Iluminación correcta para las plantas de acuario

Share on twitter
Comparte

inicio > Artículos sobre Plantas Agua Dulce > Iluminación correcta para plantas de acuario

El sol es la fuente natural de luz de nuestro planeta. Esta estrella presenta una situación química muy inestable lo que provoca la emisión permanente de pequeñas partículas denominadas fotones. Estas partículas vibran con una cierta amplitud que es lo que se conoce como amplitud de onda.

El ojo humano no percibe más allá de ciertos fotones cuya longitud de onda se encuentra comprendida entre 380 y 760 nm. En ellos se hayan comprendidos los fotones violetas, azules, verdes, amarillos, naranjas y rojos. Todos juntos es lo que percibimos como una luz uniformemente blanca.

Además de los fotones rojos llegan también los infrarrojos que resultan invisibles. Estos pueden ser detectados a través del calor. En el otro extremo del espectro se encuentran los fotones violetas explotados por ejemplo en la esterilización a través de lámparas ultravioletas.

La evolución ha logrado que los organismos vivos se hayan adaptado a unas determinadas condiciones lumínicas y por tanto resulten muy exigentes con este concepto. Los peces por lo general emplean la luz como ayuda necesaria en sus desplazamientos y ocupaciones diarias. Con las plantas esto resulta totalmente diferente.

La clorofila no acepta más que ciertos fotones

Los animales y vegetales comparten el mismo mecanismo de la respiración que consiste en llevar oxígeno al interior de las célula con objeto de quemar azúcar que es el verdadero combustible de la maquinaria celular.

Los animales se abastecen de azúcares a través de la alimentación. Los vegetales sin embargo los fabrican a través del proceso de la fotosíntesis.

Iluminación correcta para las plantas de acuario
Iluminación correcta para las plantas de acuario

La planta absorbe las materias primas que son el agua y el gas carbónico. Estos elementos son descompuestos y sólo una pequeña porción de ellos son empleados para fabricar azúcar. Para ello la planta necesita muchísima energía.

Esta es la función de la clorofila. La clorofila se encuentra en forma de molécula por millones al nivel de las células de las hojas y los tallos de las plantas. Son rápidamente reconocibles por su color verde.

El azúcar producido se almacena para un posterior consumo. El oxígeno sin embargo se expulsa al exterior.

La clorofila en realidad no genera energía, su acción es recuperar la energía presente en los fotones.

Cuando un fotón llega a la hoja este penetra alcanzando las células que contienen la clorofila. Si su amplitud de onda es la correcta es aprovechable por las moléculas.

Sólo determinados fotones son lo suficientemente pequeños para poder entrar en la hoja pero en realidad son lo suficientemente grandes para activar el mecanismo.

Existen dos tipos de moléculas de clorofila: La clorofila A que funciona con fotones de longitud de onda de 450 nm (azules) y la clorofila B que requiere fotones con longitud de 650 nm (rojos). El resto no resultan de utilidad para la planta por lo que no son absorbidos y son reflectados dando a la hoja el color verde al que estamos acostumbrados.

El espectro lumínico para las plantas de acuario

Iluminación correcta para las plantas de acuario
Iluminación correcta para las plantas de acuario

Las plantas que mantenemos no disponen del espectro lumínico que ofrece la luz solar. En la mayoría de ocasiones se deben conformar con el punto e intensidad lumínica que instalemos. Para no equivocarnos y garantizar un óptimo desarrollo de las plantas es imprescindible seleccionar aquellas fuentes de luz que garanticen las longitudes de onda comentadas.

La primera cosa que debemos valorar es el aspecto cualitativo: La luz que instalemos debe poder proveernos de fotones azules y rojos. La ausencia de éstos no podremos compensarla con una mayor potencia lumínica.

Todos los fabricantes reputados cuentan con iluminaciones indicadas para este objeto. La forma de comprobar su idoneidad es a través del análisis de los espectros de emisión. Para ello debemos estudiar los gráficos que acompañan a los equipos lumínicos generalmente en el folleto de instrucciones o publicitario.

El espectro adecuado para las plantas naturales obviamente deberá emitir picos cerca de los 450 y 650 mm. De lo contrario no es el adecuado.

Existen un aparato que comercializaba en mi etapa profesional y que he decir que no tubo mucho éxito. Este era un espetómetro con el que podías ver la emisión de luz a lo largo del espectro lumínico. Podéis saber más sobre él a través de la consulta.

Cuando aparecían lo similar a una pieza dental que falta en la dentadura te das cuenta que la lámpara ha dejado de emitir en ese color y es el momento de cambiarlo. Es importante este tipo de comprobación porque aunque nuestro punto de luz siga emitiendo puede que los fotones necesarios ya no estén.

El segundo criterio necesario para elegir nuestra fuente de luz es el aspecto cuantitativo. La cantidad mínima de fotones correctos para el desarrollo de las plantas. El flujo luminioso (F) es la medida de la cantidad de luz (de fotones) emitida por una fuente luminosa por unidad de tiempo. Este flujo se expresa en lúmenes (lm).

Hablando de tubos fluorescentes la media perfecta es la de 30 lúmenes por litro de agua. Un ejemplo para un acuario de 200 litros sería de 6000 lúmenes.

En la naturaleza se reciben hasta 100.000 lúmenes mientras el sol está en su posición más vertical respecto a la tierra, 20.000 en días nublados y 1.000 a la sombra. Es sorprendente pero se pueden medir por el reflejo hasta 0,2 a la luz de la luna.

Iluminación correcta para las plantas de acuario
Iluminación correcta para las plantas de acuario

Para convertir los lúmenes en potencia eléctrica es necesario conocer la eficacia luminosa de la fuente. Es simplemente la relación entre el flujo luminoso emitido y la potencia eléctrica consumida. Para un tubo fluorescente la media es de 50 lúmenes por vatio. En iluminación led siempre dividimos por 4 las necesidades de vatios.

En los tubos fluorescentes podemos determinar la eficacia luminica del mismo (lúmenes por watio) identificado con la letra E. Por ejemplo en un Grolux con una eficacia lumínica de 20 tenemos que dividir los 6000 lúmenes entre 20 y obtenemos 300 vatios de potencia.

Existe también una correspondencia entre la longidud de la fuente lumínica y su potencia (siempre hablando de tubos no de leds), por ello en todos los tubos se señalan la longitud en mm y su correspondiente potencia en vatios.

Para obtener esta medida debemos dividir la potencia eléctrica aconsejada entre la potencia unitaria de cada tubo para obtener el número de fuentes luminosas a instalar… en el ejemplo comentado los 300 vatios de potencia se dividen por los vatios que nos da cada tubo. Si vamos a instalar tubos de 90 cm con 30 vatios de potencia cada uno necesitaríamos 10 tubos de la luz comentada, el antiguo modelo grolux.

La iluminación perfecta para las plantas de acuario no siempre tiene que ser buena para poder admirar a nuestros peces y plantas con los mejores colores. Por este motivo se debe combinar con otras fuentes que nos permitan conseguir una mejor apariencia natural debido al reflejo de los fotones no aprovechados y conseguir una luz blanca.

Por concluir existe un pequeño recurso ante una fuente lumínica algo pobre en el acuario y es la de cuidar la temperatura y la concentración de gas carbónico en el agua ya que la acción fotosinténtica está estrechamente relacionada con estos dos aspectos. La presencia de oligoelementos como el hierro disuelto también juega un papel crucial en los procesos fotosintéticos.

Leer más artículos sobre técnica de plantas de acuario

Share on twitter
Compartir

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Rafa Prieto

    Enhorabuena por su trabajo de divulgación. Quisiera hacerle una consulta, vista la amplitud de la oferta de equipos en el mercado, y siendo la mayoría de fabricantes chinos… ¿Tiene sentido la compra de un espectrofotómetro para saber objetivamente los datos de longitud de onda, lumens, etc. y cubrir adecuadamente las necesidades de las plantas? Desconozco si es un dispositivo asequible o solo se usa en el ámbito profesional. Gracias!

    1. acuarioadmin

      Saludos Rafa, muchas gracias por tus comentarios.
      Respecto a la elección de la lámpara yo me fijaría realmente en la solvencia, prestigio y garantía del fabricante. Muchos productos se fabrican en China con patente extranjera por cuestiones que todos conocemos.

      Yo el Espectrofotómetro lo descartaría porque no son baratos. lo que si te recomendaría si lo consigues es un espectro-foto-colorímetro con el que vas a poder ver en que zonas del espectro lumínico están emitiendo las lámparas así como poder comprobar si pierden ancho de espectro con el tiempo. Te dejo un enlace por si lo consideras de interés.
      Cómo medir la luz en todo su espectro?

Deja una respuesta