El control de los fosfatos en el acuario marino

La presencia del fosfato determina la salubridad de nuestros invertebrados y el control de las plagas de algas.
Share on twitter
Comparte

inicio > Acuariofilia marina > El control de los fosfatos

En este primer artículo referido al ciclo del fosfato sólo vamos a realizar una breve introducción a nivel de aficionado neófito. Más adelante según vayamos desarrollando contenidos incidiremos con más detalle sobre este residuo acumulativo que puede echar al traste cualquier acuario marino.

El fosfato es uno de los parámetros que debemos controlar en toda instalación marina. Su presencia determina la salubridad de nuestros invertebrados y el control de las plagas de algas. Los invertebrados y las algas marinas compiten entre sí por la supremacía en el arrecife. El fosfato es un factor que determina quien de las dos poblaciones se desarrolla y subsiste.

El acuario tiende por naturaleza a ser un almacén de residuos nitrogenados. Estos residuos orgánicos junto al temible fosfato impiden la vida de todo invertebrado sésil. Controlarlo y sacarlo del acuario es un aspecto primordial que no debemos pasar por alto.

En el medio natural de arrecife la presencia de fosfatos es testimonial, por debajo del 0,01 miligramos por litro. Aunque dañinos en cantidades mayores el fosfato es un residuo orgánico necesario para nuestras colonias coralinas llenas de algas… se desarrollen y se reproduzcan.

Sin embargo su presencia en demasía genera junto a una iluminación potente una fuente de energía que aprovechan las algas. El ciclo del fosfato es una de las claves fundamentales de todo acuario de arrecife. El metabolismo de los seres vivos que mantenemos degenera en fosfatos entre otras sustancias acumulativas.

La presencia del fosfato determina la salubridad de nuestros invertebrados y el control de las plagas de algas.
La presencia del fosfato determina la salubridad de nuestros invertebrados y el control de las plagas de algas.

El fosfato se hace presente tanto en la naturaleza como en nuestro acuario marino:

A través de la fotosíntesis en la degradación de la de glucosa por la influencia enzimática. Tanto de las algas zooxantelas que pueblan a nuestros invertebrados como a la algas superiores.

Todo ser vivo es un almacén de fosfatos al igual que toda toma de alimento. Su presencia y descomposición altera el equilibrio de nuestro acuario de arrecife. Es de vital importancia no permitir este almacenamiento de sustancias orgánicas. Son el motor del crecimiento de las algas lo que resulta totalmente nefasto para nuestros invertebrados marinos a los que tapizarán impidiendo su desarrollo.

El ciclo del fosfato, el nitrógeno y el calcio se relacionan en nuestro acuario

El ciclo del fosfato está íntimamente relacionado con el del nitrógeno. Dependiendo de la proporción de uno y otro beneficiará el desarrollo de diferentes especies de algas que competirán con nuestros invertebrados por la supremacía en nuestro arrecife. Además muchas especies de invertebrados sésiles verán comprometida su extensión de los pólipos ante altas concentraciones de estos desechos.

La presencia del fosfato también incide en la síntesis del Calcio, no sólo en los invertebrados denominados corales duros sino en todo organismo que emplee para su desarrollo este compuesto junto al magnesio y al estroncio… algas calcáreas y demás invertebrados marinos.

El ciclo del fosfato, el nitrógeno y el calcio se relacionan en nuestro acuario con importantes consecuencias para el estado del mismo
El ciclo del fosfato, el nitrógeno y el calcio se relacionan en nuestro acuario con importantes consecuencias para el estado del mismo

La forma más adecuada de combatir los fosfatos es a través de profusos cambios de agua generados a través del agua de ósmosis inversa y resinas especiales que lo retienen empleadas en reactores. Un skimmer sobredimensionado y un mantenimiento correcto de las cargas de filtro contribuirán a eliminar residuos orgánicos que producirán fosfatos en su degradación oxidativa. Para beneficiar la eliminación de desechos orgánicos se debe dotar al acuario de una corriente bien diseñada que no genere acumulación de detritos. Sustratos no apelmazados con invertebrados que lo remuevan y un extremo control de la alimentación tanto de nuestros peces como invertebrados.

Leer más artículos sobre acuariofilia marina y de arrecife

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

Share on twitter
Compartir