Introducción al cuidado del estanque

inicio > El estanque > Iniciación en el mundo de los Estanques

Inauguro una nueva sección en esta publicación, La Guía del Acuario, dedicado al fascinante mundo de los estanques. Iré añadiendo contenidos paulatinamente. Espero que os guste.

La instalación y mantenimiento de un estanque en nuestro jardín nos va a permitir disfrutar de un asombroso biotopo totalmente diferente a la experiencia que podemos vivir con el mantenimiento de una acuario.

El estanque, donde poder albergar un buen número de peces y especies de plantas, va a dotar a nuestro jardín de un elemento decorativo natural sin igual. Obviamente no todo el mundo dispone de jardines con espacio suficiente pero existen alternativas para montar pequeñas instalaciones si cuentas con un jardín pequeño o una terraza.

Cuando decidimos que el mantenimiento de un estanque encaja dentro de nuestro modo de vida y apostamos por darle un toque natural a nuestro hogar debemos plantear el diseño del mismo acorde a ciertas normas

Introducción al cuidado del estanque
Introducción al cuidado del estanque

Lo bonito del estanque es tratar de simular una zona húmeda de la naturaleza ya sea una pequeña charca o un pequeño cauce. Debemos planificar con detenimiento su volumen para no comernos todo el espacio disponible. Debemos también plantear una instalación que no suponga una fuente de problemas.

Comenzando a instalar nuestro estanque de Jardín

Comenzaremos por diseñar el hábitat que queremos recrear… una zona por ejemplo de pantano con poca profundidad con mucha vegetación en las orillas o un pequeño cauce de río con alguna cascada. Los diseños posibles de un estanque son tantos como aficionados al mismo.

Los que no disponen de jardín pero disponen de terrazas deben optar por pequeños recipientes impermeabilizados como toneles de madera, macetas o similares.

Si me lees desde España comentar que contamos con un clima excepcional para este tipo de instalación.

Debemos desterrar mitos como el que el agua del estanque huele mal o va a ser un criadero de mosquitos. Un estanque bien diseñado e instalado es una fuente natural que atraerá un nutrido grupo de vida animal. Los estanques benefician la polinización de nuestras flores de jardín y será un elemento eliminador de plagas evitando tener que utilizar productos químicos.

Introducción al cuidado del estanque
Introducción al cuidado del estanque

Si debemos tener en cuenta algo claro a la hora de instalar el Estanque es que una vez decidida su hubicación este no puede moverse. Los estanques que mejor resultado dan en el tiempo son aquellos con forma de gota y ovalados. Para no generar zonas estancadas debemos evitar formar esquinas o ángulos. Dentro de las formas redondas iremos a diseños no geométricos lo que le otorgará una visión más natural.

Existen empresas especializadas en la instalación de Estanques. Ya sea con material prefabricado o de obra lo primero es eliminar tras cavar todo resto de raíces y rocas que pudieran dar problemas en el futuro.

Los estanques de obra fabricados con hormigón son más costosos de fabricar pero resultan mucho más duraderos. Los de fibra ya prefabricados son más económicos y de una instalación mucho más sencilla. La última opción sería las lonetas pero son mucho menos resistentes que los otros dos sistemas.

Si podemos generar diferentes escalones sería perfecto puesto que en estas terrazas podremos instalar diferentes plantas acuáticas lo que dotará a la instalación de una gran naturalidad. Es importante que a la hora del diseño planteemos una zona con una profundidad de al menos un metro para que los peces pueden refugiarse en invierno.

La selección del sistema de filtro y la bomba de movimiento son también una parte esencial. Estos dos elementos son fundamentales para mantener el agua limpia. En próximos artículos veremos otros equipos como las lámparas germicidas muy interesantes para combatir las aguas verdes típicas de estas instalaciones.

Introducción al cuidado del estanque
Introducción al cuidado del estanque

Contar con un desagüe o drenaje es un factor también a valorar por si debemos vaciarlo.

La localización del estanque además está sujeta a otros factores como lo son la luz solar. Es importante que no reciba la luz del sol todo el día o las posibilidades de padecer incontrolables plagas de algas serán mayores. Tampoco debería haber arboles, en especial los de hoja caduca, demasiado pegados cuyas hojas y frutos caigan al agua y tiendan a corromperla alterando sus parámetros.

El mantenimiento de plantas acuáticas en el Estanque

Rotundamente sí. Las plantas otorgan al estanque una personalidad propia además de beneficiar la calidad del agua y por tanto la vida de los peces.

Veremos en sucesivas entregas diferentes tipos de plantas para instalar en nusetro estanque. Ahora en plan resumen podemos diferenciar entre cuatro grupos principales: las plantas de aguas profundas, las sumergidas, las flotantes y las plantas de margen.

Plantas de estanque de aguas profundas

Estas plantas por lo general son bulbos, Aponogetones y Nenúfares. Estas especies necesitan profundidades entorno al metro. Las dos presentan flores de diversa coloración. Un estanque con flores es una maravilla digna de admirar. Este tipo de plantas presentan hojas esféricas que flotan en la superficie y dan a los peces cobijo y seguridad.

Plantas de estanque sumergidas

Se las denomina oxigenadoras y juegan un papel trascendente en el mantenimiento de los niveles de oxígeno óptimos del agua. También luchan contra las algas compitiendo con estas por los nutrientes. Ejemplos: Myriophyllum, Vallisnerias y Bacopa entre otras.

Plantas de estanque flotantes

Estas plantas se mantienen en superficie. Generan refugio a los habitantes del estanque y compiten por el espacio con las algas. Riccia, Salvinia, Pistia o la lenteja de agua son algunos ejemplos. En el caso de la lenteja tendremos que tener cuidado porque puede convertirse en plaga y llegar a colonizar toda la superficie.

Introducción al cuidado del estanque
Introducción al cuidado del estanque

Placas de estanque de margen

Son las denominadas palustres. Se encuentran con los pies dentro del agua. Estas especies pueden sobrevivir a épocas de inundación por subidas repentinas de las aguas. Se pueden adaptar en función de nuestro clima incluso especies tropicales como las del género Echinodorus. Lo más normal es instalar Lirios, Juncos, Acorus y las comúnmente llamadas paraguas, los Ciperos (Cyperus alternifolius).

Las plantas palustres pueden ser mantenidas incluso fuera del estanque en zonas húmedas acompañadas por Calas y Azucenas.

La plantación de las plantas de estanque se realiza bien empleando diferentes tipos de sustratos para fondo de estanque o directamente en macetas. Ésto último nos facilita su mantenimiento. Podemos emplear ladrillos o rocas planas para colocarlas a la profundidad debida. Las plantas con maceta, sobre todo si son de plástico, deben ser lastradas para que no floten.

Los peces y otros habitantes del Estanque

Entre los peces lo más común es decantarnos por los peces dorados o Carassius auratus y los sin ninguna duda rey del estanque los conocidos Kois.

Entre los peces rojos podemos elegir muchas variedades diferentes pero debemos informarnos antes ya que no todos toleran ser mantenidos en exterior sujetos a variedades importantes de temperatura. Estos ejemplares más delicados sólo deberían ser mantenidos en acuarios interiores.

El Koi sin duda es la opción generalizada, por su robustez, por su elegante nadar, por sus características ya que llegan en ocasiones a interactuar con su cuidador y su amplia gama de coloraciones disponibles.

Los Kois se adaptan bien a los cambios de temperatura. Además resultan muy adaptables a diferentes calidades acuáticas incluso a aquellas no tan buenas. Es exigente con el nivel de oxígeno disuelto y por supuesto en aguas libres de cloro. Es una especie muy longeva.

Introducción al cuidado del estanque
Introducción al cuidado del estanque

Los Kois son algo más caros que los peces rojos pero serían la elección perfecta por todo lo comentado.

Al igual que los peces rojos el Koi procede de la carpa común denominada Cyprinus carpio pero con un desarrollo mayor.

No sólo se queda en estas dos especies la opción de peces, siempre en función de nuestro clima claro. Podemos elegir percas, esturiones y alguna especie de Cíclido de América Central como el Cichlasomas o incluso algún Loricárido de mayor tamaño y resistente como el Hypostomus Plecostomus

El mantenimiento de especies anfibias como ranas, tritones o tortugas también es viable. En el caso de la tortuga no recomendable porque vive muchos años, se desarrolla y puede predar sobre los peces. Aquí obviamente no me meto por que no es mi campo.

Continuaré con esta sección incorporando nuevos artículos más espécificos sobre la técnica del mantenmiento del estanque, cuidado de plantas naturales y variedades de peces aptos para el mismo.

Espero que os guste.

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies