Elegir las rocas más adecuadas para nuestro acuario

Share on twitter
Comparte

inicio > Acuariofilia de agua dulce > Elegir las rocas de nuestro acuario

Las rocas presentes en el acuario son algo más que un mero objeto decorativo. En muchas ocasiones son parte fundamental de la infraestructura necesaria para el mantenimiento de muchas especies de peces.

Es una norma bastante generalizada el no emplear rocas calizas porque endurecen el agua. Si bien es un consejo adecuado hay muchos acuarios que en función de los peces y las plantas que mantengan requerirán de un pH alcalino y una dureza alta.

Obviamente el empleo de este tipo de rocas en aquellos acuarios que lo requieran nos dará unos niveles de estabilidad mucho más altos siempre que se mantenga correctamente los compuestos nitrogenados y el CO2 presente.

Tipos de roca y minerales a emplear en el acuario

Un primer consejo sería siempre elegir aquellas rocas bien compactadas descartando todo tipo de arenisca o rocas sedimentarias formadas por una mezcolanza de minerales diversos y no identificados.

Elegir las rocas más adecuadas para nuestro acuario
Elegir las rocas más adecuadas para nuestro acuario

Antes de seleccionar, comprar o recolectar nuestras rocas debemos decidir el tipo de acuario que vamos a montar: Si va a ser un acuario de aguas blandas normalmente con pH ácidos o neutros o un acuario de aguas duras con pH alcalinos.

En el caso de acuario de aguas blandas emplearemos rocas ácidas, como el granito, gneis y cuarzos en general. En el acuario de aguas alcalinas elegiremos entre calcitas y mármoles.

En los acuarios de agua dulce podemos emplear roca volcánica, que resulta muy atractiva. Antes de hacerlo, tanto con estas rocas como cualquier otra que nos siembre duda, debemos hacer la prueba del ácido.

Esta prueba del ácido consiste simplemente en depositar sobre la superficie de la roca cualquier ácido… nos vale incluso el vinagre y el zumo de limón. Si la superficie de la roca burbujea es prueba inequívoca de que se produce una reacción ácido-base debido a su origen alcalino y por tanto no debemos emplearla en acuarios de aguas blandas.

El Aquascaping o Aquascape de las rocas en el acuario

El térmico Aquascaping o aquascape ya lo hemos visto en la sección de la acuariofilia marina. En agua dulce es un término exactamente igual. Se trata de planificar la colocación de los objetos decorativos en función de un diseño más o menos planificado.

Elegir las rocas más adecuadas para nuestro acuario
Elegir las rocas más adecuadas para nuestro acuario

Es de perogrullo decir que debemos prestar especial atención en la colocación de las rocas ya que si se desplazan o se caen pueden acabar por rajar o romper la urna.

Colocar la roca antes que el sustrato da mayor estabilidad a la decoración, con independencia de que los peces que mantengamos no sean cavadores.

La erosión sobre el sustrato del acuario es evidente a través de los sifonados y cambios de agua. Con estos procesos podemos provocar un desplazamiento de la decoración y que esta se descomponga.

No debemos descartar el uso de siliconas para adherir las rocas si nuestro diseño fuera a base de columnas depositando rocas unas sobre otras. Se pueden fijar, con el acuario seco, al cristal.

Si empleamos capas gruesas de silicona está se desprende fácilmente en caso de cambiar la decoración. Es importante seguir las instrucciones del fabricante y cumplir escrupulosamente los tiempos de secado antes de colocar el sustrato y el agua.

Podemos y es conveniente planificar previamente la decoración porque con ella podemos crear fronteras físicas para especies territoriales y podemos crear refugios para posibles parejas reproductoras.

Elegir las rocas más adecuadas para nuestro acuario
Elegir las rocas más adecuadas para nuestro acuario

Con las rocas también podemos crear terrazas lo que darán profundidad al acuario o delimitar zonas con sustrato más profundo donde colocar aquellas plantas con más raíces.

No debemos olvidar de descontar de nuestro volumen total el volumen de las rocas empleadas en la decoración. Esto es importante de cara al futuro uso de aditivos, medicamentos o acondicionadores.

En mi opinión personal siempre es más recomendable, práctico y estético colocar pocas rocas pero de mayor tamaño que un sin fin de pequeñas rocas.

Con el objeto de crear una decoración muy potente en el acuario podemos emplear piedra de pizarra. Su tonalidad oscura contrasta a la perfección con las tonalidades verdes de las plantas y aumenta la coloración de los peces. La pizarra podemos trabajarla un poco al detalle con ayuda de una sierra para metales.

Leer más artículos sobre acuariofilia de agua dulce

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta