La cría de carpas rojas, Carassius auratus

inicio > Peces agua fría > La cría de carpas rojas

Tanto en estanque como en acuario se puede intentar, con ciertas garantías de éxito, la cría de nuestras carpas de agua fría Carassius Auratus. En estanque es habitual ofrecer alimentos muy proteicos, por ejemplo lombriz para que las hembras generen muchos huevos, en la época de Otoño antes de la disminución de actividad por la llegada del invierno, . En climas más moderados esta técnica también es aplicable en cuanto vemos un aumento de la actividad previa a la llegada de la primera en la fase de finalización del invierno. En acuario doméstico esta regla no es aplicable y por tanto podemos obviarla puesto que no existen diferencias tan drásticas entre el invierno y el verano.

En cualquier caso se debe partir, en caso de que nuestro interés sea el conservar la rama genética de nuestros ejemplares, por separar los sexos en acuarios diferentes. De este modo se controlan las puestas indeseadas y por tanto la pérdida de valor genético.

El tamaño del acuario para los peces depende un poco del número de ejemplares. Es importante que los acuarios de mantenimiento de sexos guarden unas características parecidas al de origen.

La cría de carpas rojas, Carassius auratus
La cría de carpas rojas, Carassius auratus

Una vez seleccionados y apartados los sexos debemos seleccionar las parejas atendiendo a sus características morfológicas que son las que queremos perpetuar en el tiempo. Las parejas se trasladarán a un acuario dedicado para cada uno de ellos.

En estos acuarios de cría se colocan mopas de hilo de nailon agarradas a un corcho o similar que las mantenga flotando. El aumento paulatino de la temperatura propiciará que las hembras vayan engordando su abdomen por la producción de huevos y los machos muestren sus tubos reproductores entre las aletas pectorales.

El acuario para la puesta debe ser limpiado a conciencia antes de la aclimatación de los peces tratando de eliminar cualquier patógeno que pudiera albergar. 100 litros podríamos establecer como un volumen estándar para el acuario de cría. Variedades de Shubunkin o Cometas dotados de cola larga incluso necesitan de mayor volumen.

El acuario de puesta puede estar tan sólo iluminado por luz solar de forma indirecta. Parece que la luz del amanecer potencia las posibilidades de la puesta así como el contacto de la hembra con las mopas de hilo de nylon. Las mopas han de ser un número suficiente pero permitiendo que los peces naden.

El momento de introducir a la pareja es cuando en primer lugar las condiciones del agua sean correctas sin presentar restos de cloro ni burbujas de agua y en segundo cuando las mopas se han empapado y cuelgan sumergidas de los corchos.

La cría de carpas rojas, Carassius auratus
La cría de carpas rojas, Carassius auratus

El momento de la puesta de las carpas de agua fría

Por lo general suele ser al amanecer del día siguiente al de colocar a la pareja en el acuario de cría. Es importante estar al tanto para retirar a los progenitores tras la misma porque de lo contrario comenzarán a devorar los huevos.

Suele ser indicativo de que se va a relizar la puesta por el acoso del macho a la hembra, persiguiéndola por todo el acuario y dándole constantes toquecitos en el abdomen.

El momento cumbre es cuando la hembra se introduce entre los hilos de la mopa. Será perseguida por el macho. El macho aprieta contra el abdomen de la hembra. Es el momento de la liberación de los huevos y el esperma. Este proceso se puede repetir a lo largo de varias horas.

Una vez finalizada los peces se muestran muy voraces por todo la proteína consumida por lo que tomarán a su puesta como alimento salvo que los saquemos del acuario a otro donde se les pueda alimentar.

Es frecuente que tras la freza la pareja muestre pequeños desgarros en las aletas y escamas por la “batalla amorosa”. Con alimentación adecuada y con calma los daños se irán recuperando a lo largo de la semana. Si detectásemos cualquier signo de infección, tanto en tonos blanquecinos como enrojecidos, lo suyo es tratar con un antibacteriano de amplio espectro.

La cría de carpas rojas, Carassius auratus
La cría de carpas rojas, Carassius auratus

El desarrollo de las larvas de Carassius auratus

Las huevos mientras permanecen en el acuario de puesta. Su desarrollo dura unos cuatro días tras los cuales comienzan a eclosionar. Este tiempo puede variar, acortándose levemente o alargándose, en función de la temperatura del agua.

Aquellos huevos que presenten un tono blanquecino y peludo es señal de que han sido invadidos por hongos. No es motivo de alerta ya que no afectarán a los huevos sanos.

La eclosión de las pequeñas larvas se produce en primer lugar mostrando la cola y después la cabeza. Mientras portan el saco vitelino las larvas se mueven muy poco y no necesitan ningún alimento. Las larvas se desarrollan a la misma velocidad que va desapareciendo el saco vitelino. Consumido éste los pequeños peces ascienden torpemente a la superficie a tomar aire para llenar sus vejigas natatorias.

Una vez llegado este momento, de comienzo de la natación libre, debemos empezar a alimentarlos. Nauplios de artemia, dafnia y alimentos preparados para alevines serán lo indicado un par de veces al día. La comida viva es más recomendable pero no es imprescindible. La ventaja que presenta es que no genera desecho mientras está viva, es decir; el tiempo necesario para ser devorada por los alevines.

Superadas las dos semanas de vida los alevines ya aceptan comida en escamas pulverizada con los dedos.

La cría de carpas rojas, Carassius auratus
La cría de carpas rojas, Carassius auratus

La cantidad de alimento ofrecido provoca que se reduzca la calidad del agua. A partir de la semana debemos instalar un filtro interno de esponja movido por aire es una elección correcta ya que no crea turbulencias dañinas para los pequeños peces.

Con tres semanas de vida es el momento de comenzar a realizar cambios de agua. De un 10% dos veces a la semana para pasar posteriormente al 50% cuando los alevines ya hayan alcanzado el 1,5 cm.

Selección de alevines y la etapa de crecimiento de las carpas doradas

Alcanzada la talla de 1,5 cm es el momento en que debemos seleccionar los alevines que cumplen los estandares genéticos que queremos conservar y descartar aquellos que no los cumplen. Este trabajo es necesario y bastante laborioso ya que las puestas de Carassius son muy numerosas superando los centenares de huevos.

Ante tal marabunta y la imposibilidad de tener varios acuarios para su desarrollo no queda otra que descartar aquellos ejemplares no válidos. Comenzaremos con los ejemplares demasiado pequeños o deformes.

Dependiendo de la variedad de Carassius que estamos criando deberemos entonces fijarnos en los rasgos genéticos a conservar. Si estamos criando Cabeza de león que no tienen aleta dorsal deberemos descartar aquellos alevines que presenten esta aleta atrofiada y de pequeño tamaño. Si la variedad de cría es la de doble cola descartaremos aquellos ejemplares que sólo tengan una. Tras esta meticulosa tarea de selección habremos llegado a un número más manejable de alevines con los que comenzar la fase de engorde y crecimiento.

La cría de carpas rojas, Carassius auratus
La cría de carpas rojas, Carassius auratus

Para ello deberemos hacernos con una urna lo suficientemente grande. Esta urna no tiene porque tener sistema de filtro. Nos valdrá con realizar dos cambios de agua a la semana del 30%. Alimentaremos dos veces al día con alimentos comerciales de calidad.

Dos meses más tarde las carpas ya tendrán el suficiente tamaño para seleccionar aquellos ejemplares de mayor calidad que serán nuestra futura pareja de cría. El resto de ejemplares podemos plantearnos venderlos o regalarlos para comenzar otra vez el proceso.

Leer más artículos sobre peces de acuario de agua fría

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies