Favia y Favites, dos corales lps resistentes

Share on twitter
Comparte

inicio > Corales Duros > Favia y Favites

Hemos hablado en algunos artículos de los populares corales cerebro. Estos corales resultan muy atractivos de mantener mayoritariamente por su coloración y sus peculiares hábitos de alimentación nocturnos.

Hoy vamos a acercarnos a la Favia y al Favites. Estos dos géneros forman parte del grupo de corales duros de pólipo lárgo (lps-long polyp stony) del que forman grupo géneros muy populares también como la Leptastrea, Montastraea , Leptoria, Goniastrea, Trachyphyllia o Lobophyllia. Todos ellos dentro del orden Scleractinia, subclase zoantharia, clase anthozoa, Phylum Cnidaria.

Dentro del género de las Favias la cantidad de especies diferentes no está claro. Autores reconocidos como Eric Borneman, Fossa&Nielsen o Veron no parecen ponerse de acuerdo. Por orden citado el primero clasifica 70 especies, los segundos 30 y el último tan solo 24.

Favia y Favites, dos corales lps resistentes
Favia y Favites, dos corales lps resistentes

Con los favites esta discrepancia aumenta hasta el extremo reconociendo Fossa&Nielsen hasta 150 especies y Veron tan sólo 16.

Origen y descripción de la Favia y el Favites

Proceden de la mayoría de mares tropicales y subtropicales siendo más numerosos en el Indopacífico.

La diferencia entre ambos géneros de coral cerebro es sutil y se centra básicamente en las paredes de las celdas. Su aspecto exterior recuerda una rejilla o un panel de abejas. El esqueleto del coral presenta forma por lo general esférica y los pólipos cuando se extienden forman una especie de red que recubre la colonia.

Favia y Favites, dos corales lps resistentes
Favia y Favites, dos corales lps resistentes

En las Favias los pólipos tienen paredes individuales y separadas. En los favites comparten las paredes laterales. Para que lo entendamos mejor, Las favias mantienen sus colonias en adosados pero no comparten pared aunque estos adosados se toquen, los favites ocupan su piso particular cada colonia pero comparte un tabique común.

Tanto la favia como el favites es muy común que sean confundidos con Montastraeas (paredes individuales) y Goniastreas (una pared común).

Favia y Favites, dos corales lps resistentes
Favia y Favites, dos corales lps resistentes

La coloración de estas colonias es muy variable pero suelen presentar tonos mayoritariamente verdes, marrones, grises, amarillos o naraja-rojizos. Las favias también suelen presentar contrastes de color entre la corona exterior de la celda y el centro del pólipo, ver primera y segunda fotografía.

Ambas especies, como el resto de corales cerebro, extienden por las noches una serie de tentáculos para atrapar diversos tipos de microplancton. Los pólipos blanquecinos en movimiento pueden hacernos ver una especie de nube sobre la colonia.

Estos pólipo son muy tóxicos por lo que debemos dejar una distancia de seguridad entre piezas de al menos 10 cm.

Favia y Favites, dos corales lps resistentes
Favia y Favites, dos corales lps resistentes

Mantenimiento en acuario de favias y favites

En origen estas especies habitan aguas muy turbias en la que otras especies de coral duro no pueden prosperar. En nuestro acuario de arrecife, por lo general comunitario de especies de invertebrados sésiles, trataremos de ofrecerles la mejor calidad de agua posible.

Parámetros los normales para instalaciones reef, ph entre 8,1 y 8,4, dureza de carbonatos Kh entre 9 y 12, Calcio 450 mg/l, fosfatos por debajo de 0,2, densidad entre 1022 y 1025. Con respecto a los nitratos: es una especie resistente que tolera hasta niveles de 0,80 mg/l. Este nivel es muy elevado para un acuario de arrecife por lo que no debería ser superior a 0,20 mg/l. Adición de estroncio permanente para mantener los nieves de Calcio estables. El crecimiento de estas especies de coral duro es muy lento.

Presentan algas zooxantelas que les proporcionan el 60% de sus necesidades nutricionales. El resto de sus necesidades son cubiertas a través de la filtración del material orgánico disuelto. Por ello es importante el lugar donde las coloquemos. Por lo general en una zona de corriente media-fuerte en acuarios dotados de una iluminación suficiente para que sus algas puedan realizar la fotosíntesis.

Favia y Favites, dos corales lps resistentes
Favia y Favites, dos corales lps resistentes

En acuarios donde el sistema de espumado (skimmer) y movimiento de agua sea muy eficiente debemos añadir fitoplancton en el momento en el que extiende sus tentáculos. Es un momento perfecto para hacerle llegar con una jeringuilla por ejemplo nauplios de artemia, cyclops o cualquier otro preparado especial como alimento para invertebrados sésiles.

El mayor riesgo para nuestras colonias son las afecciones por infecciones bacterianas que suelen tener su puerta de acceso por zonas de tejido deteriorado o lesionado por contactos con otros corales tóxicos

Por lo general son colonias bastante resistentes pero tienen en las algas filamentosas y en las algas cianobacterias sus principales enemigos. El roce por ejemplo de las algas filamentosas con la base del coral puede ser puerta de entrada para infecciones que acabarán con el blanqueamiento del coral

Reproducción en el acuario

La reproducción sexual en acuario es muy compleja. En el mar liberan diferentes colonias sus gametos en masa siendo los óvulos fecundados por la acción de las corrientes. A partir de la fecundación comienza el desarrollo de la larva en estado planctónico para posteriormente anclarse sobre un sustrato.

Favia y Favites, dos corales lps resistentes
Favia y Favites, dos corales lps resistentes

Otra forma de reproducirse, esta vez asexualmente y de forma repentina, es por la formación de pequeños abultamientos celulares. Estos abultamientos dan lugar a una colonia nueva en miniatura. Con el tiempo una descalcificación en el punto de unión separará ambos ejemplares. Esta forma de reproducción puede llegar a producirse en acuario siempre que sus condiciones de mantenimiento sean las adecuadas.

La otra forma de reproducción, también asexual, es a través de la multiplicación, por corte, aprovechando la separación de las paredes celulares en el caso de la favia. Estos ejemplares con sólo una cabeza de pólipos darán en el futuro paso a una colonia entera. En el caso de los Favites esta operación se complica ya que comparten pared. La ruptura de la pared común da paso, en muchas ocasiones, a infecciones bacterianas y a la perdida de ejemplares.

Enlaces relacionados:

Vídeo: Favia coral polyps and sweepers
Autor: box whine

Leer más artículos sobre corales duros

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta