Elegir e instalar nuestras plantas de acuario

inicio > Plantas de acuario > Eligiendo nuestras plantas de acuario

Ya se han publicado en esta Guía algunas fichas de especies de plantas aptas para el mantenimiento en acuario. Se irán publicando paulatinamente nuevas fichas con las características de cada especie y detalles sobre su mantenimiento.

En esta ocasión vamos a hablar del momento en el que compramos nuestras plantas y las llevamos al acuario. Vamos a recapacitar un poco tanto en el cómo las elegimos y después como las adaptamos y aclimatamos.

Comenzando por el principio lo adecuado sería llevar una idea lo más precisa de lo que estamos buscando, bien porque conocemos las condiciones del agua e iluminación del acuario y bien porque tenemos claro dónde vamos a instalarla y tenemos claro que vamos a elegir la especie apropiada para que no se nos vaya de las manos.

Este planteamiento nos evitará por un lado elegir especies que difícilmente se van a adaptar y acabarán por frustrarnos y por otro nos evitará comprar muchas especies diferentes que darán un aspecto poco natural a nuestro acuario. Si elegimos varios ejemplares de pocas especies y los agrupamos la visión general será mucho más natural y muchísimo más estética además de reproducir el hábitat natural donde rara vez conviven más de dos o tres especies diferentes en un pequeño espacio.

Echinodorus reni, planta de roseta de fácil mantenimiento
Echinodorus reni, planta de roseta de fácil mantenimiento

Existen muchas especies que se crían de forma emergida: Echinodorus, Cryptocoryne, Anubias y otras muchas plantas de tallo. En un inicio además de plantearse una introducción progresiva sería recomendable comenzar con especies de cría sumergida. Estas especies sumergidas se adaptan mucho más rápido al acuario y obtendremos mejores resultados a corto plazo por lo que nuestro grado de satisfacción y compromiso con la afición a la acuariofilia se verá reforzado.

Con géneros como las Vallisnerias, Ceratophyllum y prácticamente todas las Hygrophilas nos aseguramos su procedencia sumergida. Las Cabombas también se crían de esta manera pero son plantas muy complejas para aficionados recién llegados.

Seleccionando nuestras plantas de acuario en el comercio

Debemos observar a la hora de elegir nuestros ejemplares que la planta presente un buen aspecto. Debemos fijarnos en el color de las hojas descartando ejemplares con hojas pálidas o amarillentas. Nos fijaremos también en la base del tallo, en él se deben de poder observar pequeñas raíces incipientes y ningún síntoma de descomposición de la planta.

En las plantas de bulbo debemos tener en cuenta el tamaño del mismo eligiendo el de mayor tamaño posible. Esta observación la completaremos eligiendo aquella planta cuyas hojas parezcan que acaban de desarrollarse. En géneros como Nymphaea y Aponogeton debemos descartar ejemplares con las hojas muy grandes. Estos tardarán más en adaptarse e incluso pueden entrar en fase de reposo.

Cualquier daño en sus bulbos debe advertirnos de no adquirir el ejemplar. Tampoco deberíamos adquirir plantas del género Nymphaea sin bulbo ya que su adaptación es complicada.

Cryptocoryne parva es una de las especies más pequeñas del género y con menores requerimientos.
Cryptocoryne parva es una de las especies más pequeñas del género y con menores requerimientos.

El momento de introducir nuestras plantas naturales en el acuario

Debemos obviamente de haber instalado un sustrato adecuado según las necesidades teóricas de los ejemplares adquiridos. Es conveniente quitar las tiestos de plástico y las alfombrillas que cubren las raíces, en lo posible podar esta raíces, lo justo para que puedan anclar al ejemplar, y desinfectar la planta con lejía diluida en agua. De lo contrario es muy probable que introduzcamos plagas en el acuario, la más común los caracoles, generalmente del género Melanoide que después nos costará muchísimo erradicar. Los tratamientos contra estas plagas suelen estar basados en sulfato de cobre que daña a los invertebrados. Si tenemos un acuario de cuarentena no es mala idea tratar allí a nuestras plantas antes de introducirlas al acuario.

En el momento de la plantación, tan importante como obvio, no hacer el agujero con el tallo y las raíces sino con el dedo de forma previa al plantado. No enterrar en demasía el cuello de la planta poniendo especial cuidado en las de roseta. Debemos tratar de no machacar ni dañar los tallos y plantar uno a uno de forma individual. Aquellos ejemplares de tallo con hojas de nacimiento muy bajo es recomendable eliminar éstas para no enterrarlas y provocar que se pudran.

Es una práctica muy adecuada enterrar las plantas de tallo un poco más de la cuenta para poder tirar después de ella ligeramente para que sus raíces queden lo más rectas posible.

La Nymphaea stellate es un Nenúfar de bulbo con origen en Sri Lanka
La Nymphaea stellate es un Nenúfar de bulbo con origen en Sri Lanka

Con las plantas de bulbo la práctica de plantado es similar con la excepción de aquellos en los que todavía no se aprecian las hojas. En este caso debe quedar por encima de la superficie el punto de nacimiento de las mismas. Con las Nymphaea cuyas hojas no salen directamente del bulbo sino de una planta unida a éste por un estolón deberemos de enterrar correctamente las raíces dejando el bulbo y el estolón fuera del sustrato.

Una última recomendación sería la de no juntar demasiado unos ejemplares con otro provocando la creación de sombras. Ante esta situación es muy normal que pierdan hojas rápidamente y la separación entre los internudos de nacimiento de las hojas se alarguen en exceso creando un efecto visual muy feo.

Os dejo el enlace a un artículo dedicado al plantado de los tres tipos de plantas principales: Tallo, raíz y bulbo

Aponogeton Ulvaceus es una especie de planta de bulbo procedente de Madagascar
Aponogeton Ulvaceus es una especie de planta de bulbo procedente de Madagascar

Leer más artículos sobre plantas para el acuario de agua dulce

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies