Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias

inicio > Peces marinos > Pomacentrídos > Peces payaso: Amphiprion percula y A. ocellaris

Vamos a hablar un poco de peces payaso. Agruparemos el artículo tanto para el Amphiprion ocellaris como para el A. percula ya que son bastante similares.

Tanto una como otra especie son peces indicados para el acuario marino en todas sus variantes. La mayoría de ejemplares que podemos encontrar en los comercios proceden de su cría en cautividad y su adaptación al acuario es realmente buena. Tanto que en muchos casos y si nos lo proponemos podremos llegar a criarlos.

Ambas especies viven en la naturaleza formando clanes. Mantenerlos en pareja en el acuario doméstico no les creará mayores problemas vitales pero se aleja de la visión natural para su mantenimiento. Los clanes se encuentran estructurados entorno al ejemplar de mayor tamaño que siempre es una hembra. Ésta se encuentra emparentada con el ejemplar de tamaño siguiente que es macho. El resto de ejemplares de la colonia, independientemente del tamaño, también son machos.

Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias
Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias

El resto de ejemplares de la colonia son machos porque estamos ante especies protándricas. Todos los ejemplares nacen machos. En realidad son hermafroditas pero sólo cambiará de sexo aquel individuo que pase a ejercer de dominante en el grupo. En caso de morir o faltar la hembra dominante aquel ejemplar de mayor jerarquía cambiará su sexo al de hembra. Si el macho dominante muere será el siguiente macho en jerarquía quien lo reemplace.

Los grupos de peces payaso viven entorno a una anémona hospedante que les da protección y por tanto refugio. Está forma de comportamiento grupal es realmente efectiva para garantizar la supervivencia del grupo. De vez en cuando llegan nuevos ejemplares que abandonan el estado de ictioplanton en el que son arrastrados por las corrientes marinas, las larvas una vez que son capaces de moverse por si mismas abandonan este estado para llevar una vida bentónica.

Los nuevos recién llegados dependen de la aceptación del grupo. En el caso de no ser aceptados su suerte está echada y acabaran siendo devorados por otros animales.

Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias
Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias

El acuario para mantener peces payaso

Los peces payaso se adaptan bien incluso a acuarios mini aunque sus condiciones sean más inestables. Llevándolo al extremo, sobre todo si queremos que se reproduzcan, podríamos fijar un acuario de 200 litros para mantener una pareja, que siempre se formará y un acuario entorno a los 400 litros para un grupo de entre 4 y 5 ejemplares.

De tener suerte en su cría los alevines supervivientes pasarán a formar parte del clan. En estos casos su desarrollo es más lento siempre obteniendo tallas menores que el ejemplar que actúa como macho dominante. Si éste macho faltase el desarrollo de los otros peces se acelerará con objeto de sustituirlo.

Si decidimos mantener a nuestra pareja siempre es más sencillo para criar en cautividad, o nuestro clan, en el que se deben establecer las jerarquias, junto a una anémona debemos cuidar aspectos como la iluminación dotando a nuestro acuario de no menos de 1 watio por cada 4 litros de agua en tecnología led.

El agua deberá estar para mantenimiento libre de compuestos nigrogenados, preferiblemente no superando las 20 ppm de nitrato. En el caso de perseguir la cría libre de este compuesto. Los cambios de agua también son fundamentales.

Si nuestro objetivo es tanto mantener a nuestros ejemplares como criarlos deberemos añadir periódicamente elementos traza que se van consumiendo o precipitando y vitaminas.

Tanto el Amphiprion ocellaris como el A. percula no son especies difíciles de adaptar a la alimentación aceptando tanto comida desecada en hojuelas como en pellets. Alimentos congelados o papillas también serán aceptados de buen grado. Se debe siempre complementar su dieta con aportes vegetales. Si realizamos papillas podemos añadir lechuga o alga Spirullina. La papilla casera con aporte vegetal tiene como principales compuestos bazo de ternera, higaditos de pollo, merluza, gamba, mejillones o calamares.

Si nos aventuramos a criar nuestra artemia viva ésta será muy bien aceptada por todos los ejemplares y resulta muy buena idea enriquecerla alimentándola con aportes vitamínicos.

Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias
Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias

Mantener peces payaso con anémona o sin ella

Ya hemos publicado un artículo relacionado con las particularidades de mantener un acuario de peces payaso con anémona. Peces payaso y anémonas, una relación en simbiosis

Dicho esto comentaremos un poco sobre si existe o no la necesidad de mantener una anémona junto a nuestros peces:

La comunidad científica no acaba de decantarse sobre la génesis de la capacidad adaptativa de los peces payasos a las anémonas. Una primera teoría realza la hipótesis de que son los peces los que añaden su propio mucus a las anémonas. Los dos mucus al mezclarse neutralizan a los nematocistos de la anémona impidiendo su descarga. La segunda teoría teoriza sobre que los Amphipriones a través de la evolución han ido perdiendo los componentes químicos que requieren los arpones urticantes de las anémonas, nematocistos, para dispararse.

En realidad y respondiendo a la pregunta de si debemos mantener una anémona con nuestros peces payaso la respuesta es que no. El echo de mantener la anémona es solamente por reproducir fielmente las condiciones de vida en el mar. La sola presencia de la anémona no predispone a los animales a la puesta.

De decidir mantenerla junto a nuestros Ampriphiones ocellaris o A. percula las especies más adecuadas serían Heteractis crispa, H. magnifica, Stichodactila gigantea y S. mertensi.

Existe bibliografía sobre el mantenimiento de Actinias equinas y peces payaso en acuarios marinos tropicales. Sin embargo no una norma ya que las condiciones de temperatura y densidad para las A. equinas son diferentes a las necesarias para el mantenimiento de Ampriphiones.

Hablaremos no en mucho tiempo de la reproducción de estas especies en acuario, de la selección de las parejas y de la forma de alimentación de las pequeñas larvas lo que no resulta nada sencillo cuando el tamaño de la boca de estas no es superior a las 350 micras.

Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias
Peces payaso Amphiprion percula y A. ocellaris (falso percula) diferencias

Distinguiendo al Amphiprion ocellaris del A. percula

Distinguir a las dos especies no resulta nada sencillo.

Amphiprion ocellaris (Cuvier, 1830), especie asociada al arrecife en rangos de profundidad de entre el metro y los 15. Origen Indo-Pacífico occidental: Océano Índico oriental incluidas islas Andaman y Nicobar. Tailandia, Malasia y noroeste de Australia hasta Singapur. Tamaño entre los 5 y los 8 cm. Algunos ejemplares en cautividad han llegado a vivir 12 años.

Amphiprion percula (Lacepède, 1802), asociado al arrecife, profundidades hasta los 15 m. Pacífico Occidental: Queensland y Melanesia, incluida la gran barrera de coral, norte de Nueva Guinea, Nueva Bretaña, islas Salomón y Vanuatu. Tamaño hasta los 11 cm.

Forma de tratar ambas especies, cosa que no siempre se consigue.

Se puede tratar de identificar por el número de espinas dorsales. El A. percula presenta 10 espinas mientras que el A. ocellaris presenta 11. En alguna ocasión podemos encontrar Perculas con 9 y Ocellaris con 10 lo que aumenta la confusión.

Como norma general la parte posterior de la aleta dorsal es de mayor tamaño, por tanto más alta, en los Ocellaris.

Los Ocellaris, también denominados Perculas falsos, presentan una menor intensidad en los contornos negros de las zonas blancas de su coloración o directamente carecen de ella. Esto tampoco es una ciencia exacta y puede llevar a confusión.

El último aspecto a comparar es el color de los ojos. El A. percula muestra una tonalidad mucho más naranja alrededor de la pupila. Por el contrario el A. ocellaris tiene una coloración mucho más oscura alrededor de la pupila.

Vídeo: Amphiprion ocellaris w ukwiale Entacmaea quadricolor
Autor: yokazanclus

Leer más artículos sobre el mantenimiento de peces marinos en acuario

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies