Fuentes de alimentación alternativas para los corales

inicio > Acuariofilia marina > Formas alternativas de alimentación de los corales

Publicamos un primer artículo dedicado a la alimentación de los corales marinos en cautividad basándonos en las fuentes de alimentación heterotróficas. Dentro de ellas clasificábamos las fuentes de alimento en función del tamaño de las presas: Fitoplancton y Zooplancton.

En esta segunda entrega relacionada con la alimentación de los corales vamos a hablar de otras formas que tienen estos increíbles seres vivos de conseguir su alimento: Origen bacteriano, materia orgánica en partículas en suspensión y nutrientes disueltos.

Las bacterias como fuente de nutrientes para los corales

Las bacterias son organismos unicelulares sin núcleo clasificados dentro del nivel procarionte. Los organismos procoriantes se clasifican a su vez en Eubacterias (Bacterias) y Arquobacterias (Archaeas).

Las bacterias son los seres vivos más abundantes del planeta y además tiene el tamaño más pequeño: entre los 0,5 y 5 micrones.

Fuentes de alimentación alternativas para los corales
Fuentes de alimentación alternativas para los corales

En los arrecifes coralinos la presencia de bacterias es máxima pudiendo superar en más de cien veces la cantidad presente en mar abierto. Su alto número y la gran cantidad de nitrógeno presente en sus organismos las convierten en una fuente de alimento de gran interés para muchas especies coralinas. La importancia de las bacterias es tal que hay especies de coral que obtienen el 100% de las necesidades de carbono y nitrógeno exclusivamente de este origen.

Las bacterias además de procurar carbono y nitrógeno son una fuente de fósforo para las algas zooxanthelas (simbiontes en los pólipos) además de aportar hierro y vitaminas.

La forma de capturar bacterias por parte de los corales es diferente según las especies estudiadas. Las Turbinarias por ejemplo emplean un mucus adherente que fijan en sus cilios en movimiento. El mucus además de constituir un elemento de captura es además un foco de cultivo para nuevas cepas bacterianas ya que es muy rico en carbono orgánico. El mucus se origina a base de compuestos sobrantes de la acción fotosintética de las zooxanthelas. El mucus desprendido también es un fuente muy rica de alimento ya que fija a su estructura materia orgánica en suspensión donde se asientan a su vez otras colonias bacterianas.

Los corales se sirven de sus fluidos gástricos para mantener en su entorno más cercano cultivos vivos de aquellas bacterias que le son más beneficiosas. Además de conseguir energía nutricional las bacterias le sirven para transformar el nitrógeno orgánico en nitrógeno mineral utilizable por las algas simbiontes en los pólipos.

Otro ejemplo de la convivencia con las bacterias son los corales del género Porites que mantienen bacterias dentro de sus propias células. En este caso esta relación no se conoce con seguridad si es simbionte o parasitaria.

Fuentes de alimentación alternativas para los corales
Fuentes de alimentación alternativas para los corales

Si las bacterias resultan tan importantes como fuente nutricional para nuestros corales el empleo de lámparas germicidas y equipos de ozono limitan el tamaño de sus colonias. En un entorno saludable las cepas bacterianas colonizan y se reproducen a lo largo de todo el sistema. Habría que estudiar el caso particular de cada acuario en función de la estabilidad del redox, la dureza de carbonatos y el pH la necesidad de instalar ozonizadores. La carga de peces y la estabilidad nos debe indicar si está justificado el empleo de lámparas germicidas.

La materia orgánica en suspensión recurso energético para el coral

La materia orgánica sedimentada es una excelente fuente de carbono orgánico y además es un sustrato abonado para la reproducción bacteriana de la que es indivisible. Está mezcla de detritus y bacterias es una rica fuente de nitrógeno, aminoácidos y vitaminas entre otros.

La materia orgánica en suspensión en la columna de agua procede de excreciones de los seres vivos del acuario. En los arrecifes está materia está formada por restos de algas en descomposición, restos de mucus y heces.

Debemos diferenciar entre la materia en suspensión proclive a ser alcanzada por las colonias de pólipos y la que se sedimenta sobre los diferentes sustratos del acuario.

El detritus en suspensión es consumido tanto por corales blandos, por corales duros y anémonas coloniales (Zohantidos). En algunos de los casos es la principal fuente de alimentación de manera heterotrófica. Es particularmente llamativo en algunas especies de Gorgonias donde la materia orgánica en suspensión es su principal medio de alimento por delante de las presas vivas.

En entornos de arrecife donde las aguas son poco transparentes por la gran presencia de materia en suspensión la acción de las zooxanthelas pasa a segundo plano como fuente de alimentación al no poder atrapar la luz. Los expertos en base a estudios realizados en estos entornos marinos dictaminan un desarrollo mayor del coral alimentado exclusivamente de esta fuente orgánica.

Fuentes de alimentación alternativas para los corales
Fuentes de alimentación alternativas para los corales

En los comercios especializados en acuariofilia marina podemos encontrar algunos alimentos líquidos o sólidos que imitan esta nieve de arrecife. Lo que si debemos de tener en cuenta a la hora de emplearlos es el de detener temporalmente la acción del skimmer para que no los elimine demasiado rápido.

Materia inorgánica disuelta en el agua del acuario

La materia inorgánica podemos definirla como aquella fuente de alimento carente de Carbono pudiendo ser simplemente iones libres como el nitrato. La materia orgánica se compone de una fuente de Carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno.

Esta sustancias inorgánicas son las responsables de la creación de la fina capa aceitosa en aquellas superficies del agua del acuario con poco movimiento. También se encuentran asociadas a metales como el hierro y a moléculas inorgánicas formando los elementos traza u oligoelementos.

No está determinado de forma precisa la forma de absorción de estos compuestos, ni cuales de ellos son utilizados ni si alguno puede resultar tóxico.

Los principales elementos aprovechados como fuente nutricional de estas materias inorgánicas son otra vel el Carbono, el Calcio, el Fósforo y el Silicio entre otros.

Fuentes de alimentación alternativas para los corales
Fuentes de alimentación alternativas para los corales

Resumen de alimentación en base al tipo de Coral

  • Corales blandos fotosintéticos – Alimentación Autótrofa. Alimentación por acción de las Zooxantelas, Nutritentes disueltos y materia orgánica en suspensión
  • Corales blandos no fotosintéticos – Alimentación Heterótrofa. Materia en suspensión, Nutrientes disueltos, Fitoplancton y bacterioplancton
  • Corales duros LPS – Alimentación Mexotrófica y Heterótrofa. Zooxantelas, Zooplancton y fitoplancton.
  • Corales duros SPS – Alimentación Mexotrófica y Heterótrofa. Zooxantelas, fitoplancton, nutrientes disueltos, bacterioplancton y materia orgánica en suspensión.
  • Anémonas – Alimentación Mexotrófica y Heterótrofa. Fitoplancton y Zooplancton.

Leer más artículos sobre acuariofilia marina y de arrecife

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies