Sagitaria subulata, planta de césped para primer plano

Share on twitter
Comparte

inicio > Plantas de acuario > Sagitaria subulata

La Sagitaria subulata, es un planta de pequeño tamaño que se desarrolla generando una especie de tapiz por la superficie del sustrato. Se le podría denominar como una planta enana por lo general bastante resistente que podemos emplear como césped.

Presenta diferntes sinónimos lo que confunde en mucho al aficionado: Sagitaria subula, Sagitaria natans y Sagitaria pusilla.

Existe otra especie de Sagitaria, dentro de la familia de las Alismataceas, de mayo tamaño como es la S. platyphylla empleada para la zona media del tanque de un tamaño bastante superior.

La S. subulata sin embargo es una planta muy pequeña que sólo podremos apreciar adecuadamente si la plantamos en el primer plano. Sobre el sustrato enraizará y si las condiciones son las adecuadas se irá extendiendo hasta cubrirlo. La presencia de otras plantas no frena su avance lo que con el tiempo nos dará un aspecto más natural al acuario.

Este desarrollo tan rápido obviamente es muy satisfactorio para cualquier aficonado ya que genera unas panorámicas muy bonitas del acaurio.

Sagitaria subulata, césped para el primer plano del acuario
Sagitaria subulata, césped para el primer plano del acuario

Las Sagitarias son Monocotyledoneas. Este tipo de plantas sólo presentan un cotyledón o embrión lo que nos señala un crecimiento apical, esto se traduce en un mayor desarrollo de las puntas de cada rama incluida el tallo principal pero en las secundarias apenas se aprecia el crecimiento.

En las Monocotyledoneas es habitual que presenten raíces primarias con una disminuida prolongación. Sus hojas por lo general se presentan seriadas de dos en dos. En el caso particular de las Alismataceas la mayoría de especies muestran un carácter palustre aunque no extensible a todas.

La S. subulata es originaria de los Estados Unidos. Su centro de dispersión es a lo largo de las zonas más cálidas, en los estados situados al este.

Habitan zonas de aguas pantanosas y remansos siempre de cursos tranquilos o lentos.

A pesar de su pequeño tamaño y su aparente debilidad la planta se agarra bien al sustrato y es capaz de resistir torrentes o crecidas con corriente en su hábitat. Vive completamente sumergida y tiende a florecer al decrecer el nivel de las aguas.

Es muy robusta por lo que su desarrollo puede degenerar en plaga.

Dependiendo de las diferentes zonas climatológicas y de cultivo pueden presentar aspectos diversos. Por tanto podemos encontrarnos ejemplares más gracilíneos con hojas más prolongadas y finas o la versión nana también denominada Sagitaria filiformis.

Sagitaria subulata, césped para el primer plano del acuario
Sagitaria subulata, césped para el primer plano del acuario

Mantenimiento en acuario de la Sagitaria subulata

Los ejemplares que podemos localizar en el comercio son todos de procedencia asiática. Si conseguimos ejemplares robustos y frescos que podamos introducir al acuario en breve espacio de tiempo se adaptarán con gran facilidad.

Muchas especies de sagitarias presentan similitudes morfológicas con con especies de los géneros Echinodorus y Vallisnerias, siempe en ejemplares jóvenes. Sólo los expertos son capaces de distinguirlas a través de la observación de la posición de sus órganos vegetativos.

Las raíces de la S. subulata son blancas, muy finas y bastante largas llegando alcanzar entre los 8 y 10 cm. La longitud lo marcará el tipo de sustrato donde habite. La planta dispone sus hojas en pares en número de 10 o 12 alcanzando una talla de unos 10 cm de longitud por 4 mm de ancho.

Las hojas presentan una nervatura suavemente marcada donde se aprecia el nervio medio y los paralelos. Están más acentuados en el anverso que en el reverso. Su coloración es verde intenso pero puede variar en sus matices o tonalidades dependiendo de la época del año. En acuario como no se producen variaciones estacionales mantendrá siempre el mismo aspecto.

La hoja sale del tallo en forma de roseta inclinándose hacia fuera. En invierto las hojas están más caídas. Con el calor y la luz estás se elevan manteniendo la inclinación. Estas hojas muestran forma de espada con el borde foliar entero o simple, el ápice (o punta de la hoja) es muy agudo con forma de cuña. Es más gruesa en la base que en su punta.

La reproducción se realiza de forma vegetativa a partir del tallo por rizomas que se reproducen por estolones. Los estolones pueden alcanzar entre los 10 y 12 cm de color verde del que van surgiendo nuevas plantas. Una vez generada la nueva planta se sigue propagando el rizoma por el sustrato dando origen a nuevas plantas.

Siempre es mejor cortar el nexo entre el vástago y la planta madre para mejor desarrollo del hijuelo.

Sagitaria subulata, césped para el primer plano del acuario
Sagitaria subulata, césped para el primer plano del acuario

En su hábitat natural las Sagitarias viven perfectamente adaptadas a fondos mixtos de arena y arcilla. Se adaptan a un ancho rango de temperaturas… entre los 18 y 26º por lo que resulta una excelente elección para nuestro acuario de agua fría sin calentador.

Por encima de los 28ºC comienza a sufrir. Tampoco debemos mantenerla por debajo de los 15º. Su desarrollo se potencia en entornos de pH neutros entre 6,8 y 7,3. Dureza media entre 8 y 15 Gh. Iluminación intensa.

Agradecen una agua limpia resultante de un filtrado eficaz. Debemos plantarla en grupos con espacio entre las diferentes colonias de plantas.

Leer más artículos sobre plantas para el acuario de agua dulce

Los derechos de autor de todas las fotografías pertenecen a sus dueños originales. Se publican indicando el autor con intenciones divulgativas. Si algún autor siente dañados sus derechos de autor que se ponga en contacto con nosotros para proceder a retirar la imagen.

La Guía del acuario es un proyecto, personal, divulgativo sin ánimo de lucro. Todos los ingresos publicitarios de lograrse van destinados a costear los gastos de la publicación.

Share on twitter
Compartir