Synchiropus splendidus, pez mandarín

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces marinos > Callionymidae > Synchiropus splendidus

El Synchiropus splendidus (Herre, 1927) pez mandarín o dragoncillo es uno de los iconos del acuario de arrecife por su extraordinaria coloración y comportamiento. Denominado comúnmente como Gobio mandarín en realidad no es un Gobio sin que se clasifica en la familia Callionymidae. El género Synchiropus agrupa 43 especies que incluye otra especie también muy popular Synchiropus picturatus (Peters, 1877). Tanto uno como otro también reciben el nombre de peces psicodélicos por sus llamativas libreas.

El pez mandarín habita aguas poco profundas en lagunas protegidas y arrecifes costeros, entre 1 y 18 metros de profundidad. Se distribuye por el Pacífico Occidental, desde Java hasta Japón, la Gran barrera de Coral meridional e Islas Carolinas.

Es una especie asociada al arrecife que vive entre fondos de limo, construcciones coralinas y escombros. Vive en pareja o de forma individual. No es viable mantener en acuario varios machos porque presentan una total incompatibilidad entre machos tanto de la misma especie como del género cuyos enfrentamientos tendrán fatales consecuencias para el animal menos dotado.

Synchiropus splendidus, pez mandarín
Synchiropus splendidus, pez mandarín

Mantenimiento en acuario del Synchiropus splendidus

El mantenimiento del pequeño pez mandarín, no suele alcanzar tallas superiores a los 7 cm, no es exigente en cuanto a los parámetros físico-químicos del agua. Es una especie muy longeva complicada de mantener por su especializada alimentación pero que en el mar presenta una esperanza de vida de entre 10 y 15 años.

El acuario tipo para el mandarín sería el acuario de arrecife muy decorado tanto de roca viva como de invertebrados sésiles. Muy iluminado y decorado con una capa de sustrato de arena fina. El tamaño del acuario no es determinante para su mantenimiento, lo es su alimentación y compañeros de acuario como veremos a continuación. Puede ser mantenido en nano-reef dependiendo de los compañeros con los que conviva.

Prefieren flujos de corriente más lenta. En acuarios de cierta medida, a partir de 200 litros esta particularidad no es ningún problema porque el pequeño pez habitará las zonas más protegidas. Viven siempre ligados al sustrato y rara vez le encontraremos nadando en la columna de agua. Es posible que en alguna ocasión puedan llegar a enterrarse.

  • Nota: en el vídeo puedes observar como la pareja nada hacía la superficie. En la reproducción los peces mandarín nadan hacía la superficie donde liberan los huevos y el esperma antes de volver al sustrato.

Los Synchiropus splendidus están dotados de una estridente coloración por lo general sobre un brillante fondo azul. En ocasiones dependiendo de su origen es posible encontrar ejemplares con fondo rojo.

Synchiropus splendidus, pez mandarín
Synchiropus splendidus, pez mandarín

Presentan la aleta dorsal dividida con el primer radio muy desarrollado especialmente en los machos. En presencia de otro macho este radio se eriza como señal de poder físico. Las hembras son algo más pequeñas con este primer radio mucho menos desarrollado. Los ejemplares macho más jóvenes o menos dotados pueden ser confundidos fácilmente con hembras. El ejemplar dominante no lo hará y lo eliminará rápidamente. El pez mandarín se cría en cautividad.

Es una especie pacífica con el resto de peces pero puede tener algún encontronazo con gobios o blenios territoriales ya que habitan el mismo espacio en el acuario. En acuarios grandes estos enfrentamientos no tendrán consecuencias. En acuarios pequeños de menos de 150 litros hay que elegir muy bien las especies por este motivo y por la competencia por el alimento.

Los peces mandarín presentan un mucus en la piel, carecen de escamas, ligeramente tóxico con que tratan de repeler posibles predadores. Para ello también emplean a modo de advertencia su estridente coloración. Sin embargo mantenido con alguna anémona Stichodactyla, algún coral lps agresivo o peces escorpión es probable que pueden llegar a predarlo. Es compatible con todo tipo de invertebrados a los que no molestará.

Synchiropus picturatus, mandarán psicodélico
Synchiropus picturatus, mandarán psicodélico

La alimentación del Synchiropus splendidus

La principal dificultad a la que nos vamos a enfrentar a la hora de mantener al pequeño pez mandarín es su especializada alimentación.

Ésta está basada exclusivamente en micro fauna en forma de Copépodos y Anfípodos a cuya búsqueda dedicará toda la jornada entre la roca. La artemia adulta o los nauplios aunque es un alimento adecuado realmente no es tan aconsejable porque son crustáceos nadadores y en la competencia del acuario le va a ser complicado alcanzarlos. Estamos un pez de movimientos muy lentos.

La boca del pequeño mandarín está diseñada para la captura de microorganismos entre el aufwuchs (algas filamentosas de la roca). Su natación con sus enormes aletas pectorales están también predispuestas para sobrevolar la roca y poderse mantener estático en la columna en búsqueda de presas. Nunca va a poder competir con otros animales más vivos a la hora de alcanzar la artemia.

Por lo comentado si nos planteamos mantener un Synchiropus splendidus debemos tener claro que el éxito de su mantenimiento es poder mantener una buena base de la cadena trófica. Si lo compramos por impulso, nuestro acuario no está suficientemente maduro, no cuenta con suficiente roca o la que tiene es sintética o esqueleto de coral condenaremos a morir de hambre al animal en unas pocas semanas.

Synchiropus splendidus, pez mandarín
Synchiropus splendidus, pez mandarín

Como comentaba en el artículo dedicado a los Copépodos actualmente podemos adquirirlos en los comercioes especializados poro tampoco suele funcionar si nuestra única opción es añadirlos una o dos veces al mes. Yo plantearía un refugio donde criarlos de forma permanente. Si optamos por esta opción no sólo se beneficiará el pez mandarín sino que otras muchas especies incluyendo los corales se verán beneficiadas. También podremos mantener otros compañeros de similares particularidades alimentarias como el Chelmon rostratus.

Finalizare comentando que un Synchiropus splendidus con suficiente alimento a su disposición es un animal muy duro. Con el tiempo es muy posible que acepte alimento congelado e incluso granulo siempre como carroñero. Pero para llegar a ese momento debemos comenzar a construir nuestra cadena trófica.

Vídeo: Synchiropus splendidus bailando juntos – acuario marino
Autor: Michael Reef Tenerife

Leer más artículos sobre el mantenimiento de peces marinos en acuario

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

Share on twitter
Compartir