El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad

Share on twitter
Comparte

inicio > Enfermedades de los peces > El estrés de los peces

Por estrés entendemos todos la reacción fisiológica que se produce en un organismo vivo en defensa de una determinada acción que percibimos como una amenaza. En esta reacción se ponen en marcha diferentes mecanismos orgánicos de defensa.

A nivel de acuariofilia, que es de lo que tratamos en esta publicación, el estrés debemos entenderlo como la suma de todas las respuestas fisiológicas que desarrolla el organismo de un animal para tratar de volver al equilibrio natural ante una amenaza externa ya sea biológica o fisiológica.

A nivel ictiólogo todos los peces en acuario están expuestos a diferentes agresiones de los tipos comentados. Esta amenaza puede encontrarse permanente en el tiempo.

Que el pez consiga neutralizar la amenaza depende por tanto de la intensidad y de la duración en el tiempo de ésta.

Os voy a relacionar una serie de factores que de una u otra forma agreden el equilibrio natural del pez y que puede desencadenar en una ruptura de las defensas naturales y la aparición de la enfermedad.

El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad
El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad

Estrés en los peces por parámetros ambientales

Los peces por origen presentan unos niveles de adaptación más idóneos para unos parámetros determinados en cuanto a pH, dureza, densidad o temperatura.

Si ofrecemos unos valores exageradamente desviados forzamos al pez a gastar energía para tratar de adaptar su equilibrio natural.

Los peces salvajes tienen un menor rango de tolerancia a estas desviaciones en acuario por varios motivos: La adaptación a las condiciones en sus hábitats ha sido muy lenta y a lo largo de muchos años. Los cambios que pueden producirse como por ejemplo en las épocas de lluvia les dan cierto margen temporal para adaptarse gradualmente y si no lo consiguen siempre tienen la opción de migrar. En el acuario no se produce ninguna de estas opciones.

Esta diferencia entre las aguas del acuario y las de origen provoca que sean especialmente sensibles a la presencia de determinados compuestos, aunque sea en pequeñas cantidades, como el cloro, el ozono, el cobre o el amoniaco.

No solamente los parámetros indicados provocan una situación de emergencia en el organismo del animal. fotoperiodos inadecuados, situaciones prolongadas de penumbra o encendidos repentinos pueden llegar a ser también muy perjudiciales.

El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad
El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad

Estrés en los peces relacionados con la manipulación y la cautividad

La manipulación de un pez con el salobre siempre genera una situación de estrés máxima aunque sea por muy poco tiempo. Su repercusión puede manifestarse incluso varios días después.

Esta situación también se produce durante los transportes o el mantenimiento en espacios muy reducidos como las parideras.

Existe un erróneamente denominado ataque al corazón del pez en esta situación que en realidad es un síndrome estudiado al que se denomina Mortandad retardada tras el esfuerzo.

Lo que ocurre para que el pez fallezca de este modo es que al verse sometido a una gran tensión fisiólogica durante un determinado tiempo sufre minutos más tarde una bajada del pH sanguíneo. Este efecto provoca que los ácidos provocados por la acción muscular tengan dificultades para pasar al torrente sanguíneo. Alcanzado un nivel intracelular excesivo la consecuencia es la muerte del pez.

Estrés en los peces relacionados con el comportamiento

A la hora de planificar la población de nuestro acuario, no hacerlo puede tener consecuencias muy graves, debemos tener en cuenta la agresividad interespecífica entre diferentes especies y la intraespecífica entre ejemplares de la misma especie como veíamos en la entrada que os enlazo.

El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad
El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad

Los movimientos repentinos y sin control fruto de las agresiones suelen desencadenar en choques contra objetos decorativos lo que producen heridas foco siempre de entrada a diferentes enfermedades oportunistas. Lo mismo ocurre con las agresiones físicas con desprendimiento de tejidos.

Las energías gastadas en retomar el equilibrio biológico tras cualquier agresión o sobresalto, en función de su grado de intensidad, siempre tienen unas consecuencias sobre el animal.

Los mamíferos y los peces en este tipo de agresión reaccionan de forma similar, en un primer momento el instinto es de huida descontrolada. En los peces se representa en forma de natación errática, acelerada y descontrolada.

Si la huida no es posible comienza el organismo el proceso de adaptación desarrollándolo en tres fases:

Fases de adaptación al estrés en los peces de acuario

En una primera fase el sistema nervioso estimula la glándula Hipófisis que provoca la liberación de determinadas hormonas. Estas hormonas pasan a la sangre provocando la segunda fase.

En la segunda fase comienzan los trastornos en la osmorregulación con el aumento de la permeabilidad al agua. Este efecto provoca en los peces de agua dulce un aumento de la masa corporal, en los peces marinos el efecto es inverso.

Aumenta el nivel de glucosa en sangre o hiperglucemia, disminuyen los niveles de vitamina “C” en sangre, el metabolismo de las grasas se ve alterado, disminuye la capacidad de trasladar oxígeno, aumenta el ritmo cardíaco y se provocan trastornos hematológicos entre otros efectos negativos.

El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad
El estrés de los peces y factores que predisponen a la enfermedad

Todos estos procesos no se provocan al mismo tiempo ya que la suelta de hormonas se produce de forma escalonada.

La consecución de la segunda fase provoca una tercera que ya supone una disminución de las defensas naturales del pez o inmunosupresión.

Como conclusión comentar que no es tan importante conocer las fases metabólicas de la aparición del estrés sino quedarnos con el echo de que toda acción en el acuario, del tipo que sea, tiene una repercusión en el equilibrio biológico de nuestros peces.

Estas afectaciones en la salud no siempre son demostrables porque los daños por el estrés pueden aparecer días más tarde siendo muy complejo establecer una relación directa.

Por ejemplo: cambios bruscos de agua eliminando el equilibrio en cualquier de los parámetros o adaptación al acuario tras la llegada del animal de forma inadecuada son causas que provocan estrés en nuestros animales.

Si tenemos en cuenta lo comentado nos daremos cuenta que nuestros peces viven más y en mejores condiciones.

Leer más artículos sobre enfermedades de los peces de acuario

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta