Anémonas Condylactis, Aurantiaca y Gigantea

Share on twitter
Comparte

El género Condylactis, familia Actiniidae, está formado por anémonas de tamaño medio grande, 30-40 cm, dotadas de un cuerpo liso con pequeños tubérculos superiores. Presenta tentáculos gruesos y largos de forma cilíndrica. Por lo general los tentáculos del anillo exterior finalizan de forma cónica.

Las dos especies más comunes del género son la Condylactis gigantea (Weinland, 1861) o Anémona de mar dorada gigante y la C. aurantiaca (Delle Chiaje, 1825) o Anémona de mar dorada.

Condylactis Aurantiaca

La C. aurantiaca es una especie originaria del Mar Mediterráneo que vive a profundidades entre los 3 y 12 metros por lo general sobre sustratos arenosos o fangosos.

Para su mantenimiento en acuario es imprescindible colocar un sustrato de fondo de arena fina, espesor de al menos 10 cm, aragonita, para fijarse. No requiere de sustratos duros.

Presenta altos requerimientos lumínicos.

Condylactis Aurantiaca
Condylactis Aurantiaca

El cuerpo de esta anémona es liso y de color naranja. Presenta una serie de rayas blanquecinas longitudinales poco apreciables. La zona final de los tentáculos es oscuro entre marrón y azul oscuro siendo los pequeños tubérculos de sus puntas blanquecinos a los que se adhieren restos de sustrato y rocas.

La tonalidad general de la anémona puede variar en función de la coloración del sustrato pudiendo presentar tonalidades más claras u oscuras. Como el resto de anémonas presenta algas simbiontes zooxantelas que le proveen de una tonalidad que puede ir desde el café-verde oscuro, marrón e incluso gris.

Requerimientos en acuario: temperatura entre 18 y 24ºC, no es una especie tropical. No es una especie compleja de mantener con iluminación aunque debe ser alimentada con bivalvos, crustáceos o carne de pescado una vez por semana. Hasta 30 cm.

Condylactis gigantea

Anémona subtropical de aguas del Caribe y Atlántico Occidental desde Bermudas hasta Brasil. Desde niveles de superficie hasta profundidades de 30 metros.

Vive en lagunas y arrecifes interiores tanto de forma individual como en grupos. Son numerosos los camarones marinos simbiontes que viven entre sus tentáculos como el Periclimenes pedersoni y el Thor amboinensis.

Al diferencia de la anterior requiere de estructuras rocosas con orificios donde adherirse y esconderse. Iluminación intensa

Condylactis gigantea
Condylactis gigantea

Presentan tentáculos muy coloridos que pueden alcanzar los 10 cm de longitud en la parte visible de la zona donde está anclada. Los tentáculos son más gruesos en la base que su terminación. Los tentáculos finalizan en un ápice bulboso de color violeta, púrpura o amarillo vivo.

Los nematocistos son visibles en los tentáculos en forma de puntos claros sobre los tentáculos verdosos, blanquecinos o azulados.

Requerimientos en acuario. Temperatura entre 20 y 24ºC, Algo más delicada que la especie anterior. Corriente fuerte. Alimentación semanal a base de carne de pescado, bivalvos o crustáceos. Hasta 50 cm. No es una especie adecuada para realizar simbiosis con peces payaso.

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta