El hierro como compuesto nutricional y su relación con las plantas de acuario

inicio > Plantas de acuario > El hierro y su relación con las plantas de acuario

Los elementos nutricionales necesarios para el desarrollo de las plantas pueden llegar a ser factores limitantes si no se encuentran en las condiciones y concentraciones adecuadas para poder ser aprovechados. Conocer estos elementos resulta imprescindible para poder actuar sobre sus concentraciones a fin de potenciar el mayor crecimiento posible de nuestras plantas de acuario.

Podríamos enumerar como factores exteriores de crecimiento de las plantas de acuario: el agua, la luz, la temperatura, y las fuentes de energía entendiendo como tal el CO2 y Oligoelementos o trazas.

Hablando en concreto de las fuentes nutritivas para el desarrollo de nuestras plantas podemos centrar el foco en los siguientes aspectos: Carbono, Hidrógeno y Oxígeno. El Carbono y el Oxígeno constituyen la mayor parte de la materia seca de las plantas.

Además de Carbono y Oxígeno los tejidos de las plantas contienen numerosos elementos químicos.

Las plantas pueden absorber a diferentes niveles los compuestos químicos disueltos en el medio entendiendo como esenciales para su desarrollo los que cumplen las siguientes reglas:

  • La falta absoluta de un elemento esencial impide el desarrollo de la planta
  • Esta falta o deficiencia del elemento esencial sólo puede ser corregida suministrando ese elemento y no otro.
  • El elemento químico es esencial para el desarrollo de la planta por formar parte de alguna sustancia esencial o por ser necesario para la realización de determinadas funciones vitales
El hierro como compuesto nutricional y su relación con las plantas de acuario
El hierro como compuesto nutricional y su relación con las plantas de acuario

Los elementos esenciales para las plantas se distinguen entre los denominados Macroelementos y Microelementos en función de las cantidades consumidas de cada uno de ellos. Entre las dos clasificaciones podríamos enumerar 28 compuestos esenciales: Carbono, Oxígeno, Calcio, Magnesio, Potasio, Sodio, Bicarbonato, Sulfato, Azufre, Cloruro, Fosfato, Fósforo, Nitrato, Amonio, Hierro, Manganeso, Cobre, Cinc, Litio, Cobalto, Níquel, Titanio, Estaño, Molibdeno, Boro, Aluminio y Yodo.

Dentro de esta clasificación inicial por cantidades consumidas podríamos establecer una segunda categoría con tres clasificaciones más:

  • Macroelementos primarios conociendo como tal aquellos elementos empleados por las plantas en cantidades elevadas como por ejemplo el fósforo, el nitrógeno y el potasio.
  • Macroelementos secundarios también consumidos en cantidades relativamente grandes pero tienen relación con la dureza del agua: calcio, magnesio, azufre.
  • Microlementos secundarios, también necesarios para el desarrollo, pero con una cantidad demandada mucho menor, en algunas ocasiones insignificante: hierro, manganeso, cinc, cobre, molibdeno, boro o cloro.

En los hábitats naturales de las plantas las condiciones de pH están equilibradas y los grados de dureza de carbonatos y dureza total muestran unos niveles uniformes en el tiempo con un aporte permanente de oligoelementos. En el acuario sin embargo este equilibrio es complejo de lograr. En este entorno artificial las plantas casi siempre sufren de un exceso de material nitrogenado y fosfato. En el acuario la dureza del agua también varía a lo largo de las horas y la presencia de microelementos es testimonial sólo administrándolos cuando se realizan cambios de agua.

Ante estos desequilibrios debemos ser nosotros quienes tomemos acción con objeto de disfrutar de unas plantas naturales lo más sanas posibles.

El hierro como compuesto nutricional y su relación con las plantas de acuario
El hierro como compuesto nutricional y su relación con las plantas de acuario

Por norma general el agua del acuario presenta uno niveles de pH, dureza total y temporal equilibrados en los niveles adecuados para las especies de peces mantenidos. La presencia de Nitratos y fosfatos también debe estar controlada realizando periódicos cambios de agua para controlarlos.

Por tanto si en nuestro acuario se cumple lo indicado en el párrafo anterior nos bastaría con añadir los oligoelementos necesarios no incluyendo en estos el Oxígeno y el Carbono que requieren una explicación a parte.

El hierro como elemento esencial para el desarrollo de las plantas de acuario

Hay muchos especialistas que citan al hierro como factor esencial para el desarrollo de las plantas de acuario. En la naturaleza este compuesto es muy abundante, mayoritariamente en los suelos, pudiendo estar presente en forma de ión ferroso (Fe2+) o ión férrico (Fe3+) cada uno con sus particularidades de solubilidad.

Por lo general las plantas absorben el hierro en forma de ión férrico y quelatos. Dentro de las plantas el presente es el ión ferroso. El hierro en las plantas forma parte de diversas enzimas de oxidación así como en la formación de la clorofila. La carencia del hierro se manifiesta en forma de “clorosis” amarilleando las zonas de las hojas presentes entre los nervios. Esta “clorosis” se muestra primero en hojas jóvenes ya que el hierro es un elemento estático presente en los tejidos que no puede pasar de una hoja a otra. En casos extremos la hoja se torna blancuzca y muere.

La falta de hierro asimilable se manifiesta de forma diferente según especies y variedades.

Los diferentes elementos nutricionales están relacionados entre sí. La falta o abundancia de uno limitan la absorción de otros lo que influye directamente en los niveles de desarrollo. Es el motivo por lo que en ocasiones la Clorosis está motivada por el exceso de elementos tales como el cobre, el cobalto, cadmio y en menor medida el cinc y el cromo. Lo mismo puede ocurrir ante la presencia excesiva de compuestos nitrogenados. Otro ejemplo es la falta de potasio que impide la asimilación del hierro y por tanto genera Clorosis. Lo mismo ocurriría ante un exceso de potasio.

El hierro como compuesto nutricional y su relación con las plantas de acuario
El hierro como compuesto nutricional y su relación con las plantas de acuario

Por ello aunque podamos determinar que el amarilleo de las hojas se debe a una falta de hierro en realidad está causado por carencias de manganeso y/o cobre, cinc, magnesio o molibdeno.

Esta afirmación nos lleva a plantear el añadir compuestos nutritivos o oligoelementos no de forma individual ya que no sabemos con certeza las proporciones presentes sino en su conjunto. Esta es la razón por lo que aditar hierro de forma individual no es solución para frenar una clorosis.

Aunque aditar hierro debería ser por si sólo la solución ante un clorosis hacerlo no resulta tan sencillo por sus diferentes modos de comportarse. Por ejemplo, aditanto una sal ferrosa como el sulfato ferroso ( o cloruro) el hierro se oxida rápidamente convirtiéndose rápidamente en hidróxido férrico lo que no es asimilable por las plantas con excepción de aquellas que cuentan en sus raíces con sistemas especiales que lo puedan asimilar.

Obtenido a base de ácidos orgánicos como el presente en ácidos cítricos, oxálico o tartárico tampoco puede ser asimilado ya que son eliminados rápidamente por los microorganismos bacterianos.

Lo más adecuado es emplear compuestos orgánicos del tipo quelato disponibles en los productos comerciales. Estos quelatos de hierro son muy estables ante diferentes niveles de pH. Con niveles superiores a 6,5 de pH no provoca la precipitación del hierro en forma de hidróxido férrico.

Los niveles presentes de hierro en los hábitats naturales dependiendo de la zona y época del año fluctúan entre 0,1 mg/l y 0,4 mg/l. Dosis superiores a 0,2 mg/l pueden llegar a ser tóxicas para el resto de vida acuática. Por ello concentraciones entre 0,05 y 0,1 mg/l son suficientes para cubrir las necesidades de la plantas sin poner en riesgo la vida de los peces.

Leer más artículos sobre plantas para el acuario de agua dulce

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies