El acuario natural plantado de bajo mantenimiento

Share on twitter
Comparte

inicio > Artículos sobre Plantas Agua Dulce > El acuario natural de bajo mantenimiento

El acuario de bajo mantenimiento es a priori un concepto muy atractivo. En este entorno las plantas toman el protagonismo en el equilibrio biológico quedando la mano del aficionado en un segundo término.

Un acuario de bajo mantenimiento no significa en ningún caso ningún mantenimiento.

En estos acuarios denominados naturales las plantas son en realidad las encargadas de sintetizar metabolitos y oxigenar el agua. Aunque nos recuerde de primeras a un acuario holandés su aspecto es más natural ya que las tareas de poda y replantado son más esporádicas.

Estos acuarios naturales de bajo mantenimiento requieren de un sistema de movimiento de agua en superficie para el intercambio gaseoso, un calentador y un equipo de iluminación, salvo que las plantas elegidas funcionen con luz indirecta. Además requerirán de un mínimo control diario para contrastar que los equipos estén funcionando.

Las plantas que citaré a continuación también son válidas para todos aquellos aficionados recién llegados que se hacen con un kit de acuario que siempre presenta deficiencias en sus capacidades lumínicas.

El acuario natural plantado de bajo mantenimiento
El acuario natural plantado de bajo mantenimiento

Respecto al sustrato… emplearemos uno de granulometría media que no apelmace y permita la circulación interior evitando zonas anaeróbicas. No hace falta incluir ningún tipo de abonado ni sustrato enriquecido lo que beneficiará las labores de sifonado. Podemos contar con un abono líquido que emplearemos en función de la cantidad de plantas, no de los litros y las instrucciones del fabricante.

En resumen: El objetivo es un acuario muy plantado con especies de plantas que funcionen muy bien, sin una atención excesiva, a pesar de contar con una equipación modesta. Es importante para lograr este objetivo y alargar los mantenimientos ser conscientes de que el número de ejemplares de peces debe ser moderado al igual que su tamaño. De otro modo es imposible.

Plantas acuáticas perfectas para el acuario de bajo mantenimiento

Las plantas que enumero a continuación no son tan sofisticadas ni presentan la belleza de muchas otras a las que estamos acostumbrados a admirar en acuarios de los denominados top. Sin embargo su gran capacidad de adaptación y su sencillo mantenimiento las convierten en perfectas para este tipo de acuario.

Todas ellas son especies cosmopolitas sin unas exigencias altas que se adaptan con sencillez a condiciones acuáticas muy distintas, como por ejemplo una iluminación con intensidad deficiente entre 0,25 y 0,5 watios litro si todavía trabajamos con fluorescentes.

El acuario natural plantado de bajo mantenimiento
El acuario natural plantado de bajo mantenimiento

En el caso de iluminaciones muy pobres no queda otra solución que acercar aquellos ejemplares más exigentes al foco de luz alejando a las especies con menor requerimiento. Muchas de ellas serán capaces de sobrevivir incluso con luz indirecta solar, sin necesidad de iluminación.

Partiendo de la base de que cada planta requiere de un tipo de agua escogeremos aquellas que requieren de aguas ligeramente duras y alcalinas. En estas condicioines las plantas son capaces de obtener CO2 a partir de los bicarbonatos disueltos en el agua cuando no hay CO2 disponible.

El consumo de CO2 lleva emparejado directamente un aumento del PH. Este aumento de pH pone en riesgo aquellas especies de peces sensibles con las condiciones alcalinas del agua.

Un ejemplo de esta reacción biológica en el acuario es la Egeria densa. El aumento de los carbonatos es visible a simple vista por la acumulación de carbonato cálcico en la superficie de las hojas.

Este proceso de aumento de pH no es tan acusado como parece entenderse en el párrafo ya que acuarios muy plantados tienden a disminuir el pH al presentar muchas fuentes orgánicas en descomposición como son las propias hojas muertas.

La Egeria densa, Anacharis, Elodea, es una especie complicada de aclimatar en en entornos tropicales a pesar de ofrecerle las dureza y el pH requeridos. El punto crítico de la especie es la iluminación. Mantenido en acuarios de agua fría sus posibilidades de durabilidad se incrementan ya que las condiciones le son más favorables.

Otra especie adecuada, esta vez considerándola como flotante por tanto no enraizada al fondo, es el Ceratophyllum demersum. Es una planta que podemos mantener tanto en acuarios de agua fría como templada. Podemos obtener plantas con tallos muy ramificados que llegan a superar el metro de largo.

Estaría especialmente indicada para su uso en el acuario natural por su gran capacidad para absorber metabolitos y proporcionar oxígeno, esto sin contar con la capacidad de protección a las larvas de peces y la generación de infusorios.

He leído en alguna publicación que el Ceratophyllum produce una sustancia química que impide el desarrollo de las algas pero no es una información contrastada.

El Ceratophyllum puede compartir la superficie con otras especies de plantas flotantes ya que no requiere de una iluminación muy intensa como si le ocurre a la Riccia. Podemos incluso mantenerla con una plaga como la Lemna minor (lenteja de agua) siempre que no cubra al Ceratophyllum por completo.

El acuario natural plantado de bajo mantenimiento
El acuario natural plantado de bajo mantenimiento

Otro de los géneros perfectos para este tipo de acuarios es el de las Vallisnerias. Su gran capacidad de desarrollo generando hijuelos por espolones de forma sencilla, pocos requerimientos de iluminación y con la calidad del agua la convierten en una candidata perfecta.

A pesar de lo comentado la Vallisneria se desarrolla en aguas con dureza media a alta. En aguas blandas puede sobrevivir pero su desarrollo se ve muy menguado al igual que su coloración. También es una planta intermedia entre al acuario tropical y el de agua fría, en especial la especie Vallisneria spiralis

Por lo general podemos mantener Vallisnerias con otras plantas siempre que sus largas cintas no lleguen a tapar por completo las hojas de plantas más bajas y no reciban luz. Mantenidas con Ceratophyllum en superficie la mezcla es perfecta porque está planta no genera una sombra excesiva.

Una más y muy interesante sería la Riccia fluitans. Presenta un gran adaptabilidad pudiendo ser mantenida de forma flotante que sería su forma natural. Estamos acostumbrados a verla en forma de césped en primer plano por no es viable mantenerla así si no disponemos de una potente iluminación y aporte de CO2.

A diferencia con el Ceratophyllum a la Riccia no le va bien la competencia con otras plantas flotantes como la lenteja de agua, Lemna.

El acuario natural plantado de bajo mantenimiento
El acuario natural plantado de bajo mantenimiento

Los helechos del género Ceratopteris. También una opción de mucho interés para este tipo de acuario teniendo en cuenta que es una de las plantas que mantenida de forma flotante es de las más resistentes.

El mayor problema de los Ceratopteris es que su rápido crecimiento nos obliga a hacerles un leve mantenimiento de poda para que no colapsen la superficie. Para que te hagas una idea de su rápido desarrollo cuando manteníamos tubos fluorescentes T8 las hojas de la Ceratopteris llegaban a quemarse al emerger.

De entre todas las especies de Ceratopteris existen algunas recomendaciones para su forma flotante como por ejemplo Ceratopteris thalictroides, C. cornuta y C.pteriodes

El acuario natural plantado de bajo mantenimiento
El acuario natural plantado de bajo mantenimiento

La Hygrophila polysperma. También es otra especie con facilidad para aclimatarse a las condiciones de este tipo de acuario dotado de poca iluminación. Siendo las ideales para que sean los primeros ejemplares en poblar el acuario. Aunque funcionarán durante un tiempo sin mantenimiento es imprescindible podarlas y replantar los tallos cortados para mantener y fortalecer la colonia, al menos una vez al mes.

La Hygrophilas son plantas poco exigentes aceptándonos todo tipo de cortes del tallo. Requieren de aguas moderadamente blandas e iluminación media, preferiblemente en aquellas zonas del acuario poco sombreadas por las plantas flotantes.

Y por fin unas clásicas entre las clásicas con muchas ventajas y pocas contras, con una capacidad de adaptación extrema que no pueden faltarnos, el Microsorium pteropus, el helecho de Java y la Vesicularia dubyana o musgo de Java.

Vídeo: Plant Species Profile # 5: Water Sprite (Ceratopteris thalictroides)
Autor: MrReyno Tanks

inicio > Artículos sobre Plantas Agua Dulce > El acuario natural de bajo mantenimiento

Share on twitter
Compartir

Deja una respuesta