Hexacoralarios: Actinarios, Coralináceas, Zoantarios y Ceriantarios

Share on twitter
Comparte

inicio > Anémonas Coloniales > Hexacoralarios

Tipo Celentéreos, subtipo Cnidarios, clase Antozoos (Animales flor), subclase Hexacoralarios que incluye siete órdenes. Entre ellos cuatro que se importan con regularidad para la acuariofilia marina: Actinarios, Coralináceas, Zoantarios y los Ceriantarios.

Todas las especies que pertenecen a esta clase pueden ser pólipos solitarios o coloniales y poseen la particularidad de disponer de seis tentáculos y paredes o múltiplos de seis. En la capa ectodérmica se sitúan unas células provistas de veneno urticante denominados cnidoblastos capaces de paralizar a los peces.

Las anémonas de mar, comúnmente denominadas Actinias, se localizan en casi todos los mares y Océanos. Las especies de las que hablamos a continuación son exclusivamente tropicales.

Se trata de pólipos solitarios desprovistos de esqueleto con la facultad de poderse fijar al sustrato a través de un músculo muy fuerte denominado el sóleo del pie. La resistencia de este músculo es muy superior al del resto de tejidos.

Algunas especies de anémonas nunca se quedan fijas sino que viven con el pie enterrado en la arena, son las denominadas anémonas giratorias.

Corynactis viridis, Anémona joya
Corynactis viridis, Anémona joya

Los desplazamientos de estas especies son muy lentos pero pueden generar graves daños al resto de compañeros del acuario. Por este motivo es recomendable no mezclarlos con animales sésiles como son los corales.

Las Anémonas son muy populares por la relación de simbiosis que realizan algunas de ellas con peces payaso. La Anémona procura protección al pez y a su puesta y ella recibe alimento en forma de desechos.

En acuario esta relación no está asegurada y son muchos los casos en los que no se llega a producir ya que los peces payaso no la necesitan para su desarrollo. En estado salvaje estas asociaciones son más o menos específicas siendo una o varias especies las proclives a asociarse con una especie concreta de anémona.

Un ejemplo de esta asociación específica sería de la Amphiprion bicinctus con la Entacmae quadricolor, la dilatación de los tentáculos solo se aprecia cuando existe una cohabitación efectiva. Los famosos Amphiprion, Ocellaris y Percula realizan simbiosis con Heteractis magnifica y diferentes especies de Stichodactyla sp, o anémonas alfombrilla.

 Orange Bullseye Rhodactis
Orange Bullseye Rhodactis

Otra posibilidad muy llamativa es la asociación con pequeños crustáceos como el Neopetrolisthes maculatus o cangrejo margarita con un tamaño de hasta 4 cm. Otro ejemplo de interés para la simbiosis son los camarones del género Periclimenes.

La importancia del control osmótico en las anémonas

El mantenimiento de Anémonas es bastante viable. Es preferible aunque no imprescindible mantener unos niveles mínimos de nitrato, teniendo que ser los relativos al amoniaco y al nitrito inexistentes.

Es imprescindible mantener unos niveles los más estables posibles de densidad y pH. De no ser así podemos generar la muerte al animal.

Para evitar estos trastornos graves por la variación de los parámetros es imprescindible realizar una aclimatación adecuada: Lo más recomendable es trasladar a la anémona de la bolsa de transporte a un recipiente sin agua para forzar a que ésta evacue toda la que lleva en el interior. Una vez vaciada remplazamos el agua por agua del acuario y la dejamos que se aclimate durante unos minutos antes de introducirla al acuario.

Anémona Heteractis magnifica
Anémona Heteractis magnifica

Los tejidos desaguados ser irán inundando de nuevo hinchándose. Esta operación dura unos quince minutos y por lo general es efectiva en la aclimatación de anémonas.

Resulta imprescindible una corriente adecuada y una correcta iluminación ya que al igual que las madreporas las Anémonas poseen algas simbiontes unicelulares denominadas zooxantelas.

Las anémonas requieren de alimentación extra ya sea a base de trozos de almeja, camarones o pescado una vez por semana. Tras la digestión los restos y las heces son expulsados por la boca.

Bien mantenidas las anémonas tienen una esperanza de vida que ronda los 100 años.

La reproducción puede ser sexuada de forma hermafrodita o sexos separados y asexuada por fisiparidad o brote. Ambos casos están documentados en acuario.

Las Setas de Mar

Seta de Mar es el nombre común para las Anémonas Coralináceas. Durante mucho tiempo se clasificaban como Actinias. Al igual que el resto de Anémonas posen un disco basal que les permite fijarse al sustrato pero en este caso está desprovisto de músculo basilar. Por este motivo no pueden desplazarse.

Su aspecto general suele ser liso o vesiculoso (precisamente en estos bultos es donde se concentran las células urticantes. Su coloración es muy variable pudiendo ser rojo, verde, azul, rojo o estriados.

En ocasiones es complejo distinguirlas entre sí pero podríamos enumerar los géneros Actinodiscus, Discosoma, Rhodactis y Ricordea.

Presentan una musculatura poco desarrollada con tentáculos muy pequeños. En muchas especies estos tentáculos están en regresión y sólo son visibles unas pequeñas verrugas.

Amplexidiscus fenestrafer
Amplexidiscus fenestrafer

Su reproducción sexuada no está documentada. Su reproducción por fisiparidad longitudinal es muy frecuente produciéndose de forma espontánea bajo unas condiciones óptimas de mantenimiento en un periodo de cinco a seis meses tras su llegada.

Las especies disponibles en el comercio proceden de la zona de litoral por lo que sus requerimientos lumínicos son altos debido a la necesidad de fotosíntesis. En la actualidad la mayoría de especímenes que podemos encontrar en los comercios proceden de su reproducción en cautividad. En el pasado los orígenes salvajes más populares eran Bali e Indonesia.

Las especies más pequeñas son los famosos Actinodiscus con un tamaño máximo de 5 cm. En el otro extremo encontramos a la Amplexidiscus fenestrafer o Oreja de elefante que puede alcanzar tallas de hasta 30 cm.

Su mantenimiento en cautividad es sencillo pudiéndolas adquirir por lo general asentadas sobre bases o roca viva.

Orden Zoantarios

Presentes en casi todos los Mares. En el Mediterráneo está representados por la especie Parazoanthus axinellae que habita en zonas de baja iluminación.

Los Zoantarios forman colonias unidas por estolones. De este modo pueden colonizar extensas superficies. En la viabilidad del asentamiento de estas colonias juega un papel crucial la acción de las mareas sobre todo en zonas de gran profundidad.

Se pueden contar hasta 13 géneros diferentes con más de 250 especies.
Las especies tropicales se caracterizan por disponer de una serie de paredes internas peculiares (macro y microseptes) del tipo brachycnémique.
Aquellas especies tropicales con zooxantelas son originarias todas de zona de litoral y por tanto las condiciones lumínicas son exigentes.

Zoanthus sp
Zoanthus sp

El modo de reproducción más común es el brote asexuado. En el mar dependiendo de los ciclos de marea se ha registrado reproducciones sexuales. Esta reproducción sexuada da origen a dos tipos de larva plantónica ambas cilidadas: Una de ellas de forma ovoide denominada Zoanthina y la segunda más alargada denominada Zoanthella.

Entre los géneros y especies más comunes en el comercio se encuentran el Parazoanthus, Protopalythoa, Zoanthus sociatus, Palythoa, Isaurus y Epizoanthus.

Todas ellas requieren de una corriente media a fuerte. En el caso particular de las colonias amarillas del Parazoanthus axinella resultan fundamentales para conseguir una mayor longitud de los pólipos.

No es necesario su alimentación aunque los pólipos son capaces de atrapar pequeñas presas como el zooplancton incluso artemias. En los comercios especializados podemos conseguir alimentos especiales que dotarán a nuestras colonias de un estado general de salud mejor.

Las Flores de Mar

Presentes en todos los mares del globo el orden de los Ceriantarios incluye un género y una sola especie poco común: Cerianthus membranaceus. Reciben el nombre de flores de mar o anémonas tubo. No son tan populares en los comercios especializados pero se pueden localizar.

Cerianthus membranaceus
Cerianthus membranaceus

Presenta el cuerpo liso de color pardusco y cónico-cilíndrico presentando en su terminación basal un penacho de tentáculos aguzados. La parte inferior segrega por medio de las células de la epidermis (ptychocystes) un mucus membranoso sobre el que se depositan y acumulan una gran cantidad de desechos y sedimentos. Esta acumulación de partículas de diferentes tamaños dan protección al cuerpo solo sobresaliendo el penacho tentacular. Este penacho se retrae y se extrae a voluntad a través de contracciones musculares.

Alcanza un tamaño medio de treinta centímetros. Algunos ejemplares pueden llegar al metro.

El penacho luce dos tipos de coronas tentaculares: en el centro los tentáculos labiales, cortos y en la parte exterior los marginales, de gran tamaño, en los dos casos en igual número.

Las dos coronas están separadas por un anillo liso y estriado. Cada estría corresponde a una pared gástrica.Los distintos órganos se repiten alrededor de un eje central. Esta constitución tipo de los hexacoralarios se denomina simetría radiada.

Anémonas de tubo Ceriántidas o Cerianthus
Anémonas de tubo Ceriántidas o Cerianthus

Los Ceriantarios son muy urticantes porque poseen muchos cnidoblastos. Por ello no debe ser situado cerca de ningún otro invertebrado al que pueda alcanzar con sus tentáculos. Especies de peces de lento desplazamiento como los hippocampus o Synchiropus por ejemplo también son susceptibles de ser alcanzados.

Los Ceriantarios son hermafroditas protendre. Los productos sexuales de los machos maduros son emitidos antes que los de las hembras. Durante la etapa planctónica, la larva se desplaza erráticamente a merced de las corrientes hasta que se deja caer al fondo y comienza la fase bentónica.

Los Ceriantarios son muy robustos y puden vivir muchos años en acuario.

Un volumen de unos 300 litros permite mantener varios ejemplares siempre dotando al acuario de una capa de arena de coral con un espesor de entre 8 y 10 centímetros de granulometría media. Sin este sustrato su mantenimiento se complica hasta el extremo.

Leer más artículos sobre el mantenimiento de anémonas marinas

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta