmente microalgas, detritus y bacterias.

Durante su vida la Artemia realiza hasta 15 mudas con las que completa su estructura corporal. Alcanza la madurez sexual entre los 10 y 14 días tras la eclosión y su esperanza de vida en condiciones adecuadas de mantenimiento es de 6 meses.

La reproducción de la Artemia salina

En la reproducción asexual, sin fecundación de óvulo o Partenogénesis, la hembras desarrollan en su interior huevos que se transforman en nauplios eclosionados tras la puesta. En la reproducción bisexual con fecundación generan un huevo recubierto de una cáscara dura. Una vez generado el huevo entra en periodo de latencia o diapausa, donde el desarrollo embrionario se detiene y es expulsado por la hembra.

Artemia salina, eclosión y alimentación

En la naturaleza estos huevos quedan flotando y son arrastrados por el viento hasta las orillas donde se van acumulando y secando. Los quistes secos, deshidratados, queda con forma bicóncava. Al hidratarse recuperan su forma esférica y continúan con su desarrollo embrionario.

Tras 24 horas la cascara externa se rompe y aparece el embrión rodeado por una membrana cuticular quedando unido a la cáscara vacía durante unas horas. Tras completar su desarrollo los nauplios comienzan a mover sus apéndices rompiendo esta membrana hasta desprenderse de ella y comenzar la natación libre.

La Artemia adulta produce desoves de entre 50 y 200 huevos cada 4 o 6 días.

Los huevos deshidratados sin actividad metabólica pueden resistir temperaturas extremas, contacto con líquidos agresivos y total ausencia de oxígeno. Esto les permite sobrevivir al secado total de la charca donde habitan para comenzar la actividad cuando vuelve a inundarse.

Los quistes de Artemia son higroscópicos absorbiendo agua en las primeras 24 horas hasta doblar su peso inicial.

Los huevos de Artemia decapsulados son aquellos que a través de un tratamiento oxidativo se les elimina la capa dura exterior que recibe el nombre de Corión. Al no tenerlo estos huevos de Artemia eclosionan a mayor velocidad.

Los quistes hidratados de artemia deben mantenerse en temperaturas entre los -18º y 40ºC para no interrumpir su metabolismo. La eclosión del nauplio se produce más rápido cuanto mayor sea la temperatura (entre 4 y 32ºC). También es importante la luz para activar el metabolismo produciendo mucho menor número de eclosiones si tratamos de eclosionar Artemia salina en penumbra u oscuridad.

Los huevos hidratados tienen un tamaño de 0,45 milímetros. Con este tamaño de hidratación comienza la fase de ruptura del corión o capa externa. Desde la hidratación del huevo con cáscara dura hasta la eclosión del nauplio dura entre 24 y 48 horas.

Vídeo: How to Culture Brine Shrimp | Artemia
Autor: 6M Aquarium Fish

Leer más artículos sobre acuariofilia de agua dulce

Share on twitter
Compartir