Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas

inicio > Peces marinos > Góbidos > Gobiodon citrinus y G. okinawae

El Gobiodon citrinus (Rüppell, 1838), gobio venenoso y el Gobiodon okinawae, Sawada, Arai & Abe, 1972 son dos interesantes especies de Gobios que viven al refugio de corales Madreporarios, en especial de las Acroporas.

De pequeño tamaño se diferencian de forma sencilla una especie de la otra… el Gobiodon okinawae no alcanza tallas superiores a los 3,5 cm, el G. citrinus de los 6 cm. También por su coloración corporal, el okinawae es totalmente amarillo mientras que el citrinus presenta manchas vermiculares azuladas en la cabeza, zona branquial y en la base de la partida aleta dorsal.

Ambos pertenecen a la familia de los Góbidos (Gobiidae) que agrupa más de 450 especies diferentes. Esta familia está presente tanto en entornos marinos y salobres como en agua dulce. Los Gobios se caracterizan por presentar sus aletas pectorales en forma de disco adhesivo.

El género Gobiodon presenta 15 especies diferentes todas ellas del Océano Indo-Pacífico.

Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas
Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas

El Gobiodon okinawae se distribuye desde Filipinas hasta Japón incluyendo la gran barrera coralina Australiana. No alcanza tallas superiores a los 3,5 cm . Presenta un cuerpo comprimido lateralmente. Su color es todo amarillo limón con excepción de sus ojos que son negros. El citrinus en el Indo-Pacífico occidental, desde el Mar Rojo al sur hasta la bahía de Delagoa (bahía de Maputo), Mozambique, este de Samoa, al norte hasta el sur de japón y al sur hasta la gran barrera.

No tienen escamas. Su piel segrega una espesa capa de mucus que resulta tóxico para sus posibles predadores. Uno de sus mayores enemigos son los cangrejos, en especial el cangrejo de porcelana o Neopetrolisthes sp que es ajeno a la toxicidad del mucus.

Ambos presentan una alargada aleta dorsal, dividida en dos partes claramente diferenciadas, estando el resto mucho menos desarrolladas. Estas aletas poco desarrolladas son redondas y presenta una aleta caudal pequeña pero muy potente que le permite propulsarse incluso en entornos con fuertes corrientes.

Mantenimiento en acuario de los pequeños Gobios, Gobiodon

El mantenimiento de estas especies siempre está ligado a especies de coral vivo de los denominados Madreporarios, es decir; constructores de arrecife. En sus superficies y acompañando a los pólipos coralinos pasa la mayor parte del día.

Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas
Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas

No son especies tímidas por lo que pueden ser mantenidas con otras mucho más rápidas de natación y voracidad como peces ángeles, cirujanos, anthias, peces payaso, damiselas y un largo etc incluyendo especies de Pseudochromis, Pterapogon o pequeños peces halcón como el Oxycirrhites typus.

A pesar de esta buena compatibilidad con otras especies presenta una alta intolerancia intraespecífica e incluso con el género. No deberíamos mantener más de un ejemplar de estos pequeños Gobios por cada 200 litros de agua. Si mantenemos varios ejemplares juntos en acuarios pequeños los ejemplares más fuertes acosarán hasta la muerte a los más débiles.

A la hora de alimentarse no plantea problemas aceptando todo tipo de alimento. Sin embargo si parece necesaria en su dieta tocar algún pólipo coralino cada cierto tiempo. Debido a su pequeño tamaño esto no supone un problema para nuestras colonias coralinas. También requiere de cierto aporte vegetal que obtiene a través, generalmente, de macro algas.

En la naturaleza se alimentan por lo general de zooplancton que es empujado hasta sus dominios.

Los parámetros el acuario, debido a la presencia de Acroporas, Montiporas y otros corales sps, deben ser los indicados para una instalación reef con una presencia nula de nitritos y una presencia controlada de los nitratos.

Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas
Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas

Agradecen como todos los seres de nuestro acuario cambios semanales del 10% del volumen de agua del acuario. Son bastantes sensibles a los cambios de parámetros por lo que su aclimatación tras su llegada deber ser muy lenta, incluso con goteo. El uso del goteo es para ejemplares que hayan viajado durante mucho tiempo y los niveles de pH del agua de transporte hayan bajado incluso por debajo de 8.

La Cría de Gobiodones en el acuario

Como otras muchas especies de peces marinos los gobiodones tienen la capacidad de cambiar de sexo. Si tenemos dos ejemplares lo suficientemente fuertes como para tolerarse las embestidas, siempre en acuarios con mucha decoración, acabarán formado una pareja.

El ejemplar más grande se transforma en macho.

Al comienzo de la convivencia los animales no se harán mucho caso ya que estarán ocupados en la defensa mutua de sus territorios establecidos en sus respectivos madreporarios. Pasadas unas semanas su agresividad irá disminuyendo. Durante este tiempo de apaciguamiento se produce el cambio de sexo.

En este momento es muy probable que se trasladen a vivir juntos al abrigo de una gran Acropora cuyo territorio defenderán al unísono frente a los intrusos.

La puesta se realiza sobre la superficie de uno de estos corales pétreos normalmente al medio día. Durante la freza la zona del coral donde se produce suele ver dañado con seriedad sus pólipos.

Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas
Gobiodon citrinus y okinawae, los gobios venenosos de las Acroporas

Ponen entre 100 y 200 huevos en la superficie del coral. La puesta es aireada por el macho mientras que la hembra vigila el territorio.

5 días más tarde se produce la eclosión de las pequeñas larvas durante las horas sin luz. Justo en el momento previo a la eclosión los huevos tienen el tamaño de 1 mm y los ojos de las larvas son visibles en su transparente estructura.

Las larvas necesitan rápidamente alimento vivo adaptado a su tamaño. De no encontrarlo irán causando baja con celeridad.

Vídeo: Gobiodon Okinawae
Autor: Pierre Hebrant

Leer más artículos sobre el mantenimiento de peces marinos en acuario

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies