El por qué de los fosfatos en el acuario marino

El por qué de los fosfatos en el acuario marino
Share on twitter
Comparte

inicio > Acuariofilia marina > El fosfato en el acuario marino

Me había referido con anterioridad en un breve artículo a nivel de introducción sobre los fosfatos en el acuario marino y su relación con los nitratos, la asimilación del Calcio y brevemente sobre su efecto sobre las algas.

En este segundo artículo voy a profundizar un poco más complementando el artículo anterior.

Entre las tareas semanales de mantenimiento de nuestro acuario se incluyen el testeo de ciertos parámetros químicos. Estos testeos o controles permite prevenir futuros problemas que se avecinarán por concentraciones muy débiles o demasiado elevadas de un determinado parámetro.

Dentro de estas variaciones es muy común que el porcentaje de un parámetro determinado pueda fluctuar muy rápidamente debido al aporte dosificado de algún aditivo químico carente en ese momento. Esta afirmación da a entender que es más sencillo aumentar la concentración de un parámetro que disminuirlo y en realidad así es y más cuando una fuerte concentración puede afectar negativamente a los seres vivos del acuario.

Entre estos parámetros químicos nos vamos a centrar en la reducción de fosfatos y vamos a referirnos a los nitratos como elemento comparativo.

El por qué de los fosfatos en el acuario marino
El por qué de los fosfatos en el acuario marino

Los nitratos proceden de una acción oxidativa de los desechos orgánicos presentes en el agua.

Del nitrato ya conocemos que la presencia de ciertas bacterias con pobres cantidades de oxígeno disuelto en aguas de circulación muy lenta llegan a romper su molécula, para aprovechar el oxígeno, produciedo nitrógeno evaporable. También conocemos de los filtros denominados desnitrificadores que permiten la acción controlada de esta reacción a través del control electrónico del redox.

Sin embargo los fosfatos son más complejos de eliminar. Por tanto partiremos en primer lugar de la acción de conocerlos

Origen de los fosfatos y su relación con el acuario

En el agua marina de origen sin contaminar las concentraciones de fosfatos son muy bajas no siendo superiores a los 0,01 mg/litro. A pesar de esta baja concentración forman parte de los elementos esenciales presentes en el agua marina, tanto desde un punto de vista de fuente de energía como la de formar parte de la composición orgánica de los organismos vivos.

Los glicerofosfolípidos, denominados fosfolípidos, son los cuerpos grasos más importantes de las membranas biológicas de las que se rodean las células. Esta cantidad de fosfato presente en las membranas son ínfimas.

Los fosfatos están presentes en numerosos ciclos del metabolismo en forma de compuestos energéticos ligados. El ejemplo es el ATP o adenosin-trifosfato que proporciona energía a través de la cual se activan los procesos biológicos.

El por qué de los fosfatos en el acuario marino
El por qué de los fosfatos en el acuario marino

El metabolismo es el conjunto de procesos complejos que permiten a la célula transformar la materia y la energía durante los procesos de edificación y degradación orgánicos. Un ejemplo de estos procesos es el catabolismo que es la unión de de reacciones bioquímicas que provocan la transformación de materias vivas en desechos.

El metabolismo por lo general son cadenas de reacciones enzimáticas sucesivas que forman productos específicos para cubrir las necesidades del organismos.

Entre los ciclos más conocidos del metabolismo se encuentra la fotosíntesis, denominada también glicólisis o glucólisis en donde se degrada la glucosa por influencia enzimática transformando los azúcares. Esta transformación es vital para el desarrollo del metabolismo energético.

Los fosfatos presentes en muchos de estos ciclos metabólicos acaban por llegar al acuario y su presencia tiene consecuencias para el equilibrio de éste.

Introducción de fosfatos en el acuario marino

Una de las mayores fuentes de entrada de fosfatos en el acuario son los alimentos ofrecidos diariamente a nuestros peces e invertebrados.

Los alimentos ricos en proteínas, como puede ser la carne de mejillón, presentan un alto residuo de fosfatos orgánicos.

Los líquidos procedentes de los alimentos congelados como artemia, krill, larva de mosquito y similares presentan también altas concentraciones de fosfato y no deberían ser introducidos en el acuario.

El por qué de los fosfatos en el acuario marino
El por qué de los fosfatos en el acuario marino

Los fosfatos también proceden de la degradación de cadáveres tanto de peces como de invertebrados siendo liberados tras la oxidación de las partes orgánicas.

Estos fosfatos liberados al medio son atrapados en cantidades muy pequeñas por múltiples tipos de invertebrados sésiles pero el porcentaje aplicable a su degradación directa es insignificante. Los fosfatos que forman parte del organismo vivo vuelven al medio tras la muerte y degradación de los tejidos del cadáver.

Las presencia de fosfatos juega un papel crucial en el desequilibrio o balance iónico del agua marina siendo responsables en relación con el porcentaje de nitratos de la aparición de una u otra plagas de algas oportunistas.

Una alta concentración de fosfato tiene transcendencia sobre el ciclo del nitrógeno alterando la velocidad de la degradación de los diferentes residuos. Las colonias bacterianas reaccionan negativamente ante altos valores de fosfato perdiendo eficacia en su multiplicación y por tanto ralentizando la cadena de degradación de los nitritos en nitratos.

Los fosfatos también afectan a la capacidad de asimilación del calcio disuelto en el agua, no sólo de los corales duros constructores de esqueleto (madreporarios) sino sobre todos los seres vivos que emplean éste, junto al magnesio, estroncio y otros elementos, en la construcción de sus esqueletos: ejemplo las algas calcáreas litho o Mesophyllum.

Por tanto el estancamiento del desarrollo de los corales duros, la presencia de diferentes plagas de algas oportunistas, los problemas en la muda de los invertebrados, la aparición de múltiples patologías físicas de los peces están provocados por una conjunción de fosfatos y nitratos.

El por qué de los fosfatos en el acuario marino
El por qué de los fosfatos en el acuario marino

Eliminación de fosfatos en el acuario marino

Por lo general y además de lo comentado en el artículo enlazado al comiendo del artículo no hay otra opción para eliminar concentración de fosfatos disueltos que atraparlos, diluirlos o impedir que se generen.

Para atraparlos lo más sencillo aunque no definitivo ya que es complicado que consigamos reducirlos totalmente es ligarlos de forma irreversible con la ayuda de un floculante. Este es un proceso químico por el cual se añade al agua esta sustancia provocando que se aglutinen las sustancias colidales, decantándose y permitiendo su eliminación a través del filtrado del agua a través de una depuradora con las medidas correctas.

También podemos emplear resinas anti-fosfatos que atrapan el fosfato pero presentan el problema de un rápido apelmazamiento y una vida práctica relativamente corta siempre que consigamos mover la cantidad de agua suficiente a través de ella, siempre filtrada mecánicamente con anterioridad. No lograremos realmente una gran reducción de la concentración de fosfatos de este modo. Es más práctico realizar cambios con un agua marina libre de este desecho.

Una circulación interior correcta, un fondo de arena que removamos con peridodicidad y un skimmer eficaz nos ayudarán a prevenir las concentraciones de fosfato al eliminar el desecho previamente al inicio del ciclo de degradación.

Adecuar nuestro equipamiento al volumen biológico de nuestro acuario resulta fundamental. Diseñar bien el filtro no debiendo comprometer la calidad de nuestro agua con cargas mecánicas instaladas inadecuadamente o mal mantenidas.

Por último, otro aliado importante para el control de los niveles es el empleo de agua del Cal o Kalwasser. Veíamos en el artículo dedicado como al contacto con la leche de cal el fosfato precipita en forma de apatitas (fosfatos de calcio) no aprovechables. Tanto los fosfatos como los fosfolípidos se hidrolizan pudiendo ser retirados a través del sifonado.

Leer más artículos sobre acuariofilia marina y de arrecife

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

Share on twitter
Compartir