Peces nocturnos, el acuario por la noche

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces acuario agua dulce > Peces nocturnos

Hoy vamos a hablar de especies que en teoría se muestran tímidas en nuestros acuarios comunitarios pero que no lo son, en realidad son nocturnas.

Dentro de la diversidad ictícola podemos encontrar un gran número de especies tanto marinas como de agua dulce adaptadas a la oscuridad. Unos emplean bigotes dotados de hipersensibilidad otros pequeños campos eléctricos con los que exploran el hábitat que los rodea.

Algún ejemplo de estas especies son los peces gato, las lochas, los peces cuchillo, los peces loro o los peces escorpiones marinos.

Las diferencias morfológicas son claras entre las especies diurnas y nocturnas. Las primeras necesitan de su ojos para ver, por tanto estos son de un tamaño suficiente para cumplir su función. Las especies nocturnas sin embargo presentan ojos pequeños en muchos casos con visión reducida.

El ciclo día noche no influye en la misma medida en los peces o plantas que en el ser humano.

Peces nocturnos, el acuario por la noche

Los peces duermen?

Una de las preguntas repetidas que entiendo nos hacemos es la de saber si los peces duermen…La mayoría no presentan párpados por lo que no pueden cerrar los ojos. Pero si duermen ya que entran en una fase de desconexión cerebral que les priva de sentidos como la vista o la sensibilidad a las vibraciones. Este estado que podríamos entender como de dormido permite ver comportamientos tan curiosos como el de tumbarse de lado sobre el sustrato como hacen las botia payaso. Las especies pelágicas que nadan permanentemente en aguas abiertas pueden dormir a la vez que continúan con su natación.

Existe una forma sencilla de detectar aquellas especies nocturnas presentes en nuestro acuario. Si iluminamos de forma indirecta el tanque con una linterna veremos especímenes que se mantienen estáticos con una coloración pálida, estas son las especies diurnas. Sin embargo también podremos ver otros en plena actividad, obviamente estos serán los ejemplares nocturnos.

En los hábitat naturales este doble actividad diaria se complementa aumentando los espacios disponibles al no coincidir todas las especies interactuando al unísono.

El mismo hábitat se puebla por la noche de otras especies muy diferentes mientras que las diurnas detienen su actividad. Muchas de ellas se detienen para no generar corriente eléctrica que las delate, otras se esconden entre los objetos o se entierran directamente en el sustrato o incluso las hay, como los peces loro, que se envuelven en una burbuja que en realidad es una defensa química que disuade a posibles predadores.

Peces nocturnos, el acuario por la noche

Existen alguans especies a las que podemos habituar a hábitos diurnos aunque tengan tendencias nocturnas. Esto es posible gracias a la alimentación. Forzando su alimentación diurna conseguiremos que se adapten a dejarse ver durante el día. Otra técnica es la de emplear peces escuela, de los que hablaremos más adelante, que ayudan a modificar su comportamiento.

Cómo afecta la luz o su falta a los peces?

Otro factor que influye en los peces es su dependencia al fotoperiodo. El fotoperiodo es el que se repite en franjas de 24 horas intercambiando una fase de luz constante por otra de oscuridad. Las especies subtropicales y de aguas templadas son más sensibles a los cambios en el fotoperiodo. Las especies tropicales son menos sensibles ya que en el ecuador terráqueo las horas de luz son iguales a las horas sin ella.

En muchas especies la luz influye incluso en las frezas. Especies mantenidas permanentemente en oscuridad ven afectadas sus gónadas hasta el punto de dejarlas incapacitadas para la reproducción, es el caso de los carpines dorados. Al contrario, las horas de luz, potencian el desarrollo de éstas.

En la práctica este aumento de las horas de luz esta relacionado con la reproducción de especies subtropicales o templadas. Muchas de ellas son más proclives a la cría aumentando las horas de luz en primavera y verano. Un ejemplo práctico lo tenemos en la Poecilia reticulata o Guppy. Esta especie se reproduce todo el año en un acuario con programador sin cambios en el fotoperiodo. Si mantenemos la misma especie sólo con luz natural su actividad reproductora se enfocará mayoritariamente a los meses comentados.

Peces nocturnos, el acuario por la noche

Un exceso del fotoperiodo puede resultar contraproducente. Un exceso de horas de iluminación puede forzar a la madurez sexual prematura de diversas especies.

Muchos peces sin emplear el sentido de la vista pueden diferenciar el día de la noche a través de otros órganos sensoriales. En la mayoría de los casos esta área sensorial se encuentra formada por una piel semi traslucida en la zona delantera del cerebro. En esta zona se encuentran células sensoriales similares a las presentes en los ojos. La glándula pineal ubicada muy cerca de esta zona transforma las señales luminosas en señales químicas.

Esta glándula durante las horas sin luz genera una hormona denominada melotanina que interactúa con otras hormonas involucradas en diferentes actividades vitales de los peces. Ésta glándula estaría relacionada directamente con la señal que activa el periodo de puesta o las migraciones por ejemplo.

Otra alternativa a la zona translucida es la línea lateral de algunas especies de peces capaces de detectar la luz. Esta capacidad es posible al estar dotados de unos cilios muy pequeños capaces de detectar las vibraciones ocasionadas por los objetos en movimiento. Esta capacidad les sirve para por ejemplo poder nadar en banco en total oscuridad sin chocar unos contra otros.

El sistema sensorial de la línea lateral está directamente relacionado con el sentido auditivo. Los peces aunque no tienen orejas si tienen oídos lo que les permite detectar sonidos bajo el agua y los dota de equilibrio y orientación.

Relacionado con este sistema acústico-lateral se encuentra la capacidad de algunas especies de emitir sonidos que transmiten información en las horas sin luz. Esta capacidad la presentan algunos peces gato y algunas especies de lochas.

Peces nocturnos, el acuario por la noche

El Tetra ciego, Astyanax jordani

Os voy a hablar de una especie muy curiosa como la es el Tetra ciego, Astyanax jordani (Hubbs & Innes, 1936), y que a mi personalmente me da un poco de repelús porque no tiene ojos. La evolución ha eliminado el sentido de la vista eliminando estos órganos en esta especie que vive toda su vida a oscuras. Estas especies que habitan aguas subterráneas tampoco presentan pigmentación corporal ya que al no poderse ver no tiene sentido los patrones de coloración. El color de esta especie por ejemplo es rosado y ello es debido a los finos capilares presentes en su cuerpo.

Otras especies dotadas de capacidades nocturnas a base de receptores eléctricos que les sirven para interactuar y moverse en la oscuridad son por ejemplo el pez elefante, el pez cuchillo y el conocido pez cristal Kryptopterus bicirrhis

El acuario para especies crepusculares y nocturnas

En general hablamos de peces gato. Estos acuarios obviamente presentan una iluminación disminuida a base de sombras y un gran número de refugios para que cada espécimen pueden refugiarse con tranquilidad sin que se generen altercados.

Estas especies nocturnas son extremadamente sensibles a la luz intensa y padecen mucho el cambio brusco de oscuridad a luz total que nos genera un controlador horario. Estos acuarios deberían tener, y en estos momentos existen multitud de opciones comerciales, una iluminación que se encienda y se apague paulatinamente. La luz de noche o luz lunar es una iluminación que no molestará a estas especies y le dará un toque mágico a nuestro acuario permitiendo su observación durante la noche.

Peces nocturnos, el acuario por la noche

Una de las opciones disponibles que podemos plantearnos sin os decantamos por el mantenimiento de este tipo de especie es el de invertir el fotoperiodo. Así podremos observar durante el día el acuario apagado con nuestras especies nocturnas y encenderlo cuando nosotros descansamos.

Nuestra colonia de peces nocturnos normalmente estará formada por especies de fondo. Conviene obviamente elegir aquellas no carnívoras. Tenemos muchos ejemplos dentro de los géneros Corydoras, Brochis, Dianema, Hypostomus, Ancistrus, Peckoltia o Rineloricaria por ejemplo.

En este caso podemos mezclaras con otras muchas especies que nadan en la zona media del acuario como Tetras (Cheirodon, Hyphessobrycon, Nannostomus, Hemigrammus, Moenkhausia, Megalamphodus y un largo etc. o peces de superficie como Carnegiella y Gasteropelecus.

Peces nocturnos, el acuario por la noche

Un ejemplo sin ser totalmente nocturno si es una especie tímida para acuarios sombreados es el género Synodontis. Los peces tímidos ganan en seguridad cuando los cardúmenes se dirigen a superficie a alimentarse.

Cuando me refería con anterioridad a los peces escuela me refería a los bancos de Carácidos. Aquellas especies de peces gato relacionan el paso del banco con la hora de la alimentación. Cuando el banco se retira estos vuelven a ocupar su lugar en sus refugios. Este comportamiento relacionado nos permitirá observar con mayor regularidad a nuestras especies crepusculares.

Las especies totalmente nocturnas no aparecerán incluso con este estímulo.

Vídeo: Acanthicus Adonis L155, Pseudorinelepis L095, Panaque L330, Apteronotus Albifrons
Autor: Adam Jocz

Leer más artículos sobre peces de acuario de agua dulce

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta