La cría del Betta splendens

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces tropicales de agua dulce > Laberíntidos > La cría del Betta splendens

Tenéis un artículo dedicado en La Guía del Acuario al portentoso Betta Splendens que podéis consultar así como otro artículo interesante sobre un acuario tipo para anabántidos:

En este artículo vamos a tratar la Cría del Betta slendes para todos aquellos que esteís interesados.

Lo primero que debemos hacer para tratar de reproducir a este pequeño Laberintido en nuestro acuario es adquirir un macho. A la hora de hacerlo conviene no precipitarse y observar en profundidad al ejemplar. En especial en las aletas que no deben presentarse deshilachadas ni plegadas. El cuerpo debe estar ausente de todo tipo de mancha sospechosa de cualquier problema infeccioso o bacteriano.

Los Betta sanos deben mostrar un colorido intenso con las aletas desplegadas ni manchas en el cuerpo.

Los Betta sufren bastante durante su comercialización puesto que viajan en bolsas muy pequeñas y después son instalados en los comercios en pequeñas “beteras” de tamaño no muy superior. Por ello conviene estar atento y adquirir nuestro ejemplar lo antes posible.

La cría del Betta splendens
La cría del Betta splendens

En estas Beteras los machos, auqne en depósitos individuales, pueden verse lo que desencadena que muestren sus aletas extendidas frente al potencial oponente. Este hábito nos permitirá observarlas con detenimiento.

Las hembras por el contrario las encontremos por lo general agrupadas en un mismo acuario. De entre todas ellas podremos localizar fácilmente a la dominante que será precisamente la que debemos adquirir para juntar con nuestro galán.

Las hembras no presentan las tonalidades tan majestuosas de los machos pero aúan así podemos distinguir claramente su posición de dominancia por los colores.

Es importante que conozcamos también que la esperanza de vida de los Betta es corta. En al naturaleza normalmente suele ser un año natural. En acuario suele alargare un poco más pero es mucho más corta que la e otras especies comunes.

La reproducción del Betta splendens

Podemos plantear un acuario de volumen reducido. Nos bastará una urna de unos 28 litros provisto de un calentador y un sistema de filtrado que no provoque gran corriente.

Los parámetros físico-químicos deberán rondar lo siguientes… pH neutro(7), dureza gH en 10 y temperatura sobre los 27ºC.

No es imprescindible decorarlo. Nos bastará con colocar algunas plantas flotantes, en especial Riccia fluitans o Salvinia cuyas hojas serán empleadas para la fabricación del nido. Esta planta flotante también sirve para generar infusorios de los que se alimentarán en su primera etapa las jóvenes larvas.

La cría del Betta splendens
La cría del Betta splendens

El fondo del acuario debe estar libre de grava lo que facilitará al macho la búsqueda de los huevos que caerán tras ser fertilizados así como el sifonado y limpieza del acuario.

Tras un periodo de fuerte alimentación de la pareja, que podemos alargar durante una semana, es el momento de introducirlos en el acuario de cría. Primero el macho y después la hembra a la que mantendremos dentro de un tarro de cristal. Esta estrategia permite que ambos se acepten y no se produzca un rechazo prematuro.

  • El tarro de plástico o de cristal transparente debe reposar sobre el fondo del acuario con la superficie del nivel del mismo en contacto con el aire atmosférico. Si es un baso de plástico podemos perforarlo para que se intercambie el agua.

Cuando el grado de excitación ha llegado a su máximo nivel es el momento de sacar a la hembra del tarro. En este momento el macho, por lo general, aceptará a la hembra y comenzará a cortejarla. Al unísono comenzará a construir el nido de burbujas en la superficie con la ayuda de las plantas flotantes. Este nido es en forma de cúpula con una gran cantidad de burbujas en su parte inferior.

Una vez construido el macho tratará de inducir a la hembra al desove. El macho realiza movimientos en espiral entorno a la hembra con quien acabará juntando la parte anal. Una vez fecundados los huevos estos caen hasta el fondo del acuario donde serán recogidos y trasladados al nido por el macho.

Una vez termina el proceso de la puesta conviene retirar a la hembra. Los machos pueden tornarse agresivos y causar lesiones graves a su pareja.

La puesta puede alcanzar los 400 huevos que quedarán sujetos en el nido. El macho irá añadiendo burbujas al nido de forma constante para reparar cualquier rotura. Este proceso dura hasta que eclosionan las larvas. La eclosión suele producirse sobre las 36 horas.

La cría del Betta splendens
La cría del Betta splendens

Las larvas tras consumir el saco vitelino irán abandonando el nido para buscar su propio alimento. Es el momento de retirar al macho dejando solas a las larvas. Habrá que poner especial cuidado a la hora de ofrecerles el alimento para no pasarnos y contaminar el agua.

Cuidados de las crías de Betta

Debemos comenzar a alimentar a las pequeñas larvas con alimento vivonauplios de artemia o micro gusanos.

El alimento ha de ofrecerse en pequeñas cantidades varias veces al día. Alimentando en pequeñas cantidades contaminaremos menos el agua y lograremos un mayor nivel de desarrollo de los alevines.

En grupos numerosos de alevines es normal que se produzcan episodios de canibalismo sobre ejemplares más débiles, inválidos o de menor tamaño.

El momento crítito en su desarrollo es al cabo de 3 semanas cuando comienza a formarse el órgano denominado Laberinto. Debemos extremar el mantener una temperatura similar entre el agua y el aire exterior. Diferencias importante de temperatura pueden causarnos la pérdida de hasta un 80% de las crías.

Para evitar esta diferencia de temperatura conviene que el acuario esté tapado y el cuarto donde se encuentre el acuario no esté frío. Deberemos dejar algun hueco en la tapa para el intercambio gaseoso. Es normal que se produzcan algunas bajas pero no serán tan numerosas.

Otro de los problemas con el que suelen sucumbir las crías son con los protozoos responsables de la enfermedad del terciopelo.

La cría del Betta splendens
La cría del Betta splendens

Superados los tres primeros meses ya son distinguibles lo sexos y deberemos comenzar a separar a los juveniles. Hasta los 6 meses no suele haber problema de intolerancia entre los machos. Si alguno fuera especialmente agresivo conviene separarlo. Transcurrido ese plazo los machos deberán ser colocados individualmente y las hembras pueden ser mantenidas por pares.

Causas de la no reproducción de los Betta

  • Uno de los dos ejemplares de la pareja no es maduro sexualmente
  • Si no fabrica el nido de burbujas el macho no estará preparado para la reproducción
  • La reproducción no se realizará si la hembra no está grávida.
  • En determinados casos el macho puede comerse los huevos
  • La temperatura del acuario de cría no es la adecuada
  • No sacar al macho cuando comienza la fase de natación libre de las larvas. En este momento el macho puede tomarlos como alimento.
  • En algunas ocasiones podemos topar con un ejemplar estéril
  • Lo comentado con anterioridad sobre la temperatura incorrecta durante la fase de generación del laberinto
  • La cría no se desarrollará si no colocamos plantas flotantes o en su caso una mopa.
  • La cría es difícil que se produzca y saquemos a los alevines en compañía de compañeros de acuario no adecuados.

Leer más artículos sobre peces de acuario de agua dulce

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta