El filtro biológico de placas

Share on twitter
Comparte

inicio > Acuariofilia de agua dulce > Filtro biológico de placas

Hoy hago una revisión de un equipo de filtrado bastante antiguo menos usado en la actualidad denominado filtro biológico de placa.

El filtro biológico de placa se caracteriza por realizar la función de descomposición nitrogenada de los desechos sin extraer el agua del acuario. En estos tipos de filtro el movimiento de agua a través de la grava potencia sus prestaciones como sustrato para la asentamiento bacteriano.

Este movimiento de agua se crea descendente empleando un compresor de aire o cabeza impulsora en superficie o ascendente si empleamos un filtro exterior presurizado.

El filtro biológico de placas

Los filtros de placa dotados de sustratos biológicos propios de desecharon muy rápidamente porque obligaban a tener que desmotar todo el acuario para limpiarlos.

Por tanto quedaron exclusivamente como un filtro bajo el sustrato en forma de lámina perforada que impulsaba el agua a través de varias chimeneas. En este equipo es la propia grava la que actúa como sustrato filtrante para el asentamiento bacteriano.

El movimiento de agua generado en la chimenea por la subida de grandes burbujas de aire provoca una presión negativa bajo el sustrato lo que fuerza a entrar al agua por la parte interior del tubo atravesando el sustrato hacia la zona inferior de la placa. Esto genera un movimiento permanente de agua al tomarla del fondo del acuario por debajo del sustrato para llevarla a superficie.

El filtro biológico de placas

Por este motivo es por lo que recibe el nombre de biológico. Las cepas bacterianas empleando el oxígeno puesto a su disposición a través de la circulación sintetizan el amonio/amoniaco en nitritos y después en nitratos.

Una de las desventajas que presentan estos filtros es que un corte de corriente prolongado deja sin suministro de oxígeno a las colonias de bacterias y éstas perecen muy rápidamente con el peligro que eso supone para el equilibrio del acuario.

El filtro biológico de placas

Funcionamiento de un filtro biológico de placas

El filtro biológico de placa basa su funcionamiento en forzar al agua que se encuentra por encima del sustrato a atravesarlo. Para que esto se realize de la forma más homogénea posible la placa que se apoya sobre el cristal de fondo del acuario se encuentra perforada de la manera más repartida posible para evitar zonas estancadas donde se generen putrefacciones.

Uno de los mayores problemas que presentan estos filtros es que en la mayoría de los casos la zona más cercana a la chimena generan la mayor cantidad de intercambio de agua dejando relegado a la mínima expresión la circulación en las zonas más alejadas.

El filtro biológico de placas

Con el tiempo esto se resolvió de forma sencilla instalando más chimeneas y presentando las zonas más cercanas a la chimenea con menor número de perforaciones. A la contra en la zonas más alejadas se realizan agujeros de mayor tamaño y más numerosos con los que se logra una circulación más homogénea.

Otro problema de los filtros de placa es que tiende a perder mucha capacidad de movimiento según se apelmaza el sustrato que está por encima. El agua siempre tiende a ir por donde menos resistencia encuentra. Los sustratos además no presentan igual espesor en toda la superficie del acuario. Por lo general las zonas trasera presentan mayor altura de sustrato para generar profundidad. Por este motivo las chimeneas se colocan en la parte trasera tratando de equilibrar esta diferencia de resistencia.

El filtro biológico de placas

Hay tres maneras principales de generar este movimiento a través del sustrato:

  • La más empleada es el empleo de la piedra difusora conectada a un compresor de aire. Este sistema es óptimo porque se logra una mayor oxigenación del agua ya que se multiplica la superficie de contacto del agua con las burbujas. Sin embargo el difusor requiere de emplear una chimenea de suficiente diámetro como para permitir que podamos sacarlo para sustituirlo. Con un caudal de aire bajo las salidas con difusor presentan un rendimiento mucho menor.
  • El empleo de cabezas impulsoras en la salida de la chimenea o el empleo de un filtro presurizado exterior que mueva el agua esta vez de abajo arriba a través del sustrato sin empleo de chimenea. Estas bombas de movimiento y el filtro son regulables en caudal y permiten un reparto más uniforme del movimiento en el sustrato.
El filtro biológico de placas

Un sistema extra para la oxigenación del acuario es unir a la bomba de movimiento instalada a la salida de la chimenea un macarrón estrecho conectado a un compresor a través de un venturí. Esto permite la entrada de burbujas de oxígeno muy pequeñas de forma permanente. Este sistema tiene la contra de generar un caudal excesivo que no todos los peces toleran.

Los filtros biológicos de placa bien instalados son muy útiles y nos dan muy buenos resultados en el desarrollo de las plantas ya que contribuyen a oxigenar la zona de las raíces y permite el movimiento de nutrientes

El filtro biológico de placas

El empleo de sustratos enriquecidos son incompatibles con los filtros biológicos de placa ya que el movimiento de agua arrastra estos nutrientes no dejándolos a disposición de las plantas. En estos casos se suelen colocar aquellas plantas con necesidades de sustrato enriquecido en maceteros enterrados bajo el sustrato sin orificios inferiores. De este modo ponemos a disposición de la planta los nutrientes y podemos forzar al circulación en el resto del acuario.

El filtro biológico de placas

Vídeo: Instalación filtro biológico de placas con compresor de aire
Autor: Penn-Plax Pet Products

Vídeo: Sifonado del sustrato sobre filtro biológico de placas
Autor: eHowPets

Leer más artículos sobre acuariofilia de agua dulce

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta