Mantenimiento de peces halcón marinos

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces marinos > Cirrhítidos > Peces halcón

Os presento a algunos miembros de la familia de peces marinos de los Cirrhitidae, comúnmente denominados peces halcón, no te dejarán indiferente.

Los peces halcón se caracterizan por su gran resistencia y capacidad de adaptación a la vida en acuario. Todas las especies son endémicas de los arrecifes coralinos y presentan una gran compatibilidad con otras muchas especies de peces.

La familia de los peces Halcón comprende especies muy dispares, desde aquellas pequeñas desde los 7 cm viables en acuario hasta tallas superiores a los 50 cm.

De todas las especies que forman la familia Cirrhitidae, sobre las 33 divididas en 12 géneros, no son más de media docena las especies que podemos encontrar de forma habitual en los comercios especializados.

Reciben el nombre de Halcón por su modo de colocarse sobre rocas o corales siempre al acecho de posibles presas sobre las que abalanzarse. Este modo de caza nos indica que permanecen inmóviles casi todo el tiempo y se desplazan de una a otra localización de forma rápida.

Los peces Halcón carecen de vejiga natatoria lo cual les impide mantenerse flotando en la columna de agua. Por tanto sus movimientos se limitan empujones rápidos que los propulsan de una atalaya a otra.

Estos movimientos rápidos son posibles gracias al extraordinario desarrollo de los músculos de sus aletas pectorales. Éstas aletas poseen radios gruesos y largos con las que pueden soportar el peso de su cuerpo apoyado en los salientes impidiendo ser arrastrados por las corrientes. El movimiento del agua genera un curioso baile en el pez acorde a las corrientes.

Cirrhitichthys falco, Randall, 1963, pez halcón enano
Cirrhitichthys falco, Randall, 1963, pez halcón enano

Otra particularidad morfológica es su aletea dorsal que se presenta de forma alargada y espinosa. Se alarga prácticamente desde la cabeza hasta la cola.

Igual de llamativos resultan sus ojos saltones situados muy cerca el uno del otro en la parte superior de la cabeza. La boca por lo general es pequeña y recogida con la excepción del Oxycirrihites typus al que se le denomina pez halcón de hocico largo.

En todas las especies de peces halcón predomina una coloración de camuflaje para tratar de pasar desapercibidos. En casi todas las especies a base de manchas de tonalidades rojas y marrones.

Especies de peces halcón disponibles para acuario

Cirrhitichthys falco, Randall, 1963, pez halcón enano

La especie más popular de pez halcón disponible en los comercios especializados es sin duda el Cirrhitichthys falco. Es la especie que más fácil podemos encontrar y la que presenta mayor capacidad de adaptación al acuario.

Originario de las aguas Índicas africanas. Alcanza tallas no superiores a los 7 cm. No tiene un carácter predador tan acentuado como otras especies.

Su coloración base es blanco recorriendo su cuerpo de arriba a abajo una serie de bandas de color cobrizo y un sinfín de puntos repartidos longitudinalmente.

Oxycirrhites typus, Bleeker, 1857, pez halcón de hocico largo
Oxycirrhites typus, Bleeker, 1857, pez halcón de hocico largo

Oxycirrhites typus, Bleeker, 1857, pez halcón de hocico largo

La segunda especie más sencilla de encontrar es el citado Oxycirrhites typus o pez halcón de hocico largo. Se encuentra distribuido por diferentes mares tropicales… desde el Mar Rojo, Centroamérica, Hawái y Japón entre otros.

Alcanza tallas de hasta 13 cm. Es sencillo de distinguir porque además de su hocico alargado presenta una coloración en forma de rejilla rojiza sobre fondo blanco. Presenta también motas de diferentes tamaños e intensidades de color rojo a lo largo de su cuerpo.

Cirrhitops fasciatus, (Bennett, 1828), pez halcón de bandas rojas

El Cirrhitops fasciatus es muy similar al C. falco sólo que un poco más grande, hasta los 12 cm. Su coloración es mayoritariamente roja destacando un lunar negro entre el final del cuerpo y el nacimiento de la aleta caudal.

El C. fasciatus está presente en aguas de Madagascar, Islas San Mauricio, Japón y Hawái.

Neocirrhites armatus, Castelnau, 1873, pez halcón de fuego

Una de las especies bonitas y llamativas El pez halcón de fuego o Neocirrhites armatus. Su coloración base es un color fuego intenso con una banda negra que recorre todo lo largo de su aleta dorsal. Alrededor de sus ojos presenta una llamativa macha negra.

Presente en aguas costeras de Polinesia y Filipinas. Viven a escasa profundidad, no más allá de los 10 metros. Viven siempre entorno a los corles entre los que se siente protegido. Alcanza una talla máxima de 9 cm.

Esta especie es la más delicada de las comentadas siendo muy sensible a las variaciones de las condiciones del medio. Por lo general se adapta bastante mal al acuario y debe ser una especie exclusivamente para expertos siempre que se adquiera en comercios que realicen una eficaz cuarentena donde el animal se recupere del estrés del traslado y se adapte al medio.

Cirrhitops fasciatus, (Bennett, 1828), pez halcón de bandas rojas
Cirrhitops fasciatus, (Bennett, 1828), pez halcón de bandas rojas

El acuario para el mantenimiento de peces halcón

Por lo comentado sobre las medidas máximas de estos peces no necesitamos de un acuario muy voluminoso. 150-200 litros serán suficientes para mantenerlo con garantías.

Aunque por lo general se adaptan bien son especies que preferiblemente debemos instalar en acuarios no superpoblados.

Como en todas las especies marinas salvajes la estabilidad del medio debe ser máxima. Un sistema de filtro siempre basado en la roca viva, corriente interna suficiente y un espumador de proteínas eficiente. Añadir ozono al acuario es beneficioso. El empleo de filtros biológicos con biobolas será viable siempre que los invertebrados sésiles que mantengamos toleren cierto porcentaje de nitrato.

Parámetros acuáticos los normales para instalaciones de arrecife. Densidad entre 1020 y 1024, pH entre 8,1 y 8,4. Nula presencia de amoniaco y nitritos y una buena concentración de oxígeno en base a lo comentado. No hemos hablado de los compresores de aire en instalaciones marinas. Lo haré en breve pero ya os adelanto que no tienen funcionabilidad en este tipo de acuarios… para introducir oxigeno tenemos el skimmer, la corriente interna con movimiento superficial y el rebosadero.

Neocirrhites armatus, Castelnau, 1873, pez halcón de fuego
Neocirrhites armatus, Castelnau, 1873, pez halcón de fuego

Temperatura entre los 24 y 26ºC. Dependiendo de la fauna deberemos realizar cambios de agua bien semanales o quincenales del 15% del volumen.

La decoración del tanque será la típica de estas instalaciones. Sustrato de arena fina, gran cantidad de roca viva o sintética que dote al acuario de filtración y refugios para las diferentes especies.

Resulta curioso, al igual que ocurre con otras especies marinas como los peces payaso, que todos los ejemplares son hembras de inicio.

En los acuarios marinos con invertebrados sésiles arbóreos como Acróporas o Montíporas cercanos a la superficie puede darse el caso de escapismo ya que puede darle por saltar fuera del agua.

La alimentación en la naturaleza está formada de pequeñas presas vivas incluyendo pequeños peces. Su alimentación general está formado por pequeñas gambas, crustáceos y camarones. Son peces muy voraces.

En cautividad no suelen poner pegas a los alimentos congelados de diferentes tipos y a las papillas caseras a base de mejillones, calamares y pescados blancos.

No conviene ofrecer juveniles de vivíparo ya que potenciarán su agresividad.

Podemos mezclarlos con todo tipo de peces incluyendo Gobios y Blenios. Todos ellos con un tamaño superior a los 4cm para evitar que los tome como alimento.

Es muy probable que ataque a todo tipo de gamba ornamental que mantengamos como las Lysmathas aunque sean grandes y les amputen sus extremidades.

Respeta los invertebrados sésiles y forma un medio de control natural contra los cangrejos indeseables que llegan con la roca viva. Los daños que puede generar en los corales es en forma de rotura de brazos del coral tipo Seriatopora, Gorgonia o similar cuando estos son muy finos y se posan sobre ellos.

Conviene no mantener más de un pez halcón por acuario, a excepción de los acuarios voluminosos pues suele enzarzarse con facilidad en peleas territoriales con otros ejemplares de la familia.

Vídeo: Cirrhitichthys falco
Autor: Chris Spreyer

Leer más artículos sobre el mantenimiento de peces marinos en acuario

Share on twitter
Compartir