Brachygobius xanthozonus, el pez avispa

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces tropicales de agua dulce > Gobios > Brachygobius xanthozonus

El Brachygobius xanthozonus, (Bleeker, 1849), pez avispa, es un pequeño Gobio de aguas salobres ligado a la parte baja del acuario.

Es pacífico con el resto de especies del acuario pero puede mostrarse muy violento con otros congéneres de la especie o género. Este comportamiento se acentúa en acuarios con pocos escondrijos. Su mordedura a otros ejemplares puede generarles problemas graves por infecciones.

Procede de Malasia, en zonas de Tailandia, Vietnam y zonas concretas de Indonesia como la Isla de Java.

Habita tanto en ríos como en lagunas de cierta corriente tanto salobres como en dulces pero muy alcalinas. Los fondos de estos cauces están formados por rocas de cantos redondeados por acción de la corriente. Mantiene una guarida permanente entre las construcciones rocosas. Este refugio lo defiende ante cualquier intruso pero de forma extraordinariamente violenta con congéneres.

Parámetros acuáticos formados por aguas alcalinas de entre 7,5 y 8,5 de pH. Dureza alta sobre los 30º de gH. Como hemos comentado con cierto nivel de salinidad. En aguas blandas y de pH ácidos dejan de comer y padecen comunes infecciones bacterianas en la piel.

Brachygobius xanthozonus, el pez avispa
Brachygobius xanthozonus, el pez avispa

Presenta una llamativa coloración similar a la de las avispas, lo que garantiza su nombre común. Su cuerpo es de fondo negro jaspeado por cuatro franjas negras o al revés. La forma del Brachygobius es tubular dotado de una cabeza de morro chato, una gran boca y un par de ojos saltones.

Todas sus aletas son pequeñas y redondeadas en tonos negros o amarillos. Emplean las ventrales y la anal para posarse sobre las diferentes superficies. Un símbolo de identidad es su aleta dorsal dividida en dos.

x Las hembras son más pálidas con la zona abdominal más abultada, mucho más en la época reproductiva. El tamaño es idéntico en ambos sexos.

Existe otra especie del género muy similar, el Brachygobius doriae (Günther, 1868), a simple vista complicados de distinguir. El B. xanthozonus es algo más pequeño hasta los 3,8 cm. El B. doriae algo mayor hasta los 4,2 cm.

El acuario para los pequeños pez avispa

Además del alto grado de pH y dureza indicados es fundamental para su salud mantener cierto grado de salinidad en el agua. Es un factor clave que debemos tener en cuenta a la hora de seleccionar los futuros compañeros de acuario. Temperatura de mantenimiento entre los 25 y 30ºC, sistema de filtro potente con caudal dos veces el volumen del acuario a la hora. (Valores óptimos para las dos especies comentadas)

Por su tamaño no requeire de grandes volúmnes para ser mantenido. Apenas 30 litros serán suficientes para contener a una pareja con garantías. Si queremos asociarlo a otras especies pacíficas tendremos que ir ampliando los litros en función de las especies elegidas.

Brachygobius xanthozonus, el pez avispa
Brachygobius xanthozonus, el pez avispa

La decoración del tanque estará basada en raíces y sobre todo rocas y piedras de cantos redondeados. Estas rocas de cantos redondos son perfectos porque apiladas generan muchos escondrijos naturales que aprovecharán nuestros pequeños peces.

A este pequeño Gobio también le gusta escavar por lo que deberemos formar en una zona del acuario una playa sumergida de arena fina. Debido a su tamaño sus acciones no generarán desprendimientos de las rocas.

Las condiciones salobres complican el mantenimiento de plantas naturales… Especies de los géneros Spotiphyllum, Dracaenas y Acorus serían adecuadas. También podemos instalar especies como el Musgo de Java y el Helecho de Java serán adecuadas.

Los animales recién importados presentan problemas de adaptación al alimento seco en todas sus formas. Es por ello que debemos de partir de alimentos congelados a base de artemia, mysis, daphnia y larva roja de mosquito.

Una vez acepten con normalidad la congelada iremos mezclando poco a poco la desecada preferiblemente en pellets por la posición que ocupan los peces en el acuario.

En la naturaleza los pequeños Brachygobius se alimentan principalmente de crustáceos, insectos y las larvas de éstos. Es muy probable que nunca lleguen a aceptar la comida seca. Por este motivo la cantidad con la que probar debe ser muy pequeña. Si no la aceptan deberemos desistir.

Los peces avispa nunca se alimentan en superficie. Es importante tanto que el alimento llegue a la zona de hábitat como el retirar a través del sifonado los alimentos no consumidos.

Para intentar su reproducción deberemos emplear los alimentos vivos con toda seguridad. Estos alimentos vivos podemos encontrarlos en comercios especializados.

Brachygobius xanthozonus, el pez avispa
Brachygobius xanthozonus, el pez avispa

Reproducción del pez avispa en acuario

Para tratar de lograr la reproducción del Brachygobius xanthozonus es importante partir de un grupo nutrido de ejemplares de entre 5 y 8. En los comercios especializados se pueden encontrar por lo general ejemplares de tamaño en torno a los 2 cm.

Conviene seleccionarlos por su estado general de salud sin daños en sus aletas ni ejemplares con escamas que presenten aspectos extraños.

Es importante medir el agua de transporte o consultar, no siempre lo obtendremos por desgracia, los parámetros del agua de origen y la fecha de llegada de los peces. Conviene una aclimatación lenta por goteo sobre todo si llevan mucho tiempo en la bolsa de transporte y el pH ha disminuido en exceso.

El acuario donde colocaremos a nuestros peces avispa debe tener por lo menos un refugio para cada uno de ellos. Son muy intolerantes con otros miembros de la especie.

Según se vayan desarrollando irán creando sus territorios y se irán emparejando. Es importante mientras dure este proceso realizar cambios de agua con regularidad.

Cuando la pareja esté preparada para la puesta el macho escavará un agujero donde la hembra con el tubo ovopositor visible comenzará una especie de movimientos de llamada. Las macetas invertidas también suponen un logar idóneo para la puesta porque las realizan siempre escondidas.

La hembra puede llegar a poner hasta 200 huevos.

El macho es quien vigila la puesta una vez finalizada. Tras cuatro días las pequeñas larvas eclosionan. El macho las vigila hasta la fase de natación libre. Debemos seguir alimentando a los progenitores con diligencia para que no devoren a sus propias crías. Una vez alcanzada la fase de natación libre los retiraremos.

Para la alimentación de las larvas es imprescindible el alimento vivo, al menos durante el primer mes. Las grandes cantidades de comida que debemos ofrecer nos obliga a sifonar permanentemente el fondo del acuario de cría.

Leer más artículos sobre peces de acuario de agua dulce

Share on twitter
Compartir
La Guía del Acuario garantiza la protección y confidencialidad de los datos personales, de cualquier tipo que nos proporcionen nuestros visitantes, de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento General de Protección de Datos de Carácter Personal.