Entacmaea quadricolor, anémona burbuja

Share on twitter
Comparte

inicio > Anémonas marinas > Entacmaea quadricolor

Las anémonas como hemos podido constatar en diferentes acercamientos son pólipos solitarios de gran tamaño dotados de una gran cantidad de tentáculos. Todas ellas poseen un disco basal adherente con el que se sujetan fuertemente al sustrato.

La Entacmaea quadricolor, anémona chupete, burbuja o bombilla es una de las más populares entre los aficionados y se encuentra en el grupo de anémonas hospedantes. Esta capacidad de acoger otros animales en simbiosis no sólo se centra en peces payaso sino que pueden realizarla con otros peces como las damiselas o con otros animales como camarones y cangrejos.

Las Entacmaeas, familia Actiniidae, Orden Actinaria, Subclase Hexacorallia desarrollan relaciones de simbiosis en sus hábitas naturales con Amphiprion ephippium (Bloch, 1790), A. clarkii (Bennett, 1830), A. frenatus, revoort, 1856, A. melanopus, Bleeker, 1852 y Premnas biaculeatus.(Bloch, 1790), según Wilkerson J.D. 1998. Esta relación natural en acuarios no es válida ya que resulta muy variable.

Entacmaea quadricolor, anémona burbuja
Entacmaea quadricolor, anémona burbuja

Se desconoce porque desarrolla ese especie de abultamiento en la punta del tentáculo. Hay autores que opinan que ocurre en casos de simbiosis con peces payaso pero esto no está demostrado y de hecho no siempre ocurre.

Mantenimiento en acuario de la Entacmaea quadricolor

Sin duda es la especie con mayor grado de adaptabilidad al acuario, por tanto la más popular, siendo la coloración más apreciada la roja o las fucsias. Su punto de inflexión es el de aclimatación tras la llegada. Malos transportes o unas condiciones inadecuadas le van a pasar una factura muy alta al animal.

Si durante la fase de aclimatación la anémona directamente emerge a superficie podremos entender que a nuestro acuario le falta iluminación o la corriente interna no es adecuada.

Resulta habitual que el animal deambule durante las primeras fases de adaptación por el acuario hasta encontrar el lugar adecuado. Es el momento crítico porque pueden acabar trituradas por la hélice de una bomba o incluso llegando atorar el rebosadero.

Entacmaea quadricolor, anémona burbuja
Entacmaea quadricolor, anémona burbuja
  • Nota del Autor: Las anémonas, desconozco como he leído, pueden llevar una toxina que al quedar triturada por la hélice de la bomba es expulsada al acuario acabando con toda forma de vida. Mi experiencia es que la degradación bacteriana del cuerpo de la anémona es muy rápida colapsando los niveles de oxígeno. Ante este tipo de accidente es vital actuar lo antes que se pueda sifonando los restos de la anémona y realizando un cambio de agua profundo.

No es habitual que la anémona se despegue y deambule dando tumbos sin control por el acuario. Es indicativo que su estado de salud no es bueno.

El peligro de su movimiento tanto voluntario como arrastrada por la corriente es que además de algas simbiontes, dinoflagelados fotosintéticos denominados zooxantelas que le dan la coloración, poseen células en la empidermis muy urticantes denominadas cnidocitos. Estas células disparan unos arpones microscópicos denominados nematocistos cuando sienten el roce de cualquier cuerpo extraño.

El ataque del nematocisto es letal para otros invertebrados sésiles. Por eso se recomienda o no tenerlas con corales o introducirlas las primeras. Introduciéndolas las primeras conseguiremos que se quede estable cuando encuentre la localización perfecta pero siempre hay riesgo de que se mueva si se cambian las condiciones de iluminación, corriente o los parámetros físico-químicos del agua.

Entacmaea quadricolor, anémona burbuja
Entacmaea quadricolor, anémona burbuja

Las características de su mantenimiento en acuario son relativamente sencillas, para un aficionado medio, de conseguir: No son exigentes con la calidad del agua, requieren una intensidad lumínica alta y circulación de corriente intensa.

Alimentación: Las algas simbiontes les cubren gran parte de sus requerimientos nutricionales. Sin embargo conseguiremos un mayor desarrollo y coloración si alimentamos una vez por semana con un trozo de mejillón, pequeños crustáceos o pescado blanco.

Reproducción: Se reproducen por lo general de forma asexual por fisión longitudinal o transversal, laceración del píe o gemación.

A la hora de seleccionar nuestro ejemplar conviene descartar aquellos totalmente blancos señal de que han expulsado a las algas zooxantelas y por tanto sus posibilidades de supervivencia serán escasas. Rechazaremos también aquellos ejemplares muy flácidos o con la boca muy abierta señal de un transporte complicado donde pueden haberse intoxicado.

Es importante que el pie basal esté entero y es conveniente no tratar de despegarla de la roca ya que si infligimos un daño en el pie las opciones de infecciones bacterianas son muy altas. No nos quedará más remedio que adquirir el trozo de roca al que están adheridas.

Entacmaea quadricolor, anémona burbuja
Entacmaea quadricolor, anémona burbuja

En relación con la simbiosis con peces payaso. Los peces payaso pueden vivir sin problema sin anémona en acuario. Es más, es probable que los ejemplares criados en cautividad no la reconozcan y acaben haciendo simbiosis con otros corales como por ejemplo el Coral cuero Sarcophyton.

También resulta viable y francamente estético un acuario dedicado a la especie ya que entre diferentes ejemplares no se harán daño.

Aclimatación al acuario: No requiere de ningún tipo de aclimatación. Personalmente me gusta igualar las temperaturas. Apto seguido las saco de la bolsa de transporte y dándoles un par de vueltas por las burbujas de aire las deposito en el acuario. En su traslado es importante la temperatura, el amoniaco y la concentración de Oxígeno así que no debemos someterla a un sufrimiento extra con el goteo.

Una última consideración relacionado con la seguridad el aficionado: Sin ser la especie de anémona más agresiva, al igual que otras especies presenta armamento químico que dependiendo de nuestra piel puede ocasionarnos problemas de mayor o menor gravedad. Mi recomendación es siempre manejarlas con guantes.

Vídeo: Amphiprion ocellaris w ukwiale Entacmaea quadricolor
Autor: yokazanclus

Leer más artículos sobre el mantenimiento de anémonas marinas

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta