Julidochromis ornatus, cíclido de reproducción comunal del Tanganika

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces tropicales de agua dulce > Cíclidos > Julidochromis ornatus

Fuente: Marc Puigcerver & Ángel Cánovas

Ya hemos hecho un acercamiento anterior al género Juliodochromis, género endémico del lago Tanganika. En este caso nos acercamos al Julidochromis ornatus, Boulenger, 1898 y a su curiosa forma reproductiva común en algunas especies

El Julidochromis ornatus es una de las especies pequeñas, no alcanza tallas superiores a los 9 cm y es común que habite en grupos a lo largo de la costa rocosa del lago.

Estos grupos están formados por una pareja de reproductores dominantes y un grupo de ayudantes que colaboran en la defensa de las crías y el territorio. La presencia de estos ayudantes no siempre se produce.

Existe una relación directa entre el tamaño de la pareja reproductora y el número de acompañantes ayudantes. Cuanto mayor sea el tamaño de la pareja mayor será el número de acompañantes.

Los ayudantes sexualmente maduros no tienen vínculos familiares con la pareja dominante y participan frecuentemente en la reproducción dentro del grupo compartiendo la maternidad y paternidad con la pareja.

Julidochromis ornatus, cíclido de reproducción comunal del Tanganika
Julidochromis ornatus, cíclido de reproducción comunal del Tanganika

Cada grupo reproductivo emplea un única gruta como zona de puesta. Los huevos se depositan en la parte más profunda de la grieta y una vez se produce la eclosión las crías son toleradas en los alrededores de la gruta durante mucho tiempo.

Estamos por tanto en una sociedad jerarquizada. Los individuos de mayor tamaño son los que ocupan posiciones más alta en la escala de individuos. Sólo aquellos ejemplares sexualmente maduros presentan comportamientos hostiles ante posibles intrusos. Este comportamiento no lo presentan los ejemplares inmaduros.

La función de estos jóvenes es la de proporcionar cuidados a las crías como la limpieza o el abanicado de los huevos. También sirven de señal de alarma ya que su comportamiento de huida es imitado por las las crías al observar cualquier señal de alarma.

Cuando el tamaño de los ejemplares ayudantes se acerca al de la pareja dominante son expulsados del grupo. Muchos ejemplares ajustan su ritmo de crecimiento para no ser expulsados al ser una potencial amenaza para el liderazgo de los progenitores.

Julidochromis ornatus, cíclido de reproducción comunal del Tanganika
Julidochromis ornatus, cíclido de reproducción comunal del Tanganika

Los ejemplares ayudantes consiguen cortar el desarrollo desviando la energía adquirida a los órganos reproductores. Entre los ayudantes también se mantiene la escala de tamaño relativo para no trastocar la estructura jerarquizada.

No hay conclusiones precisas de las ventajas que obtiene la pareja de reproductores con la presencia de los ayudantes de cría. El macho dominante debe mantener su posición jerárquica en el grupo frente a los machos de menor tamaño y compartir con ellos la cría de parte de su descendencia. La hembra por contra se beneficia más claramente porque la presencia de otros machos ayuda a multiplicar la descendencia.

Igual que con el julidochromis Transcriptus el número de crías que consigue desarrollarse es mayor cuando se mantiene una única hembra con dos machos. En cambio si se mantiene una única pareja este es menor.

Julidochromis ornatus, cíclido de reproducción comunal del Tanganika
Julidochromis ornatus, cíclido de reproducción comunal del Tanganika

Incluso es mayor a cuando hay dos hembras en el grupo ya que compiten de forma intensa entre si.

Por eso la mayoría de ayudantes son machos inmaduros aunque en alguna ocasión puede darse el caso de la presencia de alguna hembra. En los grupos con hembras ayudantes la hembra dominante mantiene maternidades del 40%.

Los grupos familiares en comparación con Cíclidos de la tribu Lamprologini como por ejemplo el Neolamprologus pulcher (Trewavas & Poll, 1952) o Neolamprologus savoryi (Poll, 1949) son mucho menores. En los dos casos citados los ayudantes superan la docena en ambos casos.

En el caso de los Julidochromis ornatus estos participan activamente de la reproducción mientas que en el Neolamprologus el grupo está formado en gran parte por ejemplares inmaduros y aquellos maduros están reprimidos sexualmente participando en pocas ocasiones en la reproducción.

Vídeo: Julidochromis ornatus
Autor: Al Ridley

Leer más artículos sobre peces de acuario de agua dulce

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta