Mantenimiento del estanque en Invierno

Share on twitter
Comparte

inicio > El estanque > Mantenimiento del estanque en Invierno

Con este artículo cerramos la serie dedicada al mantenimiento del estanque durante las cuatro estaciones anuales. Os dejo los enlaces al finalizar la entrada.

Resulta trascendente tomar alguna medida durante el Invierno para que a nuestro estanque le sea más sencillo volver a lucir en Primavera.

También es común que en esta estación se provoquen algunos daños en las estructuras o en los sistemas de filtrado y oxigenación del agua, generalmente debido a las bajas temperaturas.

Durante el invierno se produce una fase de letargo que afecta tanto a la flora como a la fauna.

Las plantas dejan de dar hojas nuevas e incluso hay especies que las pierden todas.

Con los peces ocurre algo parecido, gradualmente irán perdiendo el apetito y será más raro verlos en la superficie. Llegará el momento en que directamente ya no los veremos.

El estanque podemos decir que en la época invernal entra en periodo de reposo.

Mantenimiento del estanque en Invierno
Mantenimiento del estanque en Invierno

Este reposo no significa que debamos desatender su mantenimiento aunque es obvio que son menos las tareas a desempeñar.

Son muchas las plantas que durante el Otoño se han ido marchitando hasta que entran en un típico estado de letargo invernal. Es el momento por tanto de cortar aquellas hojas estropeadas, las flores marchitas y los tallos secos impidiendo que caigan al agua.

A la hora de podar lo haremos siempre por encima del nivel del agua, sobre los 5 a 10 cm, nunca por debajo. En especial las especies con tallos huecos. De otra forma se pudrirían al entrar el agua en su interior.

Si la superficie del agua llega a helarse los tallos huecos que sobresalen de la superficie constituyen una entrada de aire vital para nuestros peces.

Debemos poner mucho esmero en retirar todas las hojas que pudieran caer de árboles cercanos. La descomposición de estos restos consume una gran cantidad de oxígeno.

Es muy habitual cubrir la superficie del estanque con una lona para evitar precisamente este contratiempo. Las lonas también protegen a nuestros peces aletargados de posibles predadores.

Prácticamente todas las plantas flotantes desaparecen en invierno para volver a renacer en Primavera. Hay muchos aficionados que trasladan parte de sus poblaciones a acuarios interiores para seguir disfrutando de ellas.

Mantenimiento del estanque en Invierno
Mantenimiento del estanque en Invierno

Tan sólo especies como la Elodea o la Mil hojas que permanecen totalmente sumergidas se encuentran activas aunque a un ritmo menor que en la época estival. Estas plantas resultan imprescindibles para la vida de nuestros peces al seguir oxigenando el agua.

No se debe trasplantar de maceta a ninguna planta hasta la Primavera. Por lo general la mayoría de plantas resiste las bajas temperaturas incluido que se hiele la superficie del estanque.

Mantenimiento de peces en el estanque en Invierno

La mayoría de especies de peces que podamos mantener en el estanque soportarán con relativa sencillez la época invernal.

Por mucho frío que pudiera hacer nuestros peces sobrevivirán si cuentan con zonas en el estanque con profundidades de más de 50 cm.

Los peces entran paulatinamente en un letargo tras detener sus metabolismos hasta llegar al letargo total. En este estado son capaces de consumir la mínima cantidad de oxígeno.

Durante esta fase no se les debe alimentar porque pierden el apetito y estropearemos la calidad del agua.

En el letargo los peces se refugian en las zonas profundas escondidos entre rocas y plantas. En ese lugar estarán a salvo del frío intenso y de posibles predadores. Una vez en letargo debemos acostumbrarnos a no verlos en una larga temporada. En los días soleados es posible que asciendan pero no presentarán interés por el alimento.

Mantenimiento del estanque en Invierno
Mantenimiento del estanque en Invierno

En ningún caso se debe tratar de localizarlos ya que les podemos generar problemas agudos de estrés.

En el caso de que se helara la superficie y deseáramos romperla nunca lo haremos con golpes ya que este ruido se amplifica en el agua. Es mejor emplear agua hirviendo.

El problema del hielo no es la temperatura. El problema ese que no permite el intercambio gaseoso impidiendo que se oxigene el agua.

Si la población no es elevada y sus tamaños no son muy grandes no tendrán problemas para sobrevivir.

Los aficionados más expertos suelen colocar en el fondo del estanque contenedores de plástico de color negro que absorben mayor cantidad de rayos solares y permiten mantener en el fondo una temperatura menos fría.

Daños por el frío en la estructura del estanque

El que se hiele toda la superficie del estanque puede provocar roturas en las estructuras laterales del mismo. Se suelen colocar troncos flotando o pelotas para evitar este particular.

Mantenimiento del estanque en Invierno
Mantenimiento del estanque en Invierno

Se puede cubrir el estanque con plásticos transparentes que nos permitan retirar el hielo y dejen pasar la luz.

Los estanques con profundidades superiores a 50 cm escavados en la tierra no se hielan por completo pudiendo mantener en las zonas bajas temperaturas sobre los 8ºC, lo que resulta suficiente para la vida de nuestros peces aletargados.

No debemos permitir que las zona de entrada al filtro se hielen para que no se quemen los rotores de las bombas. Una vez remitan las temperaturas bajas hay que revisar todo el equipo para comprobar posibles desperfectos.

Leer más entradas relacionadas con el mantenimiento del Estanque

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta