Peces ángel medianos: Géneros Pygoplites y Genicanthus

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces marinos > Peces Ángel > Géneros Pygoplites y Genicanthus

Tras hablar de los peces ángel enanos del género Centropyge y de alguna de las especies de peces ángel grandes como es el caso del Pomacanthus imperator o el Holacanthus ciliaris vamos a tocar dos géneros, uno de interés, de las denominadas especies de tallas medianas. Uno de estos géneros lo descartaremos por su escasa superviviencia.

Existen otros géneros de entre lo clasificados como peces ángel medianos como el Apolemichthys, Apolemichthys trimaculatus, pez ángel de tres manchas cuya ficha puedes consultar en esta publicación o el género Chaetodontoplus que clasifica especies menos populares y conocidas.

Este artículo sin embargo va dedicado al género de peces Ángeles medianos del género Genicanthus y a la única especie del género Pygoplites. Esta última simplemente a modo informativo.

Estos dos géneros son más sencillos de encontrar en los comercios y salvo excepciones clasifican especies de entre 20 y 30 cm como tamaño máximo.

Peces ángel medianos: Géneros Pygoplites y Genicanthus
Peces ángel medianos: Géneros Pygoplites y Genicanthus

Género Pygoplites, Fraser-Brunner 1933

El género Pygoplites contiene una única especie Pygoplites diacanthus, Pez ángel real, Boddaert, 1772.

Dotado de una extraordinaria coloración a base de franjas blancas, amarillas y azuladas. Presenta variedades cromáticas entre poblaciones del Océano Pacífico y las del Océano Índico y Mar Rojo.

Se importa con cierta regularidad pero sus posibilidades de adaptación al acuario son muy bajas, generalmente por temas relacionados con la dificultad de alimentarse. Por este motivo deberíamos no valorar su compra aunque nos la ofrezcan. En este artículo tienes información relacionada sobre especies de peces marinos con escasa tasa de supervivencia.

En libertad sus principales fuentes de alimentación son las esponjas y los tunicados. Esta dieta tan especializada complica muy mucho su adaptación al acuario siendo muy complicado que llegue a aceptar los alimentos que le podamos ofrecer.

Los ejemplares jóvenes son algo más sencillos de adaptar, dentro de la dificultad. Pueden aceptar alimento vivo mezclado con congelado o alimentos que hallamos frotado previamente contra algún objeto decorativo a base de Bivalvos o trozos de pescado.

Genicanthus watanabei, pez ángel de Watanabe, Yasuda y Tominaga 1970
Genicanthus watanabei, pez ángel de Watanabe, Yasuda y Tominaga 1970

Estos ejemplares jóvenes es muy probable que dañen nuestros invertebrados sésiles. Si conseguimos adaptar un ejemplar joven lograremos mantenerlo durante un periodo largo.

No es una especie agresiva y puede convivir sin dificultad con damiselas, peces mariposa y peces ángel más grandes.

Para su mantenimiento es necesario un acuario muy voluminoso. A partir de los 600 litros ya que alcanza tallas máximas de 25 cm.

Género Genicanthus, Swainston 1839

Al contrario que el Pygoplites se adaptan con bastante sencillez al acuario. Son especies que también requieren de acuarios voluminosos y son propensas a saltar fuera del agua. El género Genicanthus comprede 10 especies.

En el océano se alimentan principalmente de zooplancton, pequeños invertebrados de cuerpo blando, huevas de peces y algas.

Con excepción del Genicanthus spinus, pez ángel de Pitcairn, Randall 1975, que alcanza tallas de 35 cm el resto de especies se encuentran entre los 15 y 25 cm.

El género es distinguible por presentar la aleta caudal ahorquillada. Algunas especies la presentan finalizada en dos largos filamentos. Las hembras suelen ser más modestas en su coloración.

Genicanthus lamarck, Pez ángel de Lamarck, Lacepède 1802.
Genicanthus lamarck, Pez ángel de Lamarck, Lacepède 1802.

Suelen vivir en grupos formados por un macho y un pequeño harén de hembras. Si el macho perece o desaparece la hembra de mayor jerarquía ocupa su lugar cambiando de sexo.

Genicanthus lamarck, Pez ángel de Lamarck, Lacepède 1802.

Sin duda alguna el Geniacanthus lamarck es la especie más popular que podemos encontrar en el género. Su grado de adaptación al acuario es alta. Puede ser mantenido en pequeños grupos sin contamos con un acuario suficientemente voluminoso.

Se importo por primera vez en 1969. Alcanza tallas de hasta 23 cm. Es recomendable elegir ejemplares jóvenes más sencillos de adaptar al acuario y mucho más longevos.

las diferencias cromáticas entre machos y hembras son poco aparentes. En los machos sus aletas pélvicas son negras y en las hembras blanquecinas.Los machos además presentan una mancha amarilla en la parte superior de la frente.

Extendido por el Pacífico Occidental.

Genicanthus bellus, pez ángel vistoso, Randall 1975

Del género Genicanthus tampoco deberías elegir al G. semifasciatus o Golondrina japonesa, Kamohara 1934, a pesar de su extraordinaria coloración ya que se adapta mal al acuario.

Las hembras del G. bellus se importan con regularidad filipinas con alto grado de adaptación. Es mucho más complejo localizar un macho.

Genicanthus bellus, pez ángel vistoso, Randall 1975
Genicanthus bellus, pez ángel vistoso, Randall 1975

Alcanza una talla máxima de 15 cm y es relativamente sencillo de adaptar al acuario. Son sensibles a la poca calidad del agua. En estos casos rechazan la comida. Ante situaciones de estrés pueden saltar del acuario.

Genicanthus watanabei, pez ángel de Watanabe, Yasuda y Tominaga 1970

Los juveniles del G. watanabei se adaptan también muy bien al acuario.

Alcanza una talla máxima de 14 cm. Es una especie difícil de encontrar extendida por el Pacífico occidental. No se tiene mayor información sobre las necesidades de los ejemplares adultos.

Genicanthus melanospilos, pez ángel de mancha negra, Bleeker 1847

El G. melanospilos es originario de Malasia con tallas no superiores los 20 cm.

Se importa con cierta regularidad. Requiere de acuarios sobre los 500 litros. Es crítica su adaptación al acuario, solo viable con ejemplares jóvenes, pero una vez superada son ejemplares longevos. Son agresivos con otros congéneres sólo admitiendo la presencia de su pareja. Los machos, todo un espectáculo de coloración, son blanco azulados con lineas finas transversales. La hembra tiene la zona dorsal amarillenta, la ventral blanco azulada y los extremos de la aleta caudal negros y alargados.

Genicanthus melanospilos, pez ángel de mancha negra, Bleeker 1847
Genicanthus melanospilos, pez ángel de mancha negra, Bleeker 1847

Otras especies de Genicanthus, peces ángeles medianos, no tan sencillos de encontrar serian el G. caudovittatus, pez ángel cebra, Günther, 1860, hasta 20 cm. De librea llamativa pero quizás sin estar a la altura del G. melanospilos. No es viable la aclimatación de animales adultos.

O el G. personatus, pez ángel enmascarado, Randall 1975, hasta los 21 cm de longitud. Se trata también de una especie muy sensible al acuario, en especial los machos grandes aunque hay documentación sobre un desove en cautividad en el Acuario de Waikiki donde se logró sacar a algunas larvas con éxito (Peces Ángel, H. Debelius y R. H. Kuiter, 2003)

Leer más artículos sobre el mantenimiento de peces marinos en acuario

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta