Mantenimiento en acuario del género Corydoras

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces tropicales de agua dulce > Calíctidos > Género Corydoras

El género Corydoras creado por Lacepède en 1803 agrupa cerca de 200 especies. Pertenece a la familia de los Calíctidos o Callichthyidos, Callichthyidae. La mayoría de ellas originarias de América del Sur.

Los Calíctidos se incluyen dentro del Orden de los Siluriformes, orden que agrupa una treintena de familias con cerca de 2000 especies de diferentes tamaños. Algunas de ellas pueden alcanzar tallas de 5 metros. No es el caso del género Corydoras que abarca tamaños no superiores a los 2,5 cm en el caso de la Corydoras nanus, Nijssen & Isbrücker, 1967 y los 12 cm de la Corydoras barbatus (Quoy & Gaimard, 1824). La media se sitúa en torno a los 6 cm.

Las Corydoras son especies de fondo, de aspecto macizo, adaptadas a su forma de vida. Su vientre es plano, su cuero elevado presentando la línea dorsal redondeada. La cabeza es también maciza con la frente convexa con un morro acabado en punta dotado de tres pares de barbillones.

Estos barbillones rodean a una boca orientada hacia el sustrato. Los barbillones son verdaderos órganos sensitivos. Desempeñan un papel importante al permitirles detectar pequeñas presas o restos de alimento.

En la naturaleza su actividad es mayoritariamente crepuscular. En el acuario se adaptan con facilidad al ritmo diurno de las tomas de alimento.

Corydoras reticulatus, Fraser-Brunner, 1938
Corydoras reticulatus, Fraser-Brunner, 1938

Las Coryodas a diferencia de otras muchas especies de peces carecen de escamas. En su lugar lucen una armadura de placas óseas. Estas placas constituyen su defensa frente a predadores junto con los primeros radios de las aletas pectorales y dorsal que son espinosos.

Estas férreas defensas permiten que los pequeños peces sean ignorados en el acuario incluso por los ejemplares más beligerantes.

Las Coryodoras presentan también la particularidad de poder tomar oxígeno directamente en superficie con las mucosas intestinales en caso de pobre presencia de este gas.

La morfología de todas las especies de Corydora es similar, sin embargo sus patrones de coloración no. Por lo general el tono base es un beige más o menos oscuro siendo la distribución de las tonalidades oscuras quien permite distinguir las especies.

Algunas de ellas presentan patrones: punteados, vermiculares, manchas marrones de diferentes tamaños o una o más líneas oscuras que recorren su cuerpo.

En muchos casos hay numerosas especies que presentan patrones de coloración muy similares siendo muy difícil distinguirlas a simple vista por lo que su clasificación sólo puede determinarse con la ayuda de un experto con experiencia.

Corydoras barbatus, (Quoy & Gaimard, 1824)
Corydoras barbatus, (Quoy & Gaimard, 1824)

Para simplificar esta compleja clasificación los ictiólogos han repartido las especies en varios grupos en función de sus patrones de coloración: grupo punctactus, barbatus, aeneus, elegans y arcuatus. La cosa se complica un poco cuando la misma especie puede presentar patrones de color diferentes en función de las diversas localizaciones. El ejemplo más claro es la permanente confusión entre la Corydoras julii, Steindachner, 1906, la C. leopardus, Myers, 1933 y la C. trilineatus, Cope, 1872.

Origen del género Corydoras

El género Corydoras es típicamente Sudamericano localizándose en amplias zonas de Perú, Brasil, Uruguay, Venezuela, Ecuador, Colombia, Norte de Argentina y Guayana.

Habitan por lo general cauces con corriente, incluso aquellos más caudalosos, pero siempre en aguas poco profundas. Los parámetros físico-químicos del agua siempre son ácidos y pobremente mineralizados. La temperatura del agua, en las sombras ofrecidas por los árboles, entre los 22 y 24ºC. La temperatura es un factor determinante para garantizar la salud de este tipo de pez y ofrecerle opciones de reproducción.

Son animales gregarios que viven en grupos. Los grupos que forman en la naturaleza son variables entre una docena de individuos y la centena. Siempre sobre fondos arenosos donde transcurre su jornada en busca de alimento.

Corydoras elegans, Steindachner, 1876
Corydoras elegans, Steindachner, 1876

Es muy habitual que varias especies formen grupos.

La elección de las Corydoras como pez de acuario

Sin duda en la acauriofilia de guas dulce el género Corydoras es uno de los más populares. Algunas de sus especies llevan en nuestra afición desde 1.880.

Hasta los años 70 las especies disponibles en los comercios eran muy pocas. En la actualidad disponemos de un buen número de especies, todas ellas de fácil adaptación a la vida en acuario.

La contra del mantenimiento de las Corydoras es su díficil reproducción en acuario.

Para su correcto mantenimiento es preferible mantener un grupo de al menos media docena de individuos. Su carácter gregario les permite convivir con otras especies de Corydoras.

En contra de lo que nos puedan decir en muchos sitios las Corydoras realmente no son peces limpiadores. En el acuario al no poder encontrar el alimento adecuado actúan como carroñeros pero en origen esta no es su costumbre.

Su tendencia a alimentarse en el fondo debido a su diseño morfológico le impide alimentarse en superficie y ser una animal competitivo respecto de otras especies. Lo recomendable sería ofrecerles menús específicos de forma regular recomendablemente justo antes de apagarse la iluminación del acuario. En los comercios especializados hay alimentos indicados para estas especies.

Corydoras panda, Nijssen & Isbrücker, 1971
Corydoras panda, Nijssen & Isbrücker, 1971

En realidad su dieta está orientada a presas vermiformes tales como los quiromonas y los gusanos tubifex. En acuario bastará con darles un dieta diversificada. Las pastillas y alimentos de fondo se adaptan muy bien a sus particulares formas de vida. Complementar el alimento seco con congelado o semi-húmedo dos o tres veces por semana sería lo ideal.

La reproducción como he comentado no es sencilla y no está al alcance de todos los niveles. Para que podamos lograrlo además de unas estrictas condiciones acuáticas y suficiente y correcta alimentación debemos disponer de un grupo numeroso donde será más sencillo que se encuentren machos y hembras.

Las freza suele desarrollarse en las primeras horas del día. El cortejo puede ser detectado porque los peces poco activos comienzan una actividad frenética nadando en la mitad de la columna de agua y buscando el contacto con los barbillones con otros ejemplares de la especie.

Las hembras son perseguidas permanentemente por varios machos. Los machos la estimulan con los barbillones en la parte de la aleta dorsal cerca de la cabeza.

Por noma sólo algunos peces del grupo frezan juntos. El macho acaricia los laterales de su compañera, remonta contra su cuerpo y se coloca perpendicular a su cabeza. Es en este momento cuando el esperma es expulsado. Una vez aspirado la hembra libera entre dos y cuatro huevos que mantiene entre sus aletas ventrales.

Corydoras leopardus, Myers, 1933
Corydoras leopardus, Myers, 1933

Los huevos fecundados presentan un tamaño bastante considerable, de hasta 1 mm. Su color es transparente y ligeramente amarillento. Los huevos son transportados y fijados por presión sobre un soporte o sustrato.

Una vez fijados se produce una nueva pasada repitiendo la operación. La freza viene a durar entre las dos y tres horas. Por lo general las diferentes mini puestas se colocan dispersamente sobre diferentes sustratos del acuario. No suelen poner más de cincuenta huevos por puesta.

La incubación de los huevos varía entre los tres y cinco días en función de la temperatura que debe rondar los 22ºC. Temperaturas superiores a los 25ºC tienden a generar diversos problemas de desarrollo.

Tras la eclosión las larvas ya tienen aspecto de Coryodras incluyendo los barbillones.

Los alevines son poco móviles al principio, suelen tardar unos tres días en reabsorber la vesícula vitelina. Una vez comenzada la fase de natación libre aceptan desde éste momento los nauplios de artemia recién eclosionados.

Se debe controlar la cantidad de nauplios ofrecidos par no comprometer la calidad del agua. El crecimiento de los alevines es relativamente rápido siempre que el agua se encuentre limpia libre de compuestos nitrogenados. Mantener la temperatura sobre los 22ºC también contribuye al desarrollo.

Pueden generar ciclos reproductivos cada ocho meses.

Vídeo: Corydoras vulcan 
Autor: kaz k

Leer más artículos sobre peces de acuario de agua dulce

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta