Cirrhipathes spiralis, corales negros

Share on twitter
Comparte

inicio > Corales Blandos > Cirrhipathes spiralis

A los corales del género Cirrhipathes se les denomina corales negros puesto que éste es el color del esqueleto cuando pierde el tejido.

Pertenecen al orden Antipatharia que engloba cerca de 150 especies. Existe mucha confusión respecto a su clasificación. Mucha bibliografía los denomina Gorgonias pero en realidad pertenecen a subclase Hexacoralia y no a la Octocoralia por lo que estarían más relacionados con la subclase Zoantharia que con los corales blandos.

Habitan en la mayoría de mares del mundo principalmente en las zonas templadas. Se desconocen muchos aspectos de su biología.

Habitan a profundidades superiores a los 100 metros aunque es posible localizar colonias de pequeños ejemplares a profundidades menores.

Los Cirrhipathes alcanzan en el mar longitudes de hasta 3 metros y resultan el hábitat perfecto para diferentes especies de pequeños camarones y gambas como los géneros Pontonides y Dasycaris. También habitan en su estructura pequeños cangrejos como los Xenocarcinus y varias especies de gobios.

Cirrhipathes spiralis, corales negros
Cirrhipathes spiralis, corales negros

En ocasiones es posible localizar algún pequeño ejemplar en el comercio con tamaños entre los 10 y 20 cm. Su esqueleto no supera los 5 cm de grosor y su aspecto recuerda al de un alambre enrollado. Están sujetos por la base a un soporte o roca.

Presenta una textura rígida. Su tejido es en realidad muy fino. Presenta tentáculos pequeños no superiores a los 3 mm que despliega exclusivamente con corrientes medias o fuertes.

La coloración del coral va del marrón grisáceo al verde o amarillo siendo los pólipos del mismo color.

Son especies filtradoras de microplancton aunque pueden atrapar pequeños copépodos. Aquellos ejemplares de aguas más someras si presentan algas zooxantelas. Los de aguas más profundas no.

Cirrhipathes spiralis, corales negros
Cirrhipathes spiralis, corales negros

Alimentar a la colonia de forma continua con fitoplancton, rotíferos y nauplios de artemia es bastante engorroso siendo más sencillo y obteniendo mejores resultados proporcionándoles compuestos ya preparados que incluyan aminoácidos, vitaminas y proteínas.

En cualquiera de los casos el mantenimiento de estas especies es muy complejo porque requieren de captura de alimento permanente mientras que nosotros sólo podemos ofrecerles tomas puntuales.

La concentración de partículas en el agua también es importante. en aguas con densidades bajas será muy complicado que los pólipos puedan capturarlas antes de que sean atrapadas por el filtro.

Cirrhipathes spiralis, corales negros
Cirrhipathes spiralis, corales negros

Añadir compuestos de forma permanente empeorará rápidamente las condiciones del medio por lo que deberemos emplear filtros biológicos muy grandes y cambios de agua muy numerosos. El espumador o skimmer no debe estar sobredimensionado para que no elimine todas las micro partículas en suspensión.

No deberíamos mantener estas especies porque precisan de mucha atención. Si no les ofrecemos alimento de forma permanente tendrán pérdidas de tejido que luego no se volverán a recuperar.

Vídeo: Cirrhipathes spiralis
Autor: coltmex

Leer más artículos sobre el mantenimiento de corales blandos marinos

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta