Pomacea gigas, caracol manzana

inicio > Invertebrados agua dulce > Pomacea gigas

El Pomaceas gigas, género Pomacea Perry, 1811, es uno de los caracoles más populares dentro de los caracoles tropicales de agua dulce. Presente de forma asidua en los comercios tiene un gran interés por parte del aficionado debido al gran tamaño que alcanza, los 10 cm.

Antiguamente conocido como Ampullaría gigas procede del Sureste Asiático. Algunos especialistas determinan una segunda especie por la coloración de la concha, más parda, bajo la denominación de Pomacea cuprina.

Son acuáticos pero necesitan salir a respirar, en determinadas circunstancias, fuera del agua pudiendo permanecer mucho tiempo emergido en condiciones de humedad atmosférica.

Esta necesidad de salir a la superficie obliga a mantener el acuario tapado y dejar suficiente espacio entre la superficie del agua y la tapa.

Por lo general sólo emerge para realizar sus puestas o cuando las condiciones acuáticas no son adecuadas, ejemplo exceso de nitritos o hay bajos niveles de oxígeno. En el acuario por tanto resulta muy útil a funcionar como voz de alarma visual de las malas condiciones del medio.

Pomacea gigas, caracol manzana
Pomacea gigas, caracol manzana

Resulta llamativo observar como el caracol pone su trompa en contacto con el aire de la superficie mientras se mantiene sumergido. En este momento realiza rápidas contracciones hiperventilando su órgano respiratorio. Una vez ha finalizado éste proceso contrae el tubo y vuelve al fondo lentamente.

Los Pomaceas se diferencian de los caracoles marinos en que tienen un pulmón mientras éstos últimos tienen branquias. Los Pomaceas realizan también la función de respirar a través de la piel pero esto no cumple los requerimientos completamente por lo que si no sale a superficie se ahogará.

Está adaptación a la vida acuática manteniendo el pulmón se origina por la teoría de la evolución regresiva. Si los caracoles marinos evolucionaron de las branquias al pulmón para colonizar la tierra los Pomacea hacen la inversa para no depender de las lluvias que garantizan su necesidad permanente de humedad.

Debido a esta evolución todos los Gasterópodos presentan una cavidad denominada paleal que alberga las branquias o el pulmón, caso de los terrestres.

Mantenimiento en acuario y alimentación del Pomacea gigas

No es una especie muy exigente con los parámetros físico-químicos dela gua aunque lo ideal serían aguas ligeramente ácidas entre 6 y 7 pH. Con pH muy bajos las conchas se desprenderán las zonas más antiguas. En casos extremos incluso, mantenidos mucho tiempo en aguas muy ácidas, puede llegar a verse el cuerpo del caracol tras la zona cálcárea. En principio esto no genera daño en el animal.

Pomacea gigas, caracol manzana
Pomacea gigas, caracol manzana

Lo que si que no toleran es la presencia de amoniaco y nitritos, ante cuya presencia siempre tratarán de salir del agua. Tampoco toleran ningún tipo de compuesto empleado en tratamientos médicos. En estos casos antes de aplicarlo hay que retirar los caracoles y filtrar con carbón de máxima calidad previamente a retornarlos.

Cambios periódicos de agua le serán beneficiosos para mantener estos compuestos nitrogenados a raya.

El Pomacea es un verdadero limpiador que ayudará tanto con las algas presentes tanto en hojas, sin dañarlas y cristales alimentándose de ellas gracias a su rádula o microdiente. También acepta carroña y cadáveres de peces e incluso acepta heces de las que sacar hasta el mínimo nutriente que contengan. Es también un regulador de las plagas de caracoles no deseados al alimentarse también de sus huevos gelatinosos.

Esta especie sorprendente es capaz también de alimentarse de partículas en suspensión en el agua colocándose de forma fija y creando un embudo que toca justo la superficie. Una vez ha llenado el embudo de micropartículas será el momento de volver a una postura más cómoda y alimentarse de ellas.

Por tanto podemos asegurar que mantener caracoles manzana es muy beneficioso para el estado general de nuestro acuario. Podemos llegar a mantener un ejemplar por cada 30 o 50 litros de agua.

En el caso particular de tocar las hojas de las plantas nos indican que los animales están pasando hambre. Bastará con alimentarles con aluna tableta de fondo durante la noche para que abandonen este comportamiento.

Pomacea gigas, caracol manzana
Pomacea gigas, caracol manzana

No mezclar con botias, sobre todo si son muy grandes, porque los pueden tomar como alimento. Tampoco mezclar con peces globo.

Reproducción en acuario del Caracól manzana

Del Pomacea no está demostrado pero puede ser un hermafrodita alterno. Lo que si que está demostrado es que los diferentes sexos presentan órganos sexuales diferentes. Ver la fecundación es extremadamente complicado porque dura muy poco y suele realizarse por la noche.

Hay muchos ejemplos de hermafrodismo alterno en el que los individuos presentan los dos sexos y van cambiando anualmente como en el caso de las ostras.

El ejemplar macho y la hembra se encuentran cerca de la superficie en posición estática con el tubo de respiración emergido. El macho se encuentra sobre la concha de la hembra con las cavidades paleales de ambos ejemplares juntas.

El macho extre un órgano de la cavidad paleal opuesta al del tubo respiratorio. Este órgano puede alcanzar hasta los 2 cm de largo. Lo introduce en la cavidad paleal de la hembra hasta la entrada del ovario.

Se desconoce si la fecundación se producen el mismo ovario o si la hembra almacena el esperma hasta dar salida a los huevos. La puesta siempre se realiza fuera del agua y por la noche, en el acuario generalmente sobre la superficie de uno de los cristales que previamente ha limpiado.

Los huevos se deslizan desde el ovario hacia el fondo de la cavidad paleal y desde ahí van siendo arrastrados hacía la piel del animal ayudados de contracciones y gracias al mucus de la piel. Una vez el huevo se ha deslizado del cuerpo de la hembra al cristal comienza el proceso con un nuevo huevo. Es una operación lenta que requiere de discreción para no llamar la atención de posibles predadores.

Pomacea gigas, caracol manzana
Pomacea gigas, caracol manzana

Los huevos recién puestos son de color blanco, están húmedos y son blandos. A los dos días los huevos habrán cambiado de color hacía el rosáceo y se habrán vuelto duros. Si no cambia de color y se queda blanco, el nido de huevos no es fértil y podremos desprendernos de él.

Para que la maduración de los huevos llegue a buen término, eclosionarán sobre las tres semanas, es importante mantener una temperatura estable por encima de los 25ºC en la superficie del acuario y un gran nivel de humedad.

Según se acerca el momento de la eclosión el nido se volverá a tornar blanco y se ablandará. Una vez se rompe la capa exterior podremos observar una maraña de pequeños caracoles en una masa líquida. No quedarán restos de los huevos porque los emplean para crear su propio caparazón. Una vez roto el nido el líquido cae hasta el sustrato y la camada lo sigue rápidamente para disgregarse. Normalmente sólo se producen eclosiones parciales generalmente debido a la falta de humedad.

Los pequeños caracoles se alimentan desde el primer momento. Lo más adecuado son acuarios con los cristales muy sucios y llenos de algas de los que se alimentan incluida la micro fauna que puedan encontrar. No es interesante mantenerlos con peces porque se los comerán. Conviene completar la alimentación con micro alimentos que se decanten hasta el fondo.

Es importante mantener una buena aireación del agua ya que son incluso más sensible que sus progenitores a las malas condiciones. A partir del mes de vida y una talla de aproximadamente 1 cm los pequeños emergen ya a respirar aire directamente. Este aire de superficie debe estar a la misma temperatura que el agua y cargado de humedad.

A partir de este momento aceptan todo tipo de alimento desarrollándose muy rápidamente. A los tres meses ya alcanzan una talla de 3 cm. Con 5 cm y una vida de unos 6 meses ya son maduros sexualmente.

Leer más artículos sobre invertebrados de agua dulce

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies