Peces payaso marinos más populares

Share on twitter
Comparte

inicio > Peces marinos > Pomacentrídos > Peces payaso más populares

Dentro de los denominados peces payaso marinos encontramos exclusivamente dos géneros: el género Amphiprion que aglutina 27 especies (debido a esta cantidad de especies tradicionalmente se les reserva una subfamilia propia, dentro de la familia Pomacentridae, denominada Amphiprioninae) y el género Premnas con sólo una.

Los peces payaso como me imagino sabemos prácticamente todos los aficionados también reciben el sobrenombre de peces anémona por su costumbre de hacer simbiosis, dependerá de la especie, con anémonas marinas.

En los artículos que os enlazo podéis encontrar información sobre la supuesta relación de simbiosis entre anémonas y peces payaso aunque en la realidad los expertos no se ponen de acuerdo. Hay una tendencia a afirmar que realmente es una relación de comensalismo donde la anémona en realidad no obtiene ningún beneficio.

La relación de simbiosis puede ser imitada sin problemas en el acuario pero hay que tener claro que las diferentes especies de payaso tiene muy claras las especies de anémona a colonizar.

Amphiprion clarkii (Bennett, 1830), pez payaso de Clark
Amphiprion clarkii (Bennett, 1830), pez payaso de Clark

Especies de peces payaso más comunes en el comercio

Eliminando de la lista de especies disponibles a todas las variedades surgidas de la cría selectiva en cautividad es muy común que cada importador trabaje entre una o dos docenas de especies de peces payaso.

Uno de los más comunes y sin embargo no el más recomendable es el Premnas biaculeatus (Bloch, 1790), pez payaso marrón o falso payaso. (Es la especie que ocupa la portada del artículo)

Su cuidado en acuario no presenta problema siempre que las condiciones sean adecuadas y constantes siendo una de las especies que alcanza un mayor tamaño… hasta los 17 cm.

Lo que si debemos tener muy claro que su mantenimiento con otros individuos de su especies es totalmente imposible por su altísima agresividad intraespecífica.

amphiprion perideraion, Bleeker, 1855, pez payaso rosado
amphiprion perideraion, Bleeker, 1855, pez payaso rosado

En la asociación con anémonas el Premnas prefiere mayoritariamente las Entacmaea quadricolor o anémona burbuja.

Otras dos especie también de mucho carácter, de similar tamaño, pero con la posibilidad de formar pareja de forma más sencilla es el Amphiprion clarkii (Bennett, 1830), pez payaso de Clark o payaso de cola amarilla.

La segunda especies sería el A. frenatus, Brevoort, 1856, o pez payaso tomate o payaso de banda blanca.

El A. clarkii pone por lo general muchas pegas a la hora de seleccionar la especie de anémona mientras que el segundo hace simbiosis rápidamente tanto con E. quadricolor como con Macrodactyla doreensis.

Ninguna de las tres especies comentadas hace de menos la agresividad que pueden mostrar algunas damiselas, parientes cercanos, como es el caso de las Dascyllus.

amphiprion akallopisos, Bleeker, 1853, o pez payaso mofeta o amarillo
amphiprion akallopisos, Bleeker, 1853, o pez payaso mofeta o amarillo

Las tres especies comentadas personalmente no las recomendaría para ningún acuario comunitario con la excepción de aficionados avanzados con experiencia con las mismas. Lo más recomendable sería recurrir a los populares A. ocellaris, Cuvier, 1830, o pez payaso común de tres bandas o falso pércula y al A. percula, (Lacepède, 1802), o pez payaso de banda negra.

A pesar de ser más delicados que las tres especies citadas con anterioridad su integración en una comunidad de arrecife doméstico será mucho más sencilla.

Las dos especies no son sencillas de diferenciar. Os enlazo un artículo ya publicado sobre este aspecto.

amphiprion sandaracinos, Allen, 1972, o pez payaso de lomo blanco
amphiprion sandaracinos, Allen, 1972, o pez payaso de lomo blanco

Ambas especies prefieren para la asociación anémonas de los géneros Heteractis y Stichodactyla.

Otros peces payaso bastante comunes en los canales de importación y cría son el A. akallopisos, Bleeker, 1853, o pez payaso mofeta o amarillo, A. akindynos, Allen, 1972, o pez payaso de boca amarilla, el A. ephippium, (Bloch, 1790), o pez payaso de fuego, el A. bicinctus, Rüppell, 1830, pez payaso de dos bandas, A. polymnus, (Linnaeus, 1758), pez payaso de manchas blancas, A. melanopus, Bleeker, 1852, pez payaso de aletas rojas, A. perideraion, Bleeker, 1855, pez payaso rosado, A. sandaracinos, Allen, 1972, o pez payaso de lomo blanco, el A. rubrocinctus, Richardson, 1842, pez payaso australiano y el A. sebae, Bleeker, 1853, o pez payaso de seba.

Debido a su gran popularidad y dependido de la especie su sencillez de aclimatación al acuario ha producido que casi todas las especies de peces payaso sean criados en cautividad.

Curiosamente la reproducción de forma ornamental con intereses comerciales se realiza sin anémona

amphiprion rubrocinctus, Richardson, 1842, pez payaso australiano
amphiprion rubrocinctus, Richardson, 1842, pez payaso australiano

En el acuario del aficionado es muy probable que manteniendo una pareja se produzca un desove pero es algo complejo sacar la puesta adelante por la complejidad de alimentación de las pequeñas larvas.

Para terminar y como curiosidad, aunque lo he comentado en otras entradas, los peces payaso son hermafroditas protándricos. Todos nacen machos y sólo alguno de ellos en función de las condiciones particulares de cada caso se transforman en hembras funcionales.

En un grupo de peces payaso siempre existe la figura de la hembra y el macho dominantes que son los únicos que se reproducen.

Si el macho muere es sustituido por el siguiente macho en el escalafón jerárquico. Si la hembra muriese es reemplazada por un macho secundario que cambia de sexo.

Las parejas por lo general son fácilmente distinguibles porque la hembra es más corpulenta.

Las parejas son sencilla de obtener. Si introducimos un grupo de entre dos y cuatro ejemplares con el paso de algunos meses se formará una pareja de forma espontánea ya que uno de los ejemplares se desarrollará en hembra.

Leer más artículos sobre el mantenimiento de peces marinos en acuario

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta