Evitando la timidez de nuestros peces Disco

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces tropicales de agua dulce > Cíclidos > Discos > Evitando la timidez de nuestros peces Disco

Relacionado con el artículo anterior dedicado al lenguaje corporal de los peces Disco o Symphysodon hoy vamos a tratar aspectos relacionados con la timidez y el nerviosismo que pueden sufrir alguno de nuestros ejemplares.

Cuando mantenemos un acuario dedicado al pez Disco nada llena más al aficionado que el momento en que nos acercamos a la urna y estos grandiosos peces se acercan como si fueran a saludarnos. Otro momento glorioso es el de alimentarlos con la mano, experiencia que resulta del todo gratificante tanto para el aficionado como para los animales.

Sin embargo no siempre se dan estas circunstancias y lo que nos encontramos al acercarnos a admirar a nuestros peces es una acción de escape repentina sin motivo aparente que lleva a nuestro pez disco a buscar cualquier lugar escondido del tanque donde permanecerá un tiempo con sus aletas desplegadas. Como veíamos en el artículo del lenguaje corporal aquellos peces que conservan las rayas verticales las mostrarán en todo su esplendor como señal máxima de estrés.

Está situación que por desgracia puede repetirse de forma continuada merma el interés del aficionado al no encontrarse una respuesta positiva. No sólo padece el aficionado ante esta errónea costumbre sino que las repercusiones sobre la propia salud del pez pueden ser graves.

Evitando la timidez de nuestros peces Disco
Evitando la timidez de nuestros peces Disco

Sin duda esta aparente situación de alarma en el animal está causada por un permanente estrés que le va a impedir alimentarse correctamente, anula sus posibilidades reproductivas y puede llegar a ser la causa de aparición de numerosas enfermedades.

Para poder contestar a la pregunta de qué se puede hacer cuando uno de nuestros animales reacciona de forma tímida o huidiza o siempre está nervioso debemos volver a las costumbres de comportamiento.

Como norma el pez disco es un Cíclido grande de comportamiento tranquilo. Su forma de vida es más bien sedentaria pasando las jornadas formando cardumen con otros ejemplares de su misma especie. Si observamos su natación también podemos determinar que ésta se realiza también de forma sosegada. Dotar al acuario de zonas de sombra le son beneficiosas porque le ofrecen un refugio en caso de verse amenazado.

Sin embargo y a pesar de lo comentado los peces Disco no son especialmente tímidos y llegan con el tiempo a distinguir a su cuidador y al entorno que les rodea aceptando con el tiempo que introduzcamos las manos en el agua para los mantenimientos o para alimentarlos.

Causas que motivan que nuestros peces Disco se sientan nerviosos.

Los motivos principales siempre están relacionados con el agua y con la posible aparición de enfermedades. Afecciones iniciales por Hexamita (enfermedad de los agujeros en la cabeza) y la Spironucleus provocan comportamientos nerviosos poco corrientes.

Evitando la timidez de nuestros peces Disco
Evitando la timidez de nuestros peces Disco

Enlaces relacionados:

Afecciones por parásitos como los ectoparásitos o gusanos de las branquias crean los mismos síntomas.

Un empeoramiento de los parámetros físico-químicos también repercute en la forma de actuar de nuestros peces. Un aumento de nitratos, variaciones bruscas de temperatura, dureza o pH provocan reacciones no previstas.

Por lo comentado en los dos párrafos anteriores un comportamiento nervioso no habitual ha de ser siempre considerado un motivo de alarma.

Ante cualquier variación en el comportamiento conviene revisar nuestros parámetros, algo que debemos hacer regularmente. Nuestra mejor arma de corrección ante desequilibrios siempre son los cambios de agua realizados correctamente y una elevación, a mofo profiláctica, de la temperatura del agua, 30-32º durante 24 horas.

La estructura del propio acuario juega también un papel a la hora de que nuestros peces se comporten de forma natural. Conviene siempre acuarios largos con fondo suficiente, entre 40 y 50 cm. Estos acuarios profundos dan seguridad al pez al permitirle alejarse a buscar refugio ante cualquier situación que lo incomode.

Los acuarios vistos a dos caras no suelen ser acuarios adecuados para mantener a estas especies porque no tienen la seguridad de un lado seguro. Sólo sería recomendable este tipo de acuario en aquellos casos en la que la urna sea suficientemente ancha y nos permita colocar decoración central.

Los acuarios con los fondos y laterales oscurecidos o tapados dan mayor seguridad a los peces. Instalaciones muy iluminadas también provocan una pérdida de color del pez y un aumento de la timidez al considerarse muy visible ante posibles predadores. Luces de intensidad moderada o emplear plantas tapizantes en la superficie como la Pistia stratiotes son adecuadas.

Tocamos en su momento el acuario perfecto para mantener Discos. En este artículo podíamos informarnos como en el hábitat natural de estos peces el número de plantas es muy limitado. Acuarios muy plantados potenciarán la timidez del Disco al permitirle mantenerse permanentemente escondido.

Evitando la timidez de nuestros peces Disco
Evitando la timidez de nuestros peces Disco

Os dejo también el enlace donde se aconseja aquellas plantas más adecuadas para un acuario de dedicado a la especie… Vallisnerias, Echinodorus, Anubias…

Emplear trozos de madera flotantes y un sustrato oscurecido también son propicios para estos acuarios no sólo como meros objetos decorativos sino también como posible refugio. De cualquier modo conviene ser moderado y no sobrecargar y planteada con planificación una decoración menos copiosa puede resultar muy atractiva.

A la hora de elegir a los compañeros de los Discos deberemos descartar aquellas especies que sean de tamaño muy grande o sean muy nerviosas con movimientos muy rápidos. Ante estos compañeros los peces se vovelrán tímidos y enfermizos.

Podemos elegir entre una gran cantidad de especies de Carácidos para acompañar nuestro acuario, Corydoras, pequeños Cíclidos sudamericanos que no competirán por el espacio, también podemos incluir alguna especie de Lorícaridos de tamaño adecuado.

Respecto a la ubicación del acuario. Éste puede estar en zonas de movimiento sin que esto afecte a los peces. Los animales con el tiempo se acostumbran y se vuelven más introvertidos. El movimiento exterior es bueno pero hasta ciertos límites. Golpeos en los cristales del acuario no son nada adecuados. Los momentos en donde sí debe primar la tranquilidad es en el momento del apareamiento de llegar y en la puesta de los huevos. Animales no acostumbrados al movimiento tienden a esconderse y abandona la puesta. Esto cobra importancia durante la fase en que las pequeñas larvas requieren del mucus de los progenitores.

Leer más artículos sobre peces de acuario de agua dulce

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta